Problemas Bibliográficos Del Libro Del Siglo de Oro, De Jaime Moll

Please download to get full document.

View again

of 30
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Categories
Published
Problemas Bibliográficos Del Libro Del Siglo de Oro, De Jaime Moll
  P ROBLEMAS BIBLIOGRÁFICOS DEL LIBRO DEL S IGLO DE O RO   Jaime Moll Los estudios bibliográficos tuvieron en España un progresivo desarrollo a partir de mediados del siglo pasado, alcanzando un estadio de alta evolución, que culminó en la gran figura de Cristóbal Pérez Pastor. Sus obras son muestra destacada del nivel alcanzado, al mismo tiempo que abren nuevos caminos para la investigación  bibliográfica, en el campo del análisis material del libro y en el de la sociología de la edición. Poco eco tuvo su esperanzado deseo de que sus palabras no fuesen «vox clamantis in deserto» 1 , si exceptuamos algunas figuras señeras de nuestro último medio siglo. Las páginas, que siguen pretenden ser un punto de partida para un estudio actualizado del libro del Siglo de Oro. La realidad constitucional de la Monarquía española es un condicionante para el libro impreso en España. Si no es tenida en cuenta, se falseará la  base necesaria para estimar las distintas ediciones y analizar su impacto sociológico. Los tipos de ediciones aceptados por los bibliógrafos anglosajones no son suficientes para abarcar la realidad española. Ello ha obligado a elaborar una nueva tipología del libro, desde puntos de vista distintos de los habituales, precedida de una reconsideración y sistematización de las variantes de la edición. Se cierra este trabajo con el enunciado del nuevo concepto de bibliografía estructurada, base para el estudio de la difusión de una obra y la valoración de sus ediciones para una adecuada crítica textual. I. El libro y la España de los Austrias  El libro, como factor de comunicación, se encuentra, en mayor o menor grado, bajo dependencia y control de la Administración, tanto en su contenido como en su continente. Los distintos aspectos que ofrece el libro -cultural, material, económico- no se ofrecen aislados; se hallan insertos en el amplio marco en que se desenvuelve. Si queremos abordar el estudio del libro en una época determinada y en un ámbito geográfico concreto, es imprescindible conocer la estructura político-administrativa que en dicho tiempo tenía el territorio en que se produce. No podemos estudiar la problemática del libro español del Siglo de Oro sin conocer previamente la estructura político administrativa de la España de los Habsburgo. Es antihistórico: situar el libro de los siglos XVI y XVII en realidad distinta de su época, en una España que no se creó -en parte sólo- hasta el advenimiento de los Borbones. Esta extrapolación, tantas veces llevada a cabo, ciega el verdadero conocimiento del libro del Siglo de Oro y tergiversa aspectos históricos, sociológicos y textuales que de su estudio se pueden deducir. El matrimonio de los Reyes Católicos realizó la unión personal y dinástica de los reinos de Castilla y de los reinos de la Corona de Aragón. El reino de Navarra y -por poco más de medio siglo- el reino de Portugal se unieron también, en la persona del rey, a los reinos ya unidos por el matrimonio de Fernando e Isabel. A su vez, la Corona de Aragón estaba formada por la unión personal y dinástica de los reinos y principado integrantes.  Hay unidad de los distintos reinos en la persona del rey, unidad, también centrada en el rey, en la política exterior, pero hay un mantenimiento de la estructura peculiar de cada reino. Como el rey está habitualmente en los reinos de Castilla, unos virreyes o lugartenientes generales suplen la ausencia del rey y gobiernan, siguiendo sus instrucciones, con los organismos internos de cada reino. Una serie de consejos territoriales -Consejos de Castilla, Aragón, Navarra, son los que nos interesan- asesoran al rey e intervienen en ciertos actos administrativos. Sus decisiones están limitadas al ámbito territorial de su jurisdicción. Los virreyes -Cataluña, Aragón, Valencia y Navarra son el principado y los reinos que más consideraremos- representan al rey en el territorio  para el que han sido nombrados. No hay un virrey para la Corona de Aragón, sino para cada uno de los reinos y principado integrantes de la misma. Cuando un acto administrativo afecta a todos los reinos de dicha Corona de Aragón, dimana directamente del rey, a través del Consejo de Aragón. La importancia que esta estructuración político-administrativa tiene para el libro de los siglos XVI y XVII es trascendental. La legislación del libro varía según los reinos. Los privilegios de edición no abarcan todo el territorio de España. El comercio y circulación del libro están sometidos a la legislación y jurisdicciones de los distintos reinos. Muchos problemas bibliográficos del libro impreso en la España de los siglos XVI y XVII no pueden explicarse sin tener en cuenta lo que acabamos de señalar. Es imposible realizar un estudio sociológico de la edición de dichos siglos sin conocer la realidad  político-administrativa en que se mueve el libro en España. Por otra parte, la crítica textual se expondrá a resultados absurdos, si no tiene en cuenta estos presupuestos. Legalización del libro  La rápida multiplicación y difusión de ejemplares de una obra a través de la imprenta hizo que de la primera acogida de ésta, sin trabas de ninguna clase, se pasase a un sucesivo aumento del control de su actividad. En 1502, los reinos de Castilla reciben su primera ley 2 , estableciendo la censura previa, censura descentralizada en diversos organismos y  personas de su administración. La necesidad de una mayor vigilancia impuso la redacción de la pragmática de 1558, promulgada en Valladolid el 7 de septiembre 3 , que, modificada en sentido restrictivo por disposiciones posteriores, en sus elementos esenciales estuvo en vigor hasta la caída del antiguo régimen, y a principios del siglo XVIII extendió su ámbito de aplicación a los reinos de la Corona de Aragón. La importancia de esta  pragmática es grande, llegando, incluso, a modificar la configuración externa de los libros. Sus aspectos fundamentales son los siguientes: a.   Centralización de la concesión de licencias para imprimir en el Consejo de Castilla, previas las aprobaciones pertinentes.  b.   El ejemplar presentado para obtener la licencia -manuscrito o impreso- tenía que ser firmado y rubricado por un escribano de dicho Consejo, y según su texto debía imprimirse la obra. c.   El impresor debía imprimir el texto sin la portada ni otros preliminares. d.   Concluida la impresión, debía presentar el libro al Consejo, para que el corrector oficial cotejase lo impreso con el texto del ejemplar aprobado y rubricado, certificando su total adecuación al mismo, salvo las erratas advertidas. e.   El Consejo fijaba el precio de venta de cada pliego del libro, tasa certificada por un escribano del mismo. f.   Se imprimían la portada y demás preliminares, en los que, obligatoriamente, debían figurar la licencia; la tasa; el privilegio, si lo hubiere; el nombre del autor  y del impresor, y el lugar donde se imprimió, a lo que se añadió en 1627 la exigencia legal de que figurase también el año de impresión 4 . Las principales consecuencias externas que produjo dicha pragmática de 1558 en el libro son las siguientes: a.   Con el texto se inicia la foliación o paginación del libro y la serie alfabética de sus signaturas.  b.   El colofón, si lo hubiere, se imprime antes que la portada. c.   La portada y demás hojas preliminares forman uno o varios pliegos, con signaturas marcadas por calderones, asteriscos, cruces, etc., independientes de las del texto de la obra. d.   El año de la portada no coincide, necesariamente, con el año del colofón. Si el texto del libro se terminó de imprimir a fines de año, aunque las últimas diligencias administrativas sean del mismo tiempo, es frecuente que figure en la  portada la fecha del año siguiente. Si dichas diligencias son de principios del año siguiente al que figura en el colofón, aquél es el que se imprime en la portada. e.   Las fechas de las últimas diligencias administrativas en ejemplares sin colofón no siempre coinciden con la fecha que figura en la portada. Menos coincidirán, en muchos casos, la fecha de la portada con la fecha de la licencia o del privilegio, que autorizan para imprimir, pero no obligan a hacerlo inmediatamente. f.   Hay que tener en cuenta que es muy frecuente aprovechar las autorizaciones administrativas para reediciones posteriores, lo que imposibilita deducir de las mismas la fecha que figuraría en la portada, en caso de que ésta falte. Desde un punto de vista legal, toda reedición exigía repetir los trámites señalados anteriormente. Sin embargo, la realidad es distinta, encontrándose principalmente cuatro tipos de reediciones: a.   se mantienen los preliminares legales de la edición anterior;  b.   se mantienen los preliminares legales de la edición anterior, excepto la fe de erratas y la tasa; c.   conservan las aprobaciones de la edición anterior, variando la licencia, fe de erratas y tasa; d.   todos los preliminares legales son nuevos. El poder judicial, la audiencia, es generalmente, quien da la licencia para imprimir libros en los países de la Corona de Aragón, previa la licencia de la autoridad eclesiástica. En los casos en que sólo se solicita licencia, es muy frecuente que la autorización del  poder civil se exprese únicamente con el nombre de la persona que la concedió, seguida de su título -a veces abreviado o con siglas-, precedido de alguna fórmula simple, como «imprimatur»u otra equivalente. A ello se debe que destaque más la licencia eclesiástica, de la que acostumbra a imprimirse la aprobación previa, que la civil. Si se edita con privilegio del virrey, que actúa en nombre del, rey, lo acostumbrado es que se imprima también la aprobación de la obra hecha a su petición y previa al mismo. En el reino de Navarra, es el Consejo Real de Navarra el encargado de la concesión de licencias de impresión y de fijar la tasa a que han de venderse los libros. En los reinos de Castilla se prohibió la entrada a toda obra impresa fuera de los mismos, a no ser que tuviese licencia del Consejo para circular en ellos y, a su vez, se le hubiese fijado la tasa 5 . Como toda ley, su cumplimiento se exigía con mayor o menor  rigor, según los tiempos. A esta norma legal se debe que, en ejemplares de libros impresos fuera de los reinos de Castilla, se encuentren sus preliminares aumentados con una o dos hojas añadidas, en las que constan la aprobación y licencia de dicho Consejo y la tasa. A ello también se debe que en reediciones hechas en los otros reinos peninsulares de obras editadas previamente en los reinos de Castilla, además de las aprobaciones y licencias, que necesariamente han de figurar, se incluyan las correspondientes a los reinos de Castilla que figuraban en la edición copiada. Con ello pretendían evitar los trámites administrativos ante el Consejo de Castilla 6 .  El privilegio  Licencia de impresión es únicamente una autorización para imprimir una obra, exigida por la legislación vigente en cada reino. El autor o editor, en una época en que aún no se había desarrollado el derecho de la propiedad intelectual, ni mucho menos los acuerdos internacionales, de derecho de autor, quedaba expuesto a que su obra fuese editada inmediatamente por otro editor. Para impedirlo, existía el camino de solicitar del rey un privilegio para que, durante un cierto número de años y en un ámbito geográfico determinado, nadie más pudiese, legalmente, editar su obra. En realidad, el privilegio sólo es una concesión, de exclusiva de edición, que podía prorrogarse a su término. Es un  planteamiento muy distinto al del concepto moderno del derecho de autor. Todo privilegio es una concesión real. Al no existir un rey de España, no puede haber un privilegio para España. El rey concede privilegios para los reinos de Castilla y, en su nombre, los virreyes para los demás reinos, con ámbito territorial sólo para el reino de su mando. Directamente, el rey, a través del Consejo de Aragón, concede privilegio para todos los reinos de la Corona de Aragón. Al autor que quiere tener privilegiada su obra en toda España sólo le cabe una solución: solicitar privilegios para los distintos reinos que componen la Monarquía española. De la misma manera, puede solicitar privilegios de otros reyes para sus reinos, aunque no es lo habitual. Un caso de obra privilegiada en toda España -no en Portugal, entonces unido a la Corona española- es la edición que Gabriel Leonardo de Albión hizo de las  Rimas  de su  padre y tío, Lupercio y Bartolomé Leonardo de Argensola, impresa en Zaragoza, en 1634 7 . El 10 de octubre de 1633, Fernando de Borja, lugarteniente y capitán general del reino de Aragón, concede privilegio a Gabriel Leonardo de Albión para dicho reino. El 26 de agosto de 1634, el rey le concede privilegio para los reinos de Castilla y el de  Navarra, «porque os temiades que comenzando a venderse, havía de haver en estos Reynos de Castilla quien os lo imprimiesse, lo cual os sería de mucho perjuicio», como figura en el mismo. Sin privilegio quedaban dos centros editores importantes: Barcelona y Valencia, por lo que el sobrino de los Argensola solicita el correspondiente privilegio  para los reinos de la Corona de Aragón -duplicando el privilegio para el reino de Aragón-, el cual le es concedido el 22 de septiembre de 1634. Como ejemplo de obra con privilegios para otros reinos no peninsulares, podemos señalar la obra de Esteban de Garibay,  Los XL libros d'el compendio historial de las chronicas y universal historia de todos los reynos de España , impresa en Amberes, a costa del autor, por Cristóbal Plantin, en 1571. Del rey Felipe II tiene privilegio para los reinos de Castilla (4 de abril de 1567), licencia para imprimir la obra fuera de los mismos (15 de junio de 1567) y privilegios para los estados de Flandes y su distrito (Bruselas, 16 de junio de 1570), y para el ducado de Brabante y su distrito (Bruselas, 19 de junio de 1570); privilegio del virrey para el reino de Nápoles (Nápoles, 18 de noviembre de 1570)
Similar documents
View more...
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x