Opiniones de alumnos de un programa bilingüe andaluz sobre su programa y sobre el bilingüismo

Please download to get full document.

View again

of 15
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Published
Para citar este artículo, le recomendamos el siguiente formato: Ramos, F. (2007). Opiniones de alumnos de un programa bilingüe andaluz sobre su programa y sobre el bilingüismo. Revista Electrónica de Investigación
Para citar este artículo, le recomendamos el siguiente formato: Ramos, F. (2007). Opiniones de alumnos de un programa bilingüe andaluz sobre su programa y sobre el bilingüismo. Revista Electrónica de Investigación Educativa, 9 (2). Consultado el día de mes de año, en: Revista Electrónica de Investigación Educativa Vol. 9, No. 2, 2007 Opiniones de alumnos de un programa bilingüe andaluz sobre su programa y sobre el bilingüismo Student s Opinions of an Andalucian Bilingual Program about their Studying Program and Bilingualism Francisco Ramos Loyola Marymount University 1 LMU Drive suite Los Angeles, CA (Recibido: 29 de marzo de 2007; aceptado para su publicación: 31 de agosto de 2007) Resumen La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, una comunidad autónoma situada en el sur de España ha implantado numerosos programas bilingües para mejorar el dominio de idiomas entre su población escolar. Los programas, que utilizan los idiomas como lenguas vehiculares en el salón, fomentan el bilingüismo, el desarrollo académico de los estudiantes y la mejora de las actitudes hacia otros grupos. El presente estudio examinó las opiniones sobre estas áreas de un grupo de alumnos matriculados en un programa bilingüe andaluz. Los alumnos tenían opiniones positivas hacia el bilingüismo y el programa en general, aunque mostraban dudas sobre algunos de los beneficios intelectuales y cognitivos del aprendizaje de idiomas. Palabras clave: Programas de educación bilingüe, bilingüismo, métodos de enseñanza. Abstract The Department of Education of the government of Andalucia, an autonomous community located in southern Spain, has implemented numerous bilingual programs to improve the control of other languages of its student population. The programs, that use languages as vehicles of communication in the classroom, promote students bilingualism and academic performance, and contribute to improving their attitudes toward other groups. The following research examined the opinions about these areas of a group of students enrolled in a bilingual program in Andalucia. Students showed positive opinions toward bilingualism and the bilingual program in general, although they seemed hesitant about some of the intellectual and cognitive benefits of language learning. Key words: Bilingual education programs, bilingualism, teaching methods. Introducción Los programas bilingües de doble vía constituyen una innovadora manera de fomentar en los colegios el aprendizaje de lenguas extranjeras al usar éstas como lenguas vehiculares de instrucción y comunicación en lugar de enseñarlas, como se hacía en programas tradicionales, como una asignatura más. Así, se les dota de autenticidad y, como beneficio añadido, su uso por parte de los alumnos contribuye a mejorar sus conocimientos académicos y lingüísticos. Algunas comunidades autónomas bilingües españolas, como el País Vasco, implantaron este modelo de enseñanza hace dos décadas para promover el aprendizaje de su lengua autóctona, el euskera, junto al español e incluso el inglés, en un interesante modelo educativo trilingüe (Lasagabaster, 2001; Ruiz de Zarobe, 2005; Torres-Guzmán y Etxeberría, 2005). Sin embargo, por lo que se refiere al resto de España, hubo que esperar hasta 1996 para que la firma de un convenio de colaboración entre el Ministerio de Educación y el Consejo Británico (British Council) permitiera la implantación de un currículo integrado conjunto, en el que el inglés era usado como idioma vehicular en varios centros de educación infantil y primaria de diversas comunidades autónomas (Ramos, 2006). La aceptación entre los distintos estamentos de las diversas comunidades escolares provocó el aumento progresivo en el número y extensión geográfica de centros implicados en esta experiencia, lo que a su vez originó que varias Consejerías de Educación de comunidades autónomas no bilingües adoptaran modelos similares para facilitar el aprendizaje de idiomas a sus estudiantes. Este fue el caso de Andalucía, cuya Consejería de Educación estableció en 1998 cuatro secciones bilingües en alemán y francés en otras tantas escuelas de dos provincias de su territorio. La demanda popular a favor de este tipo de centros hizo crecer las secciones exponencialmente, lo que llevó a la Consejería a aprobar el Plan de Fomento del Plurilingüismo, que establecía las bases para la implantación de programas bilingües y su extensión a todas las provincias de Revista Electrónica de Investigación Educativa Vol. 9, No. 2, la comunidad (Gabinete de Prensa, 2005). El presente estudio explica brevemente el origen, objetivos y beneficios de los programas bilingües de doble vía y analiza las opiniones de un grupo de alumnos andaluces sobre el bilingüismo y el programa bilingüe en el que estaban matriculados. I. Origen y objetivos El origen de los programas bilingües de doble vía se remonta a los primeros años de la década de Un elevado número de alumnos cubanos, llegados a las escuelas de Miami como consecuencia de la huida de sus padres de la dictadura castrista, hizo que las autoridades escolares del distrito de Miami-Dade decidieran implantar un novedoso programa bilingüe en la primaria Coral Way con el apoyo económico de la Fundación Ford. En el programa, los estudiantes hispanos y angloparlantes eran separados por su idioma nativo para recibir enseñanza lingüística y académica diaria en inglés y español; en su idioma materno por la mañana y en el segundo por las tardes. El programa, modificado y refinado posteriormente para ser adecuado a las necesidades específicas de otras escuelas del distrito, tenía como objetivos fundamentales la enseñanza del inglés y de la cultura americana a los recién llegados, lo que evitaba al mismo tiempo, que olvidaran el español y su cultura original (Beebe & Mackey, 1990). A medida que el programa se extendió a otros estados, también modificó y amplió sus objetivos, hasta llegar a los cuatro fundamentales de la actualidad: lograr que los niveles de competencia curricular sean similares a los de cualquier otro programa, conseguir que los alumnos obtengan buenos resultados en las áreas lingüísticas y buenos resultados en las actividades académicas, y promover el desarrollo de actitudes y comportamientos positivos hacia otras culturas entre sus estudiantes (Howard, Sugarman, & Christian, 2003). Para lograr estos objetivos los programas bilingües distribuyen a sus estudiantes en salones en los que hay un número similar o aproximado de hablantes del idioma mayoritario y del minoritario, para que todos puedan actuar como modelos lingüísticos, ayudando al mismo tiempo a los hablantes del otro idioma (Howard et al., 2003). El tiempo asignado a cada idioma depende del modelo establecido; los más comunes son los 90/10 y los 50/50, llamados así por especificar el porcentaje de tiempo dedicado a la enseñanza de y en cada lengua. Por ejemplo, en los programas 90/10 los estudiantes reciben 90% de su instrucción en el idioma minoritario (generalmente el español) y 10% en el mayoritario (inglés) al comienzo de su escolarización. Al pasar cada curso, el porcentaje dedicado a cada idioma disminuye y aumenta respectivamente, de manera progresiva, hasta que, a partir de tercer grado de primaria, ambos son usados a partes iguales. Los alumnos del modelo 50/50 reciben instrucción en los dos idiomas en partes iguales desde un principio (Howard et al., 2003). Revista Electrónica de Investigación Educativa Vol. 9, No. 2, Los estudiantes suelen tener dos maestros para cada asignatura, distinta en cuanto a contenidos e idioma. Los maestros usan en clase sólo el idioma que les corresponde para evitar que sus alumnos utilicen ambos indistintamente o se refugien en su idioma materno si tienen dificultades en el otro. Por regla general, los maestros comparten dos grupos de estudiantes que intercambian hacia la mitad del día escolar. Esto facilita su trabajo, al repetir las lecciones dos veces al día y beneficia a sus alumnos, al recibir educación en dos idiomas diariamente (Freeman y Freeman, 2005). En cuanto a los programas andaluces, estos surgieron a mediados de la década de 1990 ante la demanda social a favor de escolarizar en idiomas extranjeros a los alumnos del sistema público de la comunidad. La respuesta de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía fue la firma de acuerdos con la Alianza Francesa (Alliance Française) y el Instituto Goethe (Goethe-Institut), por los que se establecían secciones bilingües en alemán y francés en cuatro escuelas de dos provincias del territorio. Gracias al apoyo de los consulados de los respectivos países, las secciones se extendieron a otras escuelas, lo que llevó a la Consejería a institucionalizar e implantar estos programas en todas las provincias de la comunidad mediante la aprobación del Plan de Fomento del Plurilingüismo en 2004 (Consejo Asesor para la Segunda Modernización de Andalucía, 2003). Los objetivos generales de este plan incluían la mejora de las competencias culturales y lingüísticas de los alumnos, la secuenciación de los contenidos de cada etapa educativa y la adecuación de los criterios de evaluación al Marco común europeo de referencia para las lenguas: aprendizaje, enseñanza, evaluación (Consejería de Educación, 2005). Los objetivos específicos incluían la enseñanza y el aprendizaje de asignaturas en dos lenguas, la mejora del conocimiento de otras culturas y el desarrollo de la flexibilidad cognitiva de los alumnos (Consejería de Educación, 2005). Para cumplirlos se requería que los idiomas se usaran como lenguas vehiculares en explicaciones y discusiones académicas (García, 2005), incorporando los conocimientos, experiencias y opiniones de los alumnos (Cummins, 1996) a través de la interacción social en un ambiente natural (Gibbons, 2002); estas premisas eran un fiel reflejo del enfoque de los programas americanos. Sin embargo, la falta de hablantes del idioma extranjero en las escuelas no permitía la presencia conjunta de alumnos que hablaran naturalmente uno de los idiomas en el salón, como en Estados Unidos, lo que se solucionó mediante el incremento progresivo del número de horas dedicadas a la enseñanza de y en el idioma extranjero en las aulas. Como ejemplo, de la hora y media semanal dedicada a este idioma en educación infantil, gradualmente se llegaba a las siete horas correspondientes a los niveles cinco y seis (Dirección General de Ordenación y Evaluación Educativa, 2005), enseñadas por profesores especialistas de contenido e idioma. En la actualidad hay 250 centros bilingües, de los que 206 enseñan inglés, 36 francés y 8 alemán, aunque sus previsiones Revista Electrónica de Investigación Educativa Vol. 9, No. 2, contemplan la existencia de 400 centros bilingües en 2008, último año de la legislatura en la comunidad (Gabinete de Prensa, 2005). II. Beneficios de los programas bilingües En Estados Unidos los alumnos de programas bilingües mostraron avances significativos tanto en matemáticas como en lectura y escritura en dos idiomas (Alanis, 2000; Cazabon, Lambert y Hall, 1993; Howard, Christian y Genesee, 2003), además de desarrollar mayor creatividad y flexibilidad cognitiva que sus compañeros de programas monolingües (Cummins, 1991). Estos resultados provocaron que tanto padres como maestros y los propios alumnos, tres colectivos con un papel determinante en el éxito de los programas, los apoyen de manera inequívoca (Lindholm-Leary, 2001; Shannon y Milian, 2002). Las encuestas llevadas a cabo entre los alumnos indican que una gran mayoría tenían opiniones positivas sobre los programas (Lindholm-Leary, 2001), sobre los miembros de otros grupos étnicos y sobre el multilingüismo y el multiculturalismo en general (Cazabon, Lambert y Hall, 1993), resultados similares a los obtenidos entre alumnos españoles matriculados en escuelas con parecido modelo educativo (Blas Arroyo, 2002; Huguet y Llurda, 2001; Lasagabaster, 2001; Torres-Guzmán y Etxeberría, 2005). En Andalucía, debido a la reciente implantación de sus programas, apenas existe información al respecto, excepción hecha de algunas encuestas llevadas a cabo en escuelas, pero que no han sido publicadas. Por tanto, el propósito principal del presente proyecto era abrir vías de investigación que permitieran conocer las opiniones de los estudiantes de los programas bilingües andaluces sobre los propios programas y sobre el bilingüismo en general. Un segundo objetivo era facilitar al equipo directivo de la escuela en que se realizó el proyecto, datos para examinar los aspectos positivos del programa y los considerados susceptibles de mejora, por parte de los alumnos. III. Metodología Para llevar a cabo la investigación, el autor buscó a una de las responsables de los programas bilingües en Andalucía, quien le facilitó los nombres de varias escuelas interesadas en conocer las actitudes de sus alumnos hacia los componentes y principios del programa en que estaban matriculados. Tras seleccionar una de ellas, se acercó a la directora, quien autorizó el estudio una vez que le fueron explicados los objetivos de la investigación y las características de la encuesta a contestar por parte de los alumnos, durante una reunión informativa. La directora acompañó al investigador a los salones elegidos para explicar a maestros y alumnos los objetivos del estudio. III.1 Participantes Revista Electrónica de Investigación Educativa Vol. 9, No. 2, La escuela en que se llevó a cabo el estudio, una de las primeras en establecer un programa bilingüe francés-español durante el curso , está situada en un barrio de Sevilla, capital de Andalucía, y fue elegida para este proyecto por las facilidades ofrecidas y por el interés mostrado en el equipo directivo hacia conocer las opiniones de los alumnos. El programa funcionaba únicamente en un aula por curso, por lo que sólo 114 estudiantes estaban matriculados en él, de un total de 417 individuos entre preescolar y sexto de primaria. Tanto la directora como el investigador decidieron excluir del proyecto a los alumnos de cursos inferiores a cuarto grado de primaria, ya que consideraron que no habían estado suficientemente expuestos al idioma extranjero como para emitir juicios de valor sobre su aprendizaje y que la validez de sus respuestas podría verse afectada por sus posibles dificultades al rellenar solos la encuesta. Por tanto, los participantes fueron los alumnos de los grados cuarto, quinto y sexto de primaria. Había ligeramente más niñas que niños, la mayoría nacidos en España y casi todos tenían como idioma nativo el español. Uno de ellos también hablaba euskera, al ser del País Vasco. La Tabla I resume esta información. Tabla I. Descripción de los participantes Sexo Grado Edad Idioma Nacimiento Masculino 29 Femenino Español 57 Chino 2 Francés 1 Inglés 1 España 54 América del Sur 3 China 2 Francia 1 Inglaterra 1 III.2 Instrumento y procedimiento La encuesta utilizada en el estudio era una adaptación de la creada por Lindholm-Leary (2001) para uno de los más completos análisis llevados a cabo en Estados Unidos sobre las actitudes de padres, maestros y alumnos hacia el bilingüismo y los programas bilingües. Estaba dividida en dos partes. La primera consistía en cinco preguntas destinadas a obtener información sobre el grado en el que estudiaban, edad, sexo, idioma nativo y país de nacimiento de los estudiantes; la segunda consistía en trece ítems agrupados en tres categorías: relaciones interpersonales, beneficios del bilingüismo y satisfacción Revista Electrónica de Investigación Educativa Vol. 9, No. 2, con el programa. La fiabilidad de las categorías era, respectivamente, 0 72, 0 73 y 0 62 en el estudio original (Lindholm-Leary, 2001). El grado de acuerdo o desacuerdo de los participantes con los ítems se midió con una escala Likert de cinco puntos, en la que 1 significaba Muy en desacuerdo, 5 Muy de acuerdo y 3, No sé, como punto medio. Las respuestas se agruparon posteriormente en tres categorías para facilitar el análisis de los resultados: De acuerdo/muy de acuerdo, No sé y Muy en desacuerdo/desacuerdo. Todas las encuestas fueron completadas en el salón. El investigador leyó en voz alta cada ítem a los alumnos de 4º y 5º para garantizar su comprensión, mientras que los de 6º los completaron sin ayuda. El tiempo aproximado de contestación fue de 20 minutos. Los resultados fueron analizados con apoyo de SPSS 13.0 y se elaboraron tablas de contingencia para las variables edad y grado, sexo y grado, y edad y sexo, con el propósito de examinar las respuestas pormenorizadamente. El limitado tamaño de la muestra no permitió llevar a cabo análisis estadísticos más complejos, por lo que los resultados se presentan indicando el número de participantes que respondió a los diferentes ítems, así como el porcentaje que representaba sobre el total. IV. Resultados Como puede observarse en la Tabla II, los alumnos estaban de acuerdo con la forma en que la escuela enseñaba los idiomas y manifestaban su deseo de continuar recibiendo enseñanza bilingüe. También valoraban positivamente varios beneficios del aprendizaje de idiomas, como la capacidad de conocer, comprender mejor y hablar con otras personas, así como la posibilidad de lograr mejores trabajos en el futuro; sin embargo, mostraban menor apoyo hacia reconocer algunos beneficios intelectuales y cognitivos del bilingüismo. Tabla II. Medias y desviaciones estándar de las respuestas Ítems x D.E. Relaciones interpersonales Me gusta conocer y escuchar a personas que hablan otro idioma Aprender francés es importante para hablar con personas de habla francesa Aprender otro idioma me ayudará a llevarme mejor con otras personas Aprender otro idioma me ayudará a entender a niños distintos a mí Beneficios del bilingüismo Aprender dos idiomas me ayudará a mejorar en la escuela Aprender dos idiomas me ayuda a conseguir mejores notas Aprender dos idiomas me ayuda a aprender cómo pensar mejor Aprender dos idiomas me hará más inteligente que si sólo aprendo uno Saber dos idiomas me ayudará a conseguir un trabajo mejor Satisfacción con el programa Me gusta estudiar en español y francés como lo hago en el colegio Quiero seguir estudiando y aprendiendo en español y francés como lo hago ahora Revista Electrónica de Investigación Educativa Vol. 9, No. 2, La Tabla III ofrece un análisis detallado de las respuestas. En ella puede verse cómo la mayoría de participantes apreciaba el impacto positivo de los idiomas sobre las relaciones personales, la capacidad intelectual y la perspectiva de lograr un mejor trabajo en el futuro. Por lo que se refiere al programa bilingüe, más de 80% tenía una buena opinión sobre él y deseaba continuar escolarizado de la misma manera. Dos datos a destacar, sin embargo, son los relativamente altos porcentajes de participantes que tenían dudas o mostraban desacuerdo con algunos beneficios intelectuales del bilingüismo. Así, cerca de 25% no sabía si el bilingüismo les ayudaba a mejorar en la escuela, a pensar mejor y a obtener mejores notas; más de 16% dudaba de su influencia sobre la inteligencia y casi 30% no estaba seguro de que la educación bilingüe ayudara a mejorar sus relaciones personales. A ello hay que añadir que cerca de 10% que no estaba de acuerdo con que aprender otro idioma ayude a mejorar en la escuela, tener mejores notas o pensar mejor. Tabla III. Respuestas a la encuesta Ítems Relaciones interpersonales Me gusta conocer y escuchar a personas que hablan otro idioma Aprender francés es importante para poder hablar con personas de habla francesa Aprender otro idioma me ayudará a llevarme mejor con otras personas Aprender otro idioma me ayuda a entender a otros niños que son distintos a mí Beneficios del bilingüismo Aprender dos idiomas me ayudará a mejorar en el colegio Aprender dos idiomas me ayuda a conseguir mejores notas Aprender dos idiomas me ayuda a aprender cómo pensar mejor Aprender dos idiomas me hará más inteligente que si sólo aprendiera uno Saber dos idiomas me ayudará a conseguir
Similar documents
View more...
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks