Panorama general de la evidencia y recomendaciones. del arroz a gran escala

Please download to get full document.

View again

of 8
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Published
LA FORTIFICACIÓN DEL ARROZ EN AMÉRICA LATINA PANORAMA GENERAL Y RECOMENDACIONES PARA LA FORTIFICACIÓN DEL ARROZ 29 Panorama general de la evidencia y recomendaciones para la fortificación del arroz a gran
LA FORTIFICACIÓN DEL ARROZ EN AMÉRICA LATINA PANORAMA GENERAL Y RECOMENDACIONES PARA LA FORTIFICACIÓN DEL ARROZ 29 Panorama general de la evidencia y recomendaciones para la fortificación del arroz a gran escala Saskia de Pee Programa Mundial de Alimentos, Roma, Italia Friedman School of Nutrition Science and Policy, Boston, EUA Cecilia Fabrizio, Jennifer Rosenzweig Oficina Regional del Programa Mundial de Alimentos para Asia Mensajes Clave Varios estudios sobre la efectividad y la eficacia del consumo de arroz fortificado han establecido el impacto de esta intervención sobre el estado de micronutrientes. Para prepararse para la introducción del arroz fortificado, los países deberán realizar un análisis de la situación del arroz que permita evaluar su viabilidad y aceptación por parte de los consumidores. En base a la evidencia ya existente, no es necesario realizar estudios para comprobar la eficacia del arroz fortificado previo a su introducción. Según la evidencia disponible sobre la eficacia, estabilidad y necesidades, se recomiendan los siguientes micronutrientes para la fortificación del arroz: hierro, zinc, vitamina A, B₁ (tiamina), B₃ (niacina), B₆ (piridoxina), B₉ (ácido fólico) y B₁₂ (cobalamina). Los programas de fortificación del arroz deben usar tecnología y fórmulas fortificantes de micronutrientes que generen arroz aceptable para el consumidor, que retenga sus micronutrientes durante el almacenamiento y la elaboración, y que sean absorbidos durante la absorción intestinal. Cuando el arroz fortificado es introducido, es indis- pensable que los países den seguimiento a su im- plementación. Esto incluye una correcta fortificación (de los granos y de su mezcla), almacenamiento, distribución, y vigilancia de la aceptación y el consumo de la población. Introducción En poblaciones donde el arroz es un alimento de consumo básico, la fortificación del arroz con micronutrientes esenciales tiene la capacidad de incrementar su ingesta. Tras décadas de experiencia en la fortificación de otros alimentos y condimentos de consumo básico, se ha demostrado la eficacia de la fortificación a gran escala. En este artículo se analizan los criterios que los países deben tener en cuenta para la fortificación del arroz y se revisa la evidencia científica existente sobre su eficiencia y efectividad. Criterios de los países para la fortificación de alimentos Identificando los micronutrientes apropiados para la fortificación Un análisis de las posibles deficiencias de micronutrientes existentes en la población que son consideradas un problema de salud pública significativo ayudará a determinar qué micronutrientes deben ser incluidos en la fortificación del arroz y en qué formas. Para asesorar a los países en el diseño e implementación de programas de fortificación de alimentos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) han publicado las Directrices para la fortificación de alimentos con micronutrientes ( Guidelines on Food Fortification with Micronutrients, en inglés) 30 PANORAMA GENERAL Y RECOMENDACIONES PARA LA FORTIFICACIÓN DEL ARROZ WFP / Ximena Loza Un padre alimentando a su hijo pequeño, Bolivia 2012 LA FORTIFICACIÓN DEL ARROZ EN AMÉRICA LATINA PANORAMA GENERAL Y RECOMENDACIONES PARA LA FORTIFICACIÓN DEL ARROZ 31 figura 1: Factores que determinan la eficacia y efectividad de la fortificación del arroz Almacenamiento Preparación Aceptabilidad Absorción Afectado por: forma química del nutriente, elección de la mezcla fortificante, tecnología de fortificación Estabilidad durante el almacenamiento Pérdidas limitadas durante la preparación: lavado, cocción, enjuagado Aceptabilidad por parte del consumidor: apariencia (forma y color), sabor y aroma Disponibilidad para la absorción en el intestino Eficacia Efectividad particularmente útil para los países con ingresos medios y bajos. 1 Esta publicación conjunta de OMS/FAO proporciona una guía sobre la elección de los alimentos vehículos a utilizar y de los micronutrientes a añadir, y la forma química en la cual deben ser añadidos y en qué cantidades. Actualmente se están desarrollando directrices más específicas para la fortificación del arroz. Estos requerimientos se pueden ver afectados por la forma química y la formulación del fortificante, la tecnología de fortificación y cualquier posible interacción entre los micronutrientes o con la matriz del arroz. Por último, para que su contribución a la ingesta de micronutrientes sea significativa, el arroz fortificado debe consumirse de forma regular y en las cantidades esperadas por el grupo de población objetivo. Un análisis de las deficiencias de micronutrientes existentes en la población ayudará a determinar qué micronutrientes deben ser incluidos en la fortificación del arroz Requerimientos para que la fortificación del arroz sea efectiva Para que un programa de fortificación del arroz sea efectivo, deben reunirse las siguientes condiciones: a) Los micronutrientes utilizados para la fortificación del arroz deben permanecer estables durante el almacenamiento; es decir, las pérdidas deben ser limitadas con el paso del tiempo. b) Los micronutrientes deben ser retenidos después de su preparación (lavado, cocción, enjuague). c) El arroz enriquecido debe ser aceptable para el consumidor en apariencia (forma y color), sabor y aroma. d) Los micronutrientes que permanezcan tras la cocción deben estar disponibles para su absorción en el intestino (Figura 1). Evidencia global sobre la fortificación del arroz A continuación se presenta la revisión de dos tipos de estudios (estudios de eficacia y estudios de efectividad) sobre la fortificación del arroz con micronutrientes, que explican los factores ilustrados en la Figura 1. Uno de los estudios analiza la eficacia de los micronutrientes clave utilizados en la fortificación del arroz. Estos estudios controlados evalúan si el consumo de una determinada cantidad de arroz, fortificado con una concentración especifica de micronutrientes y utilizando una determina forma química y tecnología de fortificación, da lugar a la absorción y el uso de los micronutrientes por el cuerpo. En los estudios de efectividad, a determinados grupos poblacionales se les proporcionó arroz fortificado bajo condiciones menos controladas. Los estudios evaluaron si estos grupos, que prepararon y consumieron el arroz en sus casas, mostraron alguna reducción en los signos relacionados con las deficiencias de micronutrientes o cambios en el estado de los micronutrientes. En estos estudios, el efecto se vio además influenciado por el almacenamiento, preparación, aceptación y consumo no supervisado del arroz fortificado. Estudios de eficacia del arroz fortificado Desde principios del siglo XXI se han publicado trece estudios de eficacia que evalúan el efecto del arroz fortificado en el es- 32 PANORAMA GENERAL Y RECOMENDACIONES PARA LA FORTIFICACIÓN DEL ARROZ tabla 1: Estudios de arroz fortificado con hierro Referencia Pais Grupo de estudio Dosis Resultados Angeles-Agdeppa I, Filipinas Niños anémicos 10 mg/d (2 grupos: Capanzana MV, Barba CV et al años FePP y Sulfato ferroso) Beinner MA, Velasquez-Meléndez Brasil Niños anémicos G, Pessoa MC et al meses Hotz C, Porcayo M, México Mujeres años Onofre G et al. 4 no embarazadas, no lactantes) Nogueira Arcanjo FP, Santos PR, Brasil Niños Leite J et al. 5 Nogueira Arcanjo FP, Santos PR, Brasil Niños Segall S meses 2 5 años Nogueira Arcanjo FP, Santos PR, Brasil Niños Arcanjo C meses Moretti D, Zimmermann MB, India Escolares Muthayya S et al años Radhika MS, Nair KM, India Escolares Kumar RH et al años Zimmermann M, Muthayya S, India Escolares Moretti D et al años Pinkaew S, Winichagoon P, Tailandia Escolares Hurrell RF et al años Thankachan P, Rah JH, India Escolares Thomas T et al años Hb (hemoglobina) mejoró, anemia disminuyó, sin cambios en ferritina sérica mg/d Hb mejoró, anemia disminuyó, ferritina sérica aumentó, niveles de hierro mejoraron. 20 mg/d Hb se incrementó (no significativo p=0.069), 56.4 mg/comida, una comida/semana 56.4 mg/comida, una comida/semana 56.4 mg/comida, una comida/semana ferritina plasmática, receptores de transferrina y reservas de hierro mejoraron. Hb mejoró, anemia disminuyó. Hb sin cambios, mientras que disminuyó en el grupo de control. Hb mejoró, anemia disminuyó. 13 mg/d Reservas de hierro mejoraron. Sin cambios en otros parámetros de hierro y Hb. 19 mg/d Hb y anemia sin cambios, ferritina sérica se incrementó, deficiencia de hierro se redujo. 10 mg/d Hb sin cambio, receptores de transferrina sin cambio, ferritina sérica se incrementó, deficiencia de hierro disminuyó mg/d Hb y ferritina sérica sin cambios, 6.25 mg/d y 12.5 mg/d deficiencia de hierro disminuyó. Hb e indicadores de hierro Sin cambios. tado de los micronutrientes de los individuos Todos los estudios utilizaron granos fortificados a través de tecnología de extrusión. Cada uno de los estudios se realizó bajo condiciones ambientales controladas y tenían como objetivo comparar el estado de micronutrientes entre individuos que recibieron arroz fortificado con aquellos que recibieron arroz no-fortificado y/o suplementos con micronutrientes. En nueve de los estudios, el arroz se suplementó solo con hierro, en uno solo con vitamina A. 14 En los tres estudios de Pinkaew et al. 11,12 se utilizó una combinación de micronutrientes con hierro, zinc y vitamina A, mientras que en los estudio de Thankachan et al 13 se utilizó una mezcla de hierro, zinc, vitaminas A, B₁, B₆, B₁₂ y ácido fólico. Estos estudios se llevaron a cabo en países con ingresos bajos y medios, incluyendo Filipinas, India, Nepal, Tailandia, México y Brasil. Las poblaciones estudiadas incluían niños entre 6 y 23 meses, niños en edad pre-escolar y escolar, mujeres en edad reproductiva e individuos con anemia. Resultados con el hierro En los 12 estudios de eficacia se fortificó el arroz con hierro en forma de pirofosfato férrico (FePP). Uno de los estudios incluyó un grupo que recibió hierro en forma de sulfato ferroso. 10 Aunque el FePP no es la forma de hierro que presenta mayor biodisponibilidad, hasta ahora es la única forma de hierro identificada que no afecta al color y el sabor del arroz. Una investigación reciente presenta el incremento exitoso de la disponibilidad de este tipo de hierro. 14 La cantidad de arroz fortificado que se suministró en estos estudios oscilaba entre 50 gramos por semana y 140 gramos al día, y a menudo se proporcionaba en una comida al día. La ración de la mezcla del arroz fortificado oscilaba entre 0,5 y 2,5%, y el contenido en hierro de una comida con arroz fortificado variaba entre 6 y 56 mg. Los estudios no reportaron el color de los granos fortificados o la aceptabilidad del arroz fortificado, sin embargo, como el consumo se dio bajo condiciones controladas, todos los participantes estuvieron aparentemente dispuestos a consumir el arroz. Once de los doce estudios realizados con hierro evaluaron su efecto sobre la concentración de hemoglobina o la anemia. Ninguno de los estudios reportó un impacto negativo, mientras que en cinco reportaron impacto positivo en el estado de micronutrientes de los participantes. Seis de los ocho estudios que evaluaron los niveles de hierro encontraron mejorías. En total, diez de once estudios hallaron un efecto positivo en la concentración de hemoglobina, en los niveles de hierro o bien en ambos parámetros (Tabla 1). Los autores del único estudio que no presentó efecto en la concentración de hemoglobina ni en los niveles de hierro LA FORTIFICACIÓN DEL ARROZ EN AMÉRICA LATINA PANORAMA GENERAL Y RECOMENDACIONES PARA LA FORTIFICACIÓN DEL ARROZ 33 tabla 2: Studies on vitamin A fortified rice Referencia País Grupo de estudio Dosis Resultados Pinkaew S, Wegmuller R, Wasantwisut E et al. 12 Pinkaew S, Winichagoon P, Hurrel RF et all. 11 *LB: línea base Tailandia 8 12 años 3,000 μg RE/d LB* retinol sérico 1.21 μmol/l Retinol total se incrementó retinol sérico sin cambios. Tailandia 4 12 años 2,500 μg RE/d LB retinol sérico 1.01 μmol/l Sin incrementos significativos Thankachan P, Rah JH, India 6 12 años 500 μg RE/d LB retinol sérico μmol/l Thomas T et al. 13 Sin cambios Haskell MJ, Pandey P, Graham JM et al.3 14 Nepal Mujeres embarazadas 850 μg RE/d Retinol sérico se incrementó en todos los grupos, con ceguera nocturna más en los grupos que consumieron hígado y cápsulas concentradas informaron que, unos meses antes del inicio del estudio, los participantes habían recibido suplementos de hierro. 11 Estos resultados proporcionan fuertes evidencias científicas que respaldan que la fortificación con hierro es efectiva. El hecho de que una mayor cantidad de estudios reportó un impacto en los niveles de hierro, comparado con la proporción de estudios que reportó un impacto en la concentración de hemoglobina, posiblemente se deba al control hemeostático (existe un margen muy limitado para la mejora de las concentraciones de hemoglobina entre individuos no anémicos) o al hecho de que la deficiencia de hierro es la causa de alrededor del 50 % de los casos de anemia. El efecto del hierro en la concentración de hemoglobina puede ser limitado, ya que existen otras posibles causas de la anemia, tanto nutricionales como no nutricionales. Cuando se considera fortificar el arroz con hierro a gran escala, el costo y la aceptabilidad del consumidor son factores clave. La proporción de la mezcla incide en el costo. La aceptabilidad por parte del consumidor se puede ver afectada por el color y el sabor, y éstos a su vez se ven afectados por el fortificante de hierro elegido y su concentración. Estos aspectos fueron menos relevantes en los estudios de eficacia. Para no afectar al color de los granos fortificados utilizando la recomendación actual de pirofosfato férrico micronizado, la concentración en hierro no puede exceder los 7 g/kg. Cuando estos granos fortificados se mezclan con el arroz normal al 1%, que es la proporción habitual, el contenido de hierro en el arroz fortificado será de 7 mg/100 g. La mayoría de los estudios de eficacia emplearon proporciones mayores, y algunos también utilizaron mayores concentraciones de hierro en los granos fortificados. La elevada concentración de hierro en el arroz fortificado, y considerando que la mayoría de los estudios proporcionó todo el hierro en una comida diaria, resultó en un alto contenido en hierro comparado con los inhibidores de su absorción. Esto podría haber tenido un efecto positivo adicional en la absorción de hierro reportada en estos estudios. Resultados con la vitamina A Cuatro estudios incluyeron arroz enriquecido con vitamina A, tres de los cuales estaban enriquecidos con otros micronutrientes. El único estudio que enriqueció el arroz tan solo con vitamina A se realizó en Nepal, entre mujeres embarazadas con ceguera nocturna, y usó grupos de estudio con diferentes orígenes y niveles de vitamina A. 15 Este estudio mostró una mejoría de vitamina A en todos los grupos, con un mayor efecto en los dos que recibieron vitamina A por medio de cápsulas concentradas o de hígado. Los otros tres estudios se llevaron a cabo entre escolares con una concentración de partida de retinol sérico indicativa de un nivel adecuado, o casi adecuado, de vitamina A (Tabla 2). La concentración de retinol sérico no se vio incrementada. Sin embargo, el único estudio que además midió la cantidad total de retinol corporal, sí mostró una mejoría. 12 Estas pruebas muestran que la vitamina A se puede añadir al arroz de forma efectiva. Sin embargo, debe evaluarse si el arroz es el vector más adecuado para ello. Por ejemplo, si el aceite de cocinar está ya adecuadamente enriquecido con vitamina A, no es necesario que el arroz también lo esté. Resultados con otros micronutrientes El impacto de la fortificación del arroz con zinc, ácido fólico, y vitaminas B₁ (tiamina) y B₁₂ sobre el estado de los micronutrientes también ha sido evaluado. Thankachan et al 13 estudiaron el arroz fortificado con hierro, zinc, vitamina A, B₁, B₆, B₁₂ y ácido fólico. En un estudio realizado por Pinkaew et al 11 se evaluó el efecto del arroz enriquecido con hierro, vitamina A y zinc sobre los niveles de zinc. Thankachan et al. reportaron una mejoría en los niveles de vitamina B₁₂ y una disminución en los niveles de homocisteína. 13 Esto indica que tanto la vitamina B₁₂ como el ácido fólico fueron correctamente absorbidos y utilizados. No encontraron cambios en los indicadores de tiamina ni de zinc. Los niveles de tiamina ya eran adecuados. La ausencia de un impacto en los niveles séricos de zinc relacionados con 34 PANORAMA GENERAL Y RECOMENDACIONES PARA LA FORTIFICACIÓN DEL ARROZ el contenido de zinc en el arroz fortificado, hecho que ha sido descrito también por otros autores, 16 podría estar relacionada con que solo una pequeña fracción de la reserva de zinc corporal se refleja en el suero. Este factor hace que los cambios modestos en los niveles séricos de zinc sean imperceptibles. El estudio de Pinkaew y sus colegas reportó una disminución en la deficiencia de zinc, tanto en el grupo intervenido como en el grupo de control, pero la mejora del zinc sérico fue mayor en el grupo que consumió arroz fortificado comparado con el grupo que consumió arroz no fortificado. 11 Estudios de efectividad impacto de le fortificación del arroz bajo condiciones programadas La efectividad de la fortificación del arroz se analizó en cuatro estudios en circunstancias menos controladas y más programáticas El primer estudio, realizado en Filipinas entre los años 1947 y 1949, utilizó arroz fortificado recubierto con tiamina, niacina y hierro. Los resultados mostraron una reducción sustancial del beriberi, una consecuencia bien conocida de la deficiencia de tiamina, así como una menor incidencia de la mortalidad infantil en las zonas donde se proporcionó arroz fortificado. 20 En ese momento no se evaluaron indicadores bioquímicos de los niveles de micronutrientes. En un segundo estudio de efectividad llevado a cabo en Filipinas en el año 2008 se administró arroz fortificado con 3 4 mg/100 g. de hierro. Este estudio encontró concentraciones de hemoglobina más elevadas después de la intervención, comparada con las concentraciones previas al iniciar el estudio, y una disminución en la incidencia de anemia entre los niños participantes. 18 Un estudio realizado en Tailandia entre 1971 y 1975 distribuyó arroz fortificado entre niños de diferentes grupos de edad. No se reportaron diferencias significativas entre los niños de los pueblos que recibieron arroz fortificado y los que recibieron arroz no fortificado en las variables antropométricas, niveles de hemoglobina y hematocrito. Los autores reportaron la existencia de déficit de ingesta calórico ampliamente extendida en la población, factor que puedo haber afectado los resultados. 19 Más recientemente, Costa Rica empezó a enriquecer arroz y leche con ácido fólico tras observar los efectos de la harina enriquecida en la disminución de los defectos del tubo neural. Estudios realizados en el 2011 reportaron disminuciones adicionales en los defectos del tubo neural. 17 Micronutrientes recomendados para la fortificación del arroz Los estudios de eficacia y efectividad revisados hasta el momento respaldan la fortificación del arroz con hierro, vitamina A, ácido fólico, vitamina B₁₂ y tiamina. El zinc es también recomendado, a pesar que uno de los estudios encontró un impacto positivo y el otro no reportó ningún tipo de impacto. Esta mezcla de resultados concuerda con otros estudios sobre fortificación con zinc en otros alimentos y podría deberse a que los niveles de zinc son difíciles de estimar con exactitud. 16 En cuanto a la niacina y la vitamina B₆, todavía no hay datos sobre su efecto en el estado de los micronutrientes, pero igualmente se recomiendan, ya que el arroz blanco es una pobre fuente de estos micronutrientes. 21 Existen formas biodisponibles, y
Similar documents
View more...
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks