Y VISTA: La presente causa caratulada OPOSICIÓN A LA PRISIÓN PREVENTIVA ARTICULADA POR LOS DRES. PÉREZ MORENO ALEJANDRO A. Y MAYER

Please download to get full document.

View again

of 26
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Categories
Published
AUTO INTERLOCUTORIO NÚMERO: Villa Dolores, diecinueve de julio de dos mil dieciocho.- Y VISTA: La presente causa caratulada OPOSICIÓN A LA PRISIÓN PREVENTIVA ARTICULADA POR LOS DRES. PÉREZ MORENO ALEJANDRO
AUTO INTERLOCUTORIO NÚMERO: Villa Dolores, diecinueve de julio de dos mil dieciocho.- Y VISTA: La presente causa caratulada OPOSICIÓN A LA PRISIÓN PREVENTIVA ARTICULADA POR LOS DRES. PÉREZ MORENO ALEJANDRO A. Y MAYER LUCIANO P. CO-DEFENSORES DEL IMPUTADO A. EN RELACIÓN AL EXPTE. PPAL FISCALÍA DE INSTRUCCIÓN DE CURA BROCHERO- (ART. 338 DEL C.P.P) (Expte. N ).- DE LA QUE RESULTA: 1).- Que a fs. 01/18, comparecen los Dres. Luciano Pablo Mayer y Alejandro A. Pérez Moreno, en su condición de abogados co-defensores del imputado A., y solicitan la habitación de la Feria Judicial a los fines de tratar la oposición a la prisión preventiva de su defendido, que presentan en función del art. 338 del CPP, en los siguientes términos: 1ero.- Objeto: Que con fecha 06/07/2018 fuimos notificados electrónicamente del decreto en cuya parte dispositiva, la S.F.I. expresa...resuelvo: I) Ordenar la Prisión Preventiva (arts. 281, 281 bis, 281 ter, 282 y 336 del C.P.P.) del imputado A. a quien se le atribuye en calidad de autor, la comisión del delito tipificado penalmente como ABUSO SEXUAL CALIFICADO en perjuicio de V. de treinta y ocho años de edad (arts º párr.., del C.P.), en calidad de autor (art. 45 del C.P.) Es por ello, que venimos en tiempo y forma a formular expresa oposición, a la prisión preventiva ordenada en la resolución de marras, de acuerdo a lo normado por los arts. 338, correlativos y concordantes de la ley ritual. No existen fundamentos sólidos para sostener, la probable existencia del hecho imputado, mucho menos que nuestro ahijado procesal intentará eludir la acción de la justicia o entorpecer su accionar, por lo que sostiene esta Defensa que no hay fundamento para romper la regla que ordena la medida de coerción, ahora puesta en crisis de los presupuestos de indispensabilidad, subsidiariedad, proporcionalidad y cautelaridad art. 42 de la Constitución Provincial; 3 y 281 C.P.PC. Por lo cual solicitamos su inmediato Recupero de la Libertad, teniendo en cuenta para ello especial consideración en las circunstancias de hecho y derecho que infra se expresan. 2do.- FUNDAMENTOS: Que a modo de introito del presente remedio jurídico resulta menester efectuar una serie de consideraciones, que resulta liminares a los fines del análisis del presente caso, y que seguramente advertirá Usía no se pueden soslayar a los fines de poder arribar a una resolución que resulte ajustada a derecho, conforme las circunstancias objetivas de hecho y derecho que infra se expondrán. En primer lugar, nos encontramos frente a una denuncia por un supuesto abuso sexual efectuada en contra de una persona reconocida en la ciudad de XXX por su trayectoria como profesional, comerciante, presidente del Colegio de XXX de XXXX, esposo y padre ejemplar de cinco hijos. Quien a su vez no cuenta con ningún tipo de antecedente penal, resultando la presente denuncia un episodio aislado en su vida. En tal sentido, ponemos en conocimiento de S.S, amén de surgir de los testimonios obrantes en la causa, que el Sr. A. ya fue víctima de distintos episodios extorsivos en función de su situación económica, dentro de los que se destaca la amenaza de un secuestro extorsivo en contra de sus dos hijos menores, por el cual fuera condenado un familiar cercano de la esposa. Y resulta relevante este dato, porque en el presente caso, el mismo, tal como surge del plexo probatorio incorporado al proceso resulta ser víctima también de al menos un chantaje rayano o porque no una situación extorsiva, en la cual le piden por interpósita persona una elevada suma de dinero para que no se enterasen de la denuncia o no ir a los medios, y obviamente arreglar todo, lo que al menos deja instaurada la firme sospecha que la denuncia, carente de todo tipo de prueba y de una inverosimilitud escandalosa, a modo de ver de esta Defensa inventada, no es más que el elemento en el cual descansa el interés pecuniario de una gavilla de inescrupulosos que solo actúan azuzados por tal vil finalidad. De tal guisa, resulta inverosímil por donde se lo analice, que una persona de las características y cualidades de A., sin mediar ningún tipo de diálogo previo, en horas de la tarde, en el lapso aproximado de una hora que se queda en su casa solo y encontrándose realizando labores domésticas la denunciante, más precisamente en el horario en que egresan del colegio los niños del primario del centro educativo de la zona, estando sus padres en la vereda de la vivienda y un operativo de al menos dos inspectores municipales de tránsito, en la zona más transitada de la Ciudad, nuestro ahijado procesal haya cometido el lujurioso acto que le atribuye la denunciante, quien según sus propios dichos su elección sexual dicho esto con la naturalidad y la amplitud necesaria- son las personas de su propio sexo y su aspecto precisamente, tanto en vestimenta y físico no muy femenino y menos aún provocativo a los ojos de un hombre, más allá que de no ser así, no justificaría acto lesivo alguno en contra de una mujer, pero sí resulta para el caso particular necesario el valorar destacar objetivamente la características expuestas. Entiéndase, que lo dicho supra, no es un cuestionamiento de la elección sexual o el aspecto de la denunciante, ya que dista mucho de la intención y del pensamiento de esta Defensa, pero sí resulta relevante el prolijo análisis descriptivo de quien sin razón alguna denuncia a nuestro pupilo procesal, tal como se abundara más adelante. Pero, allí no termino lo inverosímil, sino que según los dichos de la denunciante ésta egresa del domicilio de nuestro asistido sin mediar oposición alguna de A. y pasa por el frente de los padres con sus niños, de los Inspectores Municipales, luego un par de cuadras más a metros de la Comisaría y nada dice, ni nadie advierte nada en la misma, siendo que siempre según sus dichos, lo primero que hace es bañarse y poner la ropa en el lavarropas procediendo a lavarla, y luego llamar a su patrona de años (sic), precisamente la progenitora del abogado Dr. J. encargado de la actividad destinada a conseguir la suma de quinientos mil dólares. Que, hechas estas consideraciones previas, ahora nos adentramos al análisis de la resolución puesta en crisis, a saber: Que luego de la transcripción de los diversos testimonios, y de las demás constancias de autos, en un análisis parcial y fragmentario de la prueba, respecto a la existencia del hecho y de la probable participación de nuestro ahijado procesal en el mismo, la V., manifiesta En concreto y respecto del hecho denunciado por V. y por el que se encuentra imputado A., se cuenta con la declaración de la víctima V., quien depuso en tres oportunidades, en forma clara, coherente y sin contradicciones. También se cuenta con la declaración de miembros de la familia J. con quienes trabajaba anteriormente Así, M.A.J. (fs. 10/12), con quien se comunicó la damnificada en momentos posteriores a ocurrido el sucedo, y en un lapso de tiempo muy corto, quién relató lo que V. le comentó, siendo sus dichos coincidente con lo expresado por esta última El señor me violó, me agarró, me puso las manos por detrás de la espalda y me metió los dedos, en términos similares se expresó P.J. y su hija H.J., quienes describiendo todos además la situación de angustia por la que estaba atravesando con motivo del hecho acaecido, manifestando V. también que le costaba hablar por el llanto Que lloraba tanto que no podía comprenderle Por su parte P.J. dijo estaba hecha un mar de lágrimas que al llegar a la UJ la sumariante le dijo que iban a esperar un rato que se tranquilizara esta chica así le tomaban la denuncia. También dijo que V. le manifestó refiriéndose a A. que había intentado violarla que la había forzado y de ahí le sigue narrando a mi mujer algunas cosas, a su vez la hija H.J. señaló que al llegar a la casa salió V. que estaba llorando y me abraza fuerte me dice que un señor que no se acordaba en ese momento, pero A. me decía ella, la había tocado no dejaba de llorar, lloraba constantemente. Sumado a ello refiere la testigo L.L. que al contactarse con V. el día lunes siete de mayo del corriente año, en circunstancia que le envía un mensaje para saber cómo le había ido con el trabajo, dijo que (txt) le envía a V. a las 18:01 horas un mensaje de texto vía WhatsApp que decía Hola Gorda como te fue con el trabajo, que ésta le respondió siendo las 18:12 hla te puedo llamar L.L.. Por favor, enviándole la dicente a las 18:40 Si que pasó, que inmediatamente V. la llamó, sin lograr precisar la hora de la llamada, diciéndole Cómo se llama tu patrón? Respondiendo la exponente A. Porqué? Qué paso?, procediendo V. a decirle ha bueno, bueno chau, y luego cortar la comunicación, que le llamó la atención la forma en que le habló, ya que fue poco cordial. A la pregunta formulada por la instrucción como notó a V. en esa conversación, manifiesta que parecía nerviosa pero que fue tan breve la conversación durando sólo segundos, que no logra precisar mayores datos, aclarando que luego de esto no se volvió a contactar con V. ( ) Debe considerarse asimismo que el imputado escogió como lugar de ejecución del ilícito su domicilio, lugar donde la damnificada V. prestaba tareas como empleada doméstica, aprovechando la circunstancia de encontrarse solos, lo que a todas luces facilitaba en gran medida la realización del hecho, ya que la esposa del prevenido había emprendido un viaje a la ciudad de Córdoba. En éste sentido, la presencia de V. en el domicilio ese día no es desconocida por el imputado A. y es confirmada por esposa A.B.C., ya que esta última manifiesta que cuando se retiró del domicilio emprendiendo el viaje a la ciudad de Córdoba, con motivo de concurrir a un velorio, dejó a la damnificada allí limpiando en el lugar.- Por otra parte no debe soslayarse la diferencia en la contextura física del imputado A. y la denunciante V., que el primero tiene una estatura de un metro con setenta y tres centímetros (ver acta de allanamiento y detención de fs. 31/32, y formulario 012 que obra a fs. 42), mientras que la damnificada tiene un estatura de un metro cuarenta aproximadamente según su declaración de fs. 20/25vta. y la declaración de la Comisionada P.R. de fs. 19, que confirma la estatura de V., lo que habría facilitado al imputado abordarla y someterla de la manera como relata la denunciante en virtud de que la misma es de evidente menor contextura, por ello es posible inferir que para lograr su cometido, A., la haya tomado de los brazos, tal como lo manifiesta la víctima. Repárese además que del informe médico efectuado por la forense el día nueve de mayo del corriente año, que obra a fs. 16, se desprende que Manifiesta dolor en ambos brazos, también le refirió a la profesional haber sido víctima de abuso sexual por parte de su empleador, la tomó de ambos brazos, tocó su vagina con los dedos, ella se escapó, todo esto hace presumir a la Suscripta que los dichos de V. son creíbles. En éste sentido nuestro Máximo Tribunal en relación a la valoración del testimonio de la víctima de abuso sexual ha dicho De allí que cobra especial relevancia, como sucede con la violencia sexual, el relato de la víctima adquiere un valor convictivo de preferente ponderación en la medida que resulte fiable y se encuentre corroborado por indicios siempre que éstos tengan una confluencia de conjunto que conduzcan a dotar de razón suficiente la conclusión, sin espacio razonable para el principio in dubio pro reo de base constitucional (TSJ de Córdoba, Sala Penal, Monzón, S. nº 403, 28/12/11, entre otros) (SANCHEZ, Leonardo Javier p.s.a. abuso sexual con acceso carnal agravado, etc. Recurso de Casación- ), cuestión vislumbrada en autos, en donde adquieren alto valor indiciario las conductas de la damnificada posteriores al supuesto hecho cometido tal como ya se analizó, resultando nuclear el testimonio de la misma para acreditar con el grado de probabilidad necesaria el suceso delictivo de índole sexual atribuido al imputado, dado el ámbito íntimo y cuyo interior el mismo habría sido llevado a cabo. ( ) No está de más destacar que de los testimonios que obran en autos, conforme el relato de la circunstancias de tiempo, lugar, y modo que rodearon el evento investigado, no aparecen en sus dichos contradicciones relevantes que pudieran resultar llamativas o restarle credibilidad a la versión brindada por cada uno de ellos, sin perjuicio que se advierte de que no hay una plena coincidencia en el horario en que dice la víctima que efectuó el llamado a su ex patrona (M.A.J.), y lo relatado por esta última y su marido P.J.. Que si bien se cuenta con el Informe de Procesamiento de las Telecomunicaciones de fs. 241/249 del cual se desprende que hubo una llamada entrante al teléfono de V., efectuada a las 18:35 proveniente del teléfono de la Sra. M.A.J., ésta falta de coincidencia con los horarios que describieron los testigos, deberá ser analizado y cotejado con nuevas informativas que deberán ser requeridas. Dicho esto, hasta esta altura del proceso la prueba legalmente incorporada a estos autos y analizada se constituye en elementos de convicción suficiente para sostener como probable la existencia material del hecho y la participación penalmente responsable del imputado en el mismo, con los alcances fijados en la plataforma fáctica Que en lo atinente a la probable existencia del hecho y la participación en la comisión del mismo de nuestro asistido en primer lugar, no se debe perder de vista que el imputado, ante el primer llamado a indagatoria, lejos de refugiarse en su derecho a guardar silencio, ejerció efectiva y enérgicamente su derecho de defensa, manifestando: niego el hecho que se me atribuye, niego haber tenido contacto físico con esa persona, que soy padre y abuelo y esta situación me perjudica y quiero que se sepa la verdad. Por otro lado mi casa está ubicada en frente del Colegio XXX y que entre las dieciséis y treinta horas que salen los chicos del jardín de infantes y las diecisiete y cuarenta aproximadamente salen los chicos del primario, por ambas calles está lleno de gente, están los inspectores de tránsito, así que es imposible, que ocurra algo así, y que la gente no se entere, por lo cual es una mentira total esto. Que a las diecisiete y cuarenta horas estaba hablando por teléfono con mi empleado S.S., de ahí me fui a hacer las compras para el hotel y de ahí me fui al hotel, aparte de eso quiero decir que esta señora fue a cobrar los días trabajados totalmente normal, que quiero que se aclare el hecho. Asimismo obra en autos a (fs. 87/90) la declaración del Sr. D.A., quién fue preguntado por la instrucción para que diga si mantuvo en algún momento contacto con A., dijo: personalmente no, pero telefónicamente si, y fue el lunes a la tarde ( ) fue como a las diecisiete cuarenta, no eran todavía las dieciocho horas, estaba medio tardecita ( ) A. me llamó a mí para preguntarme donde suelo comprar los chocolates para submarinos, y me consultó si comprábamos medio cajón o cajón completo de naranja ( ) Preguntado para que diga si recuerda el tiempo que duró la conversación, dijo: fue como de cinco minutos, donde hablamos bastantito, recuerdo que me preguntó cómo estaba, que estaba haciendo y yo le dije lo que estaba haciendo, que estaba arreglando un burro de arranque, y recuerdo que ahí en forma de charla me dijo ehhh cuando vas a volver a trabajar, pero era una charla normal, porque nosotros siempre charlamos así. Que, en el acta de constatación (fs.91) queda acreditada la llamada referida entre el imputado y el testigo la que se produjo a las 17:48 horas, con una duración de cinco minutos y cuarenta segundos. Con lo que no solamente se acredita lo manifestado por el imputado en su declaración, sino que por sobre ello, se advierte como unos minutos luego de la hora denunciada por la supuesta víctima, el imputado, con total tranquilidad, se comunicó con un empleado, se preocupó por como estaba, habló de temas corrientes, le hizo chistes y se fue a hacer las compras circunstancias que denotan actitudes, estado anímico y emocional, que nada tienen que ver con la conducta de una persona que supuestamente acaba de abusar sexualmente de una mujer, la que habría huido de la casa despavorida, lo que no es advertido por la S.F.I.- Asimismo, de la declaración testimonial de la comisionado P.R. (fs.84 vta./ 85), surge Que también en el día de la fecha siendo las 9:30 horas me hice presente en la escuela XXX ubicada en XXXX de la localidad de XXX, Dpto. San Alberto, Pcia, de Córdoba, donde el jardín de dicho establecimiento educativo se encuentra ubicado frente del domicilio de A. y una vez constituida en el lugar procedí a entrevistar a la Directora de la escuela de nombre N.L., consultada sobre los horarios de la jornada escolar que tienen los alumnos, la misma informó que los quinto y sexto grados ingresan a las 13:00 horas y se retiran a las 17:30 horas, y que los que cursan primer, segundo, tercero y cuarto ingresan a las 13:30 horas y se retiran a las 17:30 horas. Asimismo, consultada en relación a la presencia de los inspectores de tránsito en las afueras del establecimiento, ésta comunicó que los mismo se hacen presente tanto en el ingreso como en el horario de salida, que sería en el horario de diecisiete y treinta horas, que se quedan controlando el tránsito durante por el transcurso de quince minutos, que suelen ubicarse en frente de la escuela sobre calle XXX, que en relación al jardín de infantes, procedí a entrevistar a la secretaria docente, de nombre O.T., quien consultada también por el horario de la jornada de los alumnos de la tarde, manifestó que los alumnos del jardín ingresan a las 12:30 horas y se retiran a las 16:30 horas, y que los inspectores de tránsito se hacen presentes tanto al ingreso como a la salida de los chicos, que sería a las 16:30 horas, y que generalmente suelen hacerse presente dos inspectores.- Lo que concuerda en pleno con lo declarado por el imputado al momento de ejercer su defensa material, en razón a ello el hecho, siempre según los dichos huérfanos de la denunciante, se habría producido en un horario en que la puerta de ingreso de la casa del imputado se encontraba atestada de padres buscando a sus hijos del colegio, pues era el horario de salida, y de inspectores de tránsito. Sin embrago la supuesta víctima al supuestamente huir de la casa del A., no hizo manifestación alguna a los padres de alumnos, ni a los inspectores de tránsito que había en la puerta, ni pidió ayuda a nadie, incluso encontrándose a metros de la seccional policial, nada dijo. Así las cosas, y en detrimento a lo dicho por la S.F.I, en la resolución puesta en crisis se advierte como se le otorga preponderante valor probatorio a la declaración testimonial de la Sra. M.A.J. a (fs.11 vta.) quién manifiesta: que en semana santa fue la última vez que vio F., y que luego de esta fecha no volvió a contactarse, hasta el día lunes 07 del corriente mes y año SIENDO APROXIMADAMENE LAS 17:30 HORAS lo que nada tiene que ver con lo declarado por V. quien si bien habla del llamado ubica al mismo a las 19 horas. Lo que tampoco coincide con lo declarado por P.J. (esposo de M.A.J.) quien ubica el llamado entre las 17 y 18 horas, por lo que en este caso al supuesto llamado se habría producido antes de que, siempre según la denúnciate, haya acaecido el hecho. Al igual que con el horario del llamado, existe una flagrante divergencia entre lo manifestado por la Sra. M. A.J., P.J. y su hija H.J. toda vez que la primera no hace referencia alguna a su hija H.J. en todo el relato, el segundo manifiesta que al momento en que V. se habría comunicado con su mujer se encontraban en su casa con su esposa, su hija H.J. y sus nietos, y esta última refiere que no se encontraba junto a sus padres al momento en que V. se comunicó con su madre, es más manifiesta que se entera por un llamado telefónico de la Sra. M.A.J., y que se dirige a la casa de la supuesta víctima en su vehículo, lo que da cuenta del sinuoso relato de los tes
Similar documents
View more...
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks