reseña 1 limpiar la tierra.docx

Please download to get full document.

View again

of 4
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Categories
Published
Electiva de profundización I en Historia Isel Camila Lemus Quiroga Profesor: Isidro Vanegas Useche Reseña: Uribe Alarcón, María Victoria. “Limpiar la tierra: Guerra y Poder entre esmeralderos” CINEP, Bogotá, 1992. María Victoria Uribe Alarcón, investigadora de la violencia como camino para encontrar la paz, combina la precisión de los datos históricos de los archivos con la fuerza de sus testimonios de primera mano, conseguidos sobre el terreno, a partir de tr
  Electiva de profundización I en Historia Isel Camila Lemus Quiroga Profesor: Isidro Vanegas Useche Reseña: Uribe Alarcón, María Victoria. “Limpiar la tierra: Guerra y Poder entre esmeralderos”   CINEP, Bogotá, 1992. María Victoria Uribe Alarcón, investigadora de la violencia como camino para encontrar la  paz, combina la precisión de los datos históricos de los archivos con la fuerza de sus testimonios de primera mano, conseguidos sobre el terreno, a partir de trabajos de campo. Las masacres y sus efectos simbólicos sobre la población ha sido uno de sus temas más reiterados. Antropóloga de la Universidad de los Andes, investigadora por muchos años del CINEP, fue Directora del Instituto Colombiano de Antropología e Historia, ICANH. Actualmente es profesora de la Universidad del Rosario en Bogotá. Algunas de sus  publicaciones son: Matar, rematar y contramatar. Las masacres de La Violencia en el Tolima, 1948-1964.- Serie Controversia (1990), La guerra y la paz privadas (1991), Antropología de la humanidad. Un ensayo interpretativo sobre el terror en Colombia (2004), entre otras. 1  La guerra de esmeralderos en el occidente de Boyacá se caracteriza por la subordinación de los bienes públicos por parte de los grupos en conflicto, a sus intereses privados. Las coaliciones familiares crean antagonistas, en la que su estructura se encuentra ligada a una serie de fenómenos clientelares y de patronazgo, pero que se mezclan con vínculos familiares y una gran tendencia a la lealtad como unificador de mando. La historia de la explotación es larga y accidentada. El poder y estructura del occidente de Boyacá y su zona esmeraldera se caracteriza por su doble condición: lícita cuando es llevado a cabo por el estado o por concesiones a empresarios e ilícita cuando se trata de inversiones a título individual, impulsadas por particulares y donde no hay tributación. Ahora bien, son pocos los beneficiarios de la explotación de minas de esmeralda en Boyacá. La autora tiene una narrativa muy importante, comienza con la definición del entorno en el cual trabajara, el tipo de pueblos y la definición de lo que es una “sociedad esmeraldera”. Luego retrocede y hace un recorrido muy general por la historia del proceso de extracción minero y los hitos del conflicto vivido hasta entonces. Termina con una exposición y profundización de la última guerra de esmeralderos, sus respectivas formas, motivaciones y contradicciones. 1   Tomado de: http://enciclopedia.banrepcultural.org/index.php?title=Mar%C3%ADa_Victoria_Uribe. Día de consulta 10 de Abril de 2018.  La autora en este libro analiza un caso de violencia privada extrema, donde los procesos de  poblamiento srcinal se combinan con la escaza presencia del Estado y la Iglesia católica. Lo anterior produce una configuración de poderes privados con aparatos militares de tal magnitud que expresa con gran claridad la carencia del monopolio de fuerza que ejerce el Estado, junto con la privatización y fragmentación del poder que caracteriza a la sociedad colombiana, en este caso específico a la sociedad del occidente de Boyacá. El objetivo  principal de esta investigación es explicar la naturaleza de la guerra irregular que ha tenido como escenario la zona esmeraldifera del occidente de Boyacá, desde épocas coloniales. Se trae a colación a los indígenas salteadores de la época colonial, los bandoleros bipartidistas de las guerras civiles del siglo XIX y principios del siglo XX y finalmente las cuadrillas de esmeralderos de la segunda mitad del siglo XX. Se denota la unión entre estos tres momentos históricos en la zona y tres aspectos que caracterizan a la comunidad que la ha habitado: el sentido de pertenencia territorial históricamente constituido y de gran arraigo temporal, las tácticas durante la guerra, como las emboscadas por sorpresa en cuadrillas con su respectivo repliegue, y unas características similares en lo relacionado con la precariedad y variabilidad de las alianzas con unos factores que intervienen en la definición den enemigo. La atracción que ejercen los municipios de esta zona minera para los habitantes  pobres de las vertientes de Boyacá, del noroccidente de Cundinamarca y del sur de Santander es principalmente de carácter económico. Aunque no todos son municipios mineros, la mayoría de estos ha dado mano de obra a las minas de esmeraldas, ya sea a las empresas, como trabajadores a su servicio, como guaqueros que alquilan su poder de trabajo a los patronos o a los planteros (individuo que financia al guaquero dándole las herramientas de trabajo y la comida) o como gatilleros a servicio de los patronos que necesitan saldar cuentas pendientes. 2  De esa manera, la persistencia de un bandolerismo endémico en la región desde la Guerra de los Mil Días, la presencia de grupos irregulares combatientes de diferentes tendencias  políticas y con una relativa movilidad ha configurado un escenario de influencias mutuas en el área conformada por los tres departamentos. El análisis se centra en dos comunidades que conviven en los pueblos y caseríos de la región esmeraldifera. Una de estas está ligada directamente con la explotación de las minas y se caracteriza por poseer una cultura hibrida que combina una religiosidad arcaica con algunos rasgos de una sociedad de consumo. Y la otra comunidad está constituida mayoritariamente por una población flotante de precaria cohesión social, que oscila entre el total desarraigo y la pobreza absoluta, los cuales no tienen lazos de casi ningún tipo con los partidos políticos y la Iglesia. 2   Uribe Alarcón, María Victoria. “Limpiar la tierra: Guerra y Poder entre esmeralderos” CINEP, Bogotá, 1992.  La autora utiliza una investigación interpretativa de la guerra y la paz en el occidente  boyacense, lo que muestra que la superación de las violencias privadas está íntimamente ligada a la construcción de un espacio público, tanto estatal como societario para la resolución pacífica de los conflictos, que necesariamente se presenta en la vida de todas las sociedades. Para llegar al tema de la guerra y la paz recientes, la autora comienza por describirnos el entorno geográfico y la comunidad de la región. Esta es una zona de vertiente, de agricultura deprimida donde confluyen varias corrientes migratorias de campesinos, procedentes de diversas regiones, expulsados por conflictos sociales anteriores o por crecimiento demográfico. El libro combina el enfoque histórico-estructural de larga duración con un acercamiento coyuntural de corto plazo y con énfasis regional a los problemas de la violencia. Este doble enfoque se caracteriza en primer lugar en el estudios del trasfondo de la violencia en lo economía, lo sociopolítico y lo cultural, en segundo lugar se lleva a cabo mediante estudios de diversas regiones particularmente violentas y sobre la zona esmeraldifera. 3  El tema de la guerra ocupa un lugar importante en la investigación de las ciencias sociales en Colombia. Es un campo privilegiado para observar en detalle comportamientos colectivos e individuales, analizar motivaciones implícitas y explicitas en los actores involucrados y entender qué factores determinan la definición del enemigo y las alianzas tan variadas que se presentan en un conflicto con tal arraigo que a pesar de los años deja secuelas en la comunidad de la zona afectada. La investigación por medio de entrevistas y visitas a la zona de estudio, demuestra la entrega de la autora por percibir los rezagos del conflicto de primera mano, evidenciados por medio de su observación, sus anotaciones las cuales hacen que los relatos presentes en el libro creen en el lector la veracidad de estos. La experiencia al leer el libro fue de un acercamiento muy acertado, ya que los relatos escuchados por parte de familiares son muy cercanos a lo que la autora nos muestra en el libro. Aunque me parece que el libro carece de profundidad, en el sentido que, la Segunda Guerra Verde se desata en 1984 y tiene como escenario las localidades de San Pablo de Borbur, Coscuez, Maripi, Santa Bárbara, Peñas Blancas y Pauna, a causa del enfrentamiento entre familias extensas de San Pablo de Borbur y de Coscuez, no se  profundiza en las causas, en los enfrentamientos directos, en los atentados llevados a cabo  por parte de los actores del conflicto, etc. La idea e imagen que resultan en conjunto, de la lectura del libro, es la de una sociedad marcada por la debilidad del Estado y el renacimiento de conflictos entre bandos armados, las cuales no olvidan los códigos de venganza, no olvidan lo desatendidos que están por el Estado y no olvidan que para sobrevivir les toca hasta dar la vida. El actuar de las autoridades dentro de este conflicto es nulo, los representantes del poder público, el alcalde, 3    Ibíd.  la policía, el ejército permeados por las grandes sumas de dinero entregadas para que no hagan parte del conflicto, lo cual no resulta muy sorprendente, ya que frente a los ejércitos  privados de los patrones, se encuentra en gran inferioridad. Dándole una ojeada corta a la mentalidad de los actores de este conflicto, se refleja la concepción que tienen frente al conflicto: el raso, por ejemplo, para él el mundo se divide en amigos y enemigos, leales y traidores. Los buenos pertenecen a su bando y los malos son el enemigo, para sus amigos hay que dar la cara, la vida incondicionalmente, a sus enemigos puede matar sin escrúpulos,  porque ante todo hay que mantener el honor. Lo anterior, para puntualizar en los relatos dados en el libro, el trabajo investigativo frente al conflicto siempre tendrá sus pro y sus contras, el acercamiento a un conflicto como lo es la Guerra verde, es un tema muy sensible de tratar directamente con sus actores, ya que se tocan muchas fibras dentro de ellos, los recuerdos, algunos muy claros, otros no tanto, pero  presentes siempre en sus memorias son los que hacen posible un reconstrucción de un conflicto no muy bien tratado dentro de la historia del país.
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x