OBSIDIANAS, TURQUESAS Y METALES EN EL SUR DE CHILE. PERSPECTIVAS SOCIALES A PARTIR DE SU PRESENCIA Y PROVENIENCIA EN ISLA MOCHA ( D.C.

Please download to get full document.

View again

of 17
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Categories
Published
Páginas Obsidianas, turquesas y metales en el sur de Chile. Perspectivas sociales Chungara a partir Revista de su presencia... de Antropología Chilena 1 OBSIDIANAS, TURQUESAS Y METALES EN EL SUR
Páginas Obsidianas, turquesas y metales en el sur de Chile. Perspectivas sociales Chungara a partir Revista de su presencia... de Antropología Chilena 1 OBSIDIANAS, TURQUESAS Y METALES EN EL SUR DE CHILE. PERSPECTIVAS SOCIALES A PARTIR DE SU PRESENCIA Y PROVENIENCIA EN ISLA MOCHA ( D.C.) 1 OBSIDIAN, TURQUOISE, AND METALS IN SOUTHERN CHILE. SOCIAL PERSPECTIVES FROM THEIR PRESENCE AND PROVENANCE IN MOCHA ISLAND (AD ) Roberto Campbell 2, Hugo Carrión 3, Valentina Figueroa 4, Ángela Peñaloza 5, Maria Teresa Plaza 6 y Charles Stern 7 Los análisis composicionales realizados a piezas de obsidiana, cuentas de turquesa y artefactos metálicos de isla Mocha, permiten plantear un escenario de gran movilidad de bienes para los últimos años en el sur de Chile. Dichos análisis permiten plantear hipótesis respecto a vínculos con zonas como la cordillera de la costa en la Araucanía (35 km), Neuquén central en Argentina (390 km) y el Altiplano boliviano/noroeste argentino (1.900 km). La presencia de estos bienes en isla Mocha y el Sur de Chile formaría parte de las profundas transformaciones sociales que experimentaron las sociedades de estos territorios hacia fines del primer milenio d.c. y que hacen parte de la constitución del complejo El Vergel. Palabras claves: sur de Chile, isla Mocha, Complejo El Vergel, estudios de proveniencia, análisis composicional, complejidad social. Compositional analyses performed on obsidian pieces, turquoise beads and metallic artefacts from Mocha Island allow us to propose a high mobility scenario for these goods for the last 1000 years in Southern Chile. These analyses lead us to hypothesize about the connections with areas such as the Coastal Range in Araucanía (35 km), central Neuquén in Argentina (390 km), and the Bolivian Altiplano/Argentinian Northwest (1900 km). The presence of these goods in Mocha Island and Southern Chile would be part of the deep social transformations undergone by the societies that inhabited these territories toward the end of the first millennium AD, leading to the formation of the El Vergel complex. Key words: Southern Chile, Mocha Island, El Vergel complex, provenance studies, compositional analysis, social complexity. La presencia de bienes exóticos y el establecimiento de redes de intercambio a larga distancia han sido consideradas como fuerzas originadoras de la diferenciación social (Drennan 1995: ), como también parte de las estrategias usadas por los aggrandizers (Hayden 2001:260). Por tanto, son una de las facetas tradicionales en el estudio de los procesos de complejización social temprana. Dichos bienes exóticos (junto con aquellos que son considerados peculiares, escasos y/o que requieren una alta inversión en manufactura), pueden pasar así a ser objetos de prestigio social (Hayden 1998). De esta forma adquieren la capacidad de servir para forjar alianzas entre líderes, y entre líderes y sus seguidores, ayudando a consolidar nacientes diferencias (Brumfiel 1994:6, 10; Drennan 1991:280; Hayden 2001:260; 1 Una primera versión de este artículo fue presentada en el simposio Desde las fuentes: estudios de selección y aprovisionamiento de minerales. Implicancias en la producción lítica, alfarera, metalúrgica y de manifestaciones rupestres, en el marco del XIX Congreso Nacional de Arqueología Argentina, Tucumán (agosto 2016). Este manuscrito fue evaluado por pares externos y editado por el Comité Editorial de Chungara y los editores invitados Ariel D. Frank, Fabiana Skarbun y Manuel E. Cueto. 2 Programa de Antropología, Instituto de Sociología, Pontificia Universidad Católica de Chile, Macul, Chile. 3 Aikén Centro de Estudios Arqueológicos e Históricos, Santiago, Chile. 4 Instituto de Arqueología y Antropología, Universidad Católica del Norte, San Pedro de Atacama, Chile. 5 El Dibujo s/n, Culiprán, Melipilla, Chile. 6 University College London, London, United Kingdom. 7 University of Colorado, Boulder. USA. Recibido: febrero Aceptado: enero Publicado en línea: 2-abril-2018. 2 Roberto Campbell, Hugo Carrión, Valentina Figueroa, Ángela Peñaloza, Maria Teresa Plaza y Charles Stern Helms 1994:58-59). Del mismo modo, pueden hacer parte de diferentes mecanismos de competencia entre facciones (Brumfiel 1994:12). De esta forma es que los estudios de proveniencia vienen a complementar las reflexiones sobre diferenciación y complejidad social (Drennan y Peterson 2012:79), pues nos permiten conocer la fuente de origen de los bienes implicados, o al menos sus posibilidades de ocurrencia, como también hipotetizar sobre los medios físicos y sociales de su tránsito desde dicha fuente hasta el lugar de su consumo. En este contexto el Sur de Chile se presenta como un área en la cual un proceso de complejización social alcanza un hito alrededor del d.c., marcando la transición desde el periodo Alfarero Temprano ( d.c.) al periodo Alfarero Tardío ( d.c.), y cuya cristalización corresponde al denominado Complejo El Vergel (Adán y Mera 2011; Aldunate 2005; Menghin ). Este proceso está señalado por la aparición de la producción de alimentos en la forma de agricultura -o en su defecto, por una clara intensificación de ésta- (Roa 2016; Silva 2010, 2014), de arquitectura pública representada en la construcción de montículos (Campbell y Pfeiffer 2017; Dillehay 2007, 2014), el desarrollo de una tradición de trabajo de metales (Campbell 2004, 2015b; Campbell et al. 2015); una diversificación de los patrones funerarios (Aldunate 1989; Dillehay 2007), y de un claro sedentarismo y aumento demográfico (Adán et al. 2016; Campbell 2014). A la par de esto vemos, y que es el aspecto que fundamenta este trabajo, la aparición de bienes no-locales en distintas áreas del Sur de Chile. Una de estas zonas es isla Mocha. Investigar una isla tiene la potencial ventaja metodológica de poder segregar fácilmente que es lo local y que es lo foráneo, más aun si es que las características de su medioambiente (biótico y/o abiótico) difieren suficientemente de aquellas del continente. Estos aspectos se tornan fundamentales al momento de comprender la presencia y proveniencia de los elementos presentes en cualquier lugar, y poder enmarcarlos en un contexto social e histórico. Isla Mocha Isla Mocha se ubica a los 30,35 S, tiene un área de 52 km 2 y se encuentra separada del continente por un canal de 30 km de ancho. Su geología mayormente sedimentaria, acota significativamente el conjunto de recursos abióticos que podemos considerar locales a esta 1. Por ello el estudio de la presencia de elementos foráneos es factible y sumamente promisorio y relevante. Esta isla cuenta con una peculiar historia de ocupaciones y abandonos que se inicia alrededor del 2000 a.p. (Campbell 2015a; Quiroz y Sánchez 1997, 2004). En los proyectos que hemos desarrollado desde 2009 nos hemos abocado principalmente al periodo enmarcado por el desarrollo del Complejo El Vergel ( d.c.) y hasta el desalojo de su población indígena en tiempos históricos (1.687 d.c.). Al inicio de este periodo se observa la consolidación de una ocupación estable de la isla (Campbell 2014, 2015a), junto a una economía marcada por la producción de alimentos (cultivos y manejo de animales) acompañadas de prácticas de caza, recolección y pesca (Roa 2016; Roa et al. 2015; Sánchez et al. 2004), la construcción de espacios públicos (montículos y plataforma) (Campbell y Pfeiffer 2017) y el despliegue de evidencias de diferenciación social representadas en distribuciones disímiles entre los sitios arqueológicos (asimilables a comunidades) de bienes considerables como de prestigio (cerámica decorada, materias primas líticas de buena calidad, piezas de metal, entre otros) (Campbell 2011, 2014, 2015c). Obsidianas, Turquesas y Metales Considerando estos antecedentes es que presentamos a continuación los resultados y propuestas obtenidos a partir de los estudios composicionales realizados a tres conjuntos materiales hallados en los sitios arqueológicos de isla Mocha: (a) las obsidianas, usadas como materia prima para la manufactura de distintas piezas líticas, (b) las turquesas, usadas como cuentas y (c) diversas piezas de metal, correspondientes principalmente a artefactos de adorno. Estos materiales provienen exclusivamente de sitios y contextos domésticos, con la excepción del aro del sitio P21-1 que proviene de un entierro (Tabla 1). Todos ellos tienen una cronología post d.c. Dada la ausencia en isla Mocha de las materias primas mencionadas -o de las materias primas para la manufactura de estas piezas-, es que su estudio nos entrega información interesante respecto a la articulación de los grupos isleños con aquellos del continente como también sobre el sistema social isleño mismo. Las obsidianas La muestra de obsidianas sometida a análisis corresponde a aquellas obtenidas en los proyectos dirigidos por Campbell 2 y disponibles al año 2013 (Figura 1). Por temas logísticos y presupuestarios no se incluyeron aquellas obtenidas en los proyectos dirigidos por Quiroz y Sánchez 3, depositadas en el Museo de Historia Natural de Concepción. Obsidianas, turquesas y metales en el sur de Chile. Perspectivas sociales a partir de su presencia... 3 Tabla 1. Materiales analizados en este trabajo Analyzed materials in this paper. Sitio Sollipulli Obsidiana Portada Covunco P Turquesa Cupuro Cobre Arsenical (Cu-Sn) Metales Bronce (Cu-Sn) Latón (Cu-Zn) Plata-Cobre P P P P P P P Si bien para isla Mocha los estudios de proveniencia de obsidiana están recién iniciándose (Campbell et al. 2016), esta línea de investigación tiene una historia más larga en el sur de Chile (Navarro 2012; Stern et al. 2002; 2008; 2009; 2017). A su vez, la naturaleza volcánica de esta materia prima permitió establecer inmediata y fácilmente su condición de foránea en zonas extravolcánicas como isla Mocha (Jackson 1997). En términos cronológicos, se sabe de la presencia de obsidiana en algunos sitios continentales y en Chiloé durante el periodo Arcaico ( cal a.p.). Sin embargo, esta materia prima parece desaparecer del valle central y costa durante todo el periodo Alfarero Temprano ( d.c.), no así en áreas cordilleranas como los lagos Villarrica y Calafquén donde se la puede considerar como local en una escala regional (Adán y Mera 2011). De hecho, en contextos del Complejo Pitrén solo se sabe de su presencia en el sitio funerario Villa JMC-1 (Mera 2014:75), fechado alrededor del 1150 d.c. Es así que desde el 1000 d.c. en adelante esta materia prima re-aparece en el valle, alcanzando esta vez la costa septentrional (sensu Aldunate 1989) y también isla Mocha e isla Santa María. En el caso de isla Mocha, esta materia prima lítica corresponde a alrededor del 1% de los restos líticos recuperados en los sitios habitacionales. Por el contrario, las materias primas locales como basaltos, cuarzos y areniscas, entre otros, son las que predominan. Estas últimas solucionan así perfectamente las necesidades tecnológicas requeridas por la población local, y por ello mismo destaca la presencia de obsidianas y sílices, no disponibles localmente. En el caso de las obsidianas, los análisis por XRF y ICP-MS 4 realizados a 35 piezas, han permitido establecer que estas corresponden a los tipos NS 5 y PC (Campbell et al. 2016). Las primeras provienen de la zona de Nevados de Sollipulli (Melipeuco, Chile) (Stern et al. 2008; 2009), mientras las segundas provienen de la zona de Portada Covunco (Neuquén central, Argentina) (Stern et al. 2012), distantes 200 y 350 km de isla Mocha, respectivamente (Figuras 2 y 3). Destaca el que las obsidianas negras y grises (presentes en ambas fuentes) aparezcan en isla Mocha como todo tipo de resto (desde núcleos a puntas de proyectil y desechos). En cambio, las obsidianas atigradas (solo provenientes de Portada Covunco) aparecen solamente como puntas de proyectil, con una morfología muy definida (triangulares de base escotada o cóncava con borde recto o ligeramente convexo y finamente dentado) (Campbell et al. 2016; Peñaloza et al. 2017). A su vez, es interesante el que las obsidianas tipo NS solo aparezcan en territorio chileno. Las obsidianas tipo PC aparecen en ambas vertientes de la cordillera andina, alcanzando incluso la costa atlántica en el Golfo San Matías (Alberti et al. 2016). Debemos señalar también la ausencia en isla Mocha de obsidianas proveniente del Volcán Chaitén, la que está ampliamente distribuida a lo largo de la costa pacífica desde la zona de Valdivia al sur (Stern et al. 2002), como también de aquellas de las fuentes de Cerro de las Planicies/Lago Lolog (López et al. 2009), Laguna del Maule y Las Cargas (Durán et al. 2012). Las turquesas Para los análisis de las cuentas en piedra verde 6 se consideró solo aquellas obtenidas en los proyectos dirigidos por Campbell (Figura 4A); se excluyó aquellas recuperadas en los proyectos dirigidos por Quiroz y Sánchez por las mismas razones ya referidas en el acápite anterior. 4 Roberto Campbell, Hugo Carrión, Valentina Figueroa, Ángela Peñaloza, Maria Teresa Plaza y Charles Stern Figura 1. Ejemplos de piezas de obsidianas de isla Mocha estudiadas: línea superior, de Portada Covunco (PC); línea inferior, de Nevados de Sollipulli (NS). Examples of Mocha Island obsidian pieces analyzed: upper row, from Portada Covunco (PC); lower row, from Nevados de Sollipulli (NS). Obsidianas, turquesas y metales en el sur de Chile. Perspectivas sociales a partir de su presencia... 5 Figura 2. Cono Sur sudamericano. Sitios arqueológicos (estrellas blancas), fuentes de obsidiana (triángulos negros) y fuentes de turquesas (círculos grises). Minerales de cobre hay en toda la cordillera andina a lo largo de la frontera chileno-argentina. South American Southern Cone. Archaeological sites (white stars), obsidian sources (black triangles), and turquoise sources (gray circles). There are cooper ores in the entire Andean cordillera along the Chile-Argentina border. 6 Roberto Campbell, Hugo Carrión, Valentina Figueroa, Ángela Peñaloza, Maria Teresa Plaza y Charles Stern Figura 3. Sur de Chile y Norpatagonia argentina. Sitios arqueológicos (estrellas blancas), fuentes de obsidiana (triángulos negros) y fuentes de turquesas (círculos grises). Minerales de cobre hay en toda la cordillera andina a lo largo de la frontera chileno-argentina. Southern Chile and Argentinean Northern Patagonia. Archaeological sites (white stars), obsidian sources (black triangles), and turquoise sources (gray circles). There are cooper ores in the entire Andean cordillera along the Chile-Argentina border. Obsidianas, turquesas y metales en el sur de Chile. Perspectivas sociales a partir de su presencia... 7 Esta es una materialidad con una historia inexistente de análisis composicionales en el sur de Chile. Sin embargo, su presencia en contextos arqueológicos es conocida desde hace más de un siglo. De hecho, su más temprana referencia corresponde a siete cuentas verde gris, verde-blanquecinas y verde-esmeralda de isla Mocha (Philippi 1903:16, Lámina VI). Estas cuentas fueron también halladas por los proyectos dirigidos por Quiroz y Sánchez (Daniel Quiroz y Mauricio Massone comunicaciones personales 2002) y fortuitamente por los mismos habitantes de isla Mocha. Las dos cuentas en piedra verde recuperadas por nosotros, fueron analizadas por XRD 4 siendo identificadas como turquesa. Éstas tienen una morfología discoidal con un agujero central (Carrión 2015), que coincide con la morfología referida para las cuentas previamente descubiertas. Una revisión respecto de las minas y formaciones minerales indica una ausencia de turquesa para el sur de Chile. Esto es coherente con el conocimiento geológico que indica que la formación de turquesa suele darse en climas áridos o semiáridos. Esto se debe a que es un mineral que junto a otros óxidos de cobre tiende a formarse en niveles someros de sistemas de pórfidos cupríferos (Sillitoe 2010). Es poco probable que estos yacimientos minerales se preserven en el sur de Chile debido a que la erosión es muy rápida producto del clima lluvioso. De hecho, las ocurrencias más cercanas reportadas de esta piedra se ubican en ambientes con aquellas características. Estas son: Barda González (Confluencia, Neuquén, Argentina [Pons et al. 2009]), a 450 km de isla Mocha y casi a su misma latitud; Cerro Blanco (Punilla, Córdoba, Argentina [Berón 2012; Mindat 2016]), a km; diversos puntos en la región de Atacama (Chile) (Mindat 2016; Westfall y Gonzalez 2010), a más de km; y a mayor distancia también se encuentra en la Provincia de Salta y de Jujuy (Argentina) y región de Antofagasta (Chile) (Mindat 2016; Salazar et al. 2010). Por tanto, dichas zonas deberíamos señalarlas como las posibles fuentes de proveniencia de las cuentas de turquesa presentes en isla Mocha, aunque sin poder determinar cuál específicamente (Figuras 2 y 3). Debemos indicar, además, que en el sur de Chile sí hay presencia geológica -no así en contextos arqueológicos reportados- de otras piedras verdes, por ejemplo, de serpentinita (Barra et al. 1998) y de malaquita (Alfaro y Gajardo 1978; Oyarzun et al. 1982). Por tanto, nuestros resultados no deben ser interpretados como que todas las piedras verdes del Sur de Chile son turquesas, sino por el contrario, solo las dos cuentas de isla Mocha que fueron analizadas composicionalmente. También hay que considerar que en los sitios arqueológicos de isla Mocha se han recuperado cuentas en otros materiales (concha, roca sedimentaria, hueso y metal) (Figura 4B-G). Con excepción de las de metal -detalladas en la siguiente sección-, es muy probable que dichas cuentas estén manufacturadas sobre materias primas locales, dada su disponibilidad en la misma isla Mocha. El fenómeno de las cuentas, incluso más allá de su materia prima, es importante, pues desde las crónicas europeas más tempranas estas-también denominadas como llancas o chaquiras- son referidas por el gran valor que los indígenas les confieren (Góngora Marmolejo 1990 [1575]:166, 193, 227; González de Nájera 1889 [1614]:47; Mariño de Lobera 1865 [1595]:348). Sin embargo, esto contrasta con los escasos contextos arqueológicos prehistóricos donde han sido reportadas (Padre Las Casas [Gordon 1978], La Candelaria [Bahamondes et al. 2006], JMC-01 [Mera 2014]), todos ellos con una temporalidad post-1000 d.c. En específico, la presencia arqueológica de cuentas en piedras verdes en el sur de Chile, la encontramos, con excepción de Isla Mocha, solo en el sitio cordillerano de Challupén 5, en el lago Calafquén (Berdichewsky y Calvo :542). Este contexto parece ser ya de tiempos históricos dado el hallazgo de cuentas de vidrio, sin embargo, corresponde a una tumba removida. En este caso la roca fue descrita como malaquita, aunque ante la ausencia de análisis composicionales adecuados, preferimos denominarle como de piedra verde. Para el sitio Chenque I (La Pampa, Argentina) (Berón 2012), y con una cronología contemporánea a aquellos de isla Mocha, fueron identificadas por XRD cuentas de turquesa de morfología y tamaño similar a los de esta isla. Es intrigante saber si la distribución de estas cuentas responde a problemas de muestreo y avance de la investigación, o si efectivamente revela un aspecto muy peculiar de la circulación de estos bienes en el sur de Chile y Norpatagonia argentina (Figura 5A-B). Los metales Se consideraron para análisis las piezas de metal obtenidas en los proyectos dirigidos por Campbell y por Quiroz y Sánchez (Figura 6). En este último caso, dichas piezas formaron parte de la tesis de pregrado de Campbell (2004). Esto implicó en su momento la toma de muestras desde las piezas y el montaje de estas en resina, además de contarse con la ubicación precisa de estas en el depósito del Museo de Historia Natural de Concepción. Esta es una materialidad que ha sido objeto de distintos 8 Roberto Campbell, Hugo Carrión, Valentina Figueroa, Ángela Peñaloza, Maria Teresa Plaza y Charles Stern Figura 4. Variedad de cuentas de isla Mocha. A: turquesa; B-D: concha; E: roca sedimentaria; F: hueso, G: metal. Variety
Similar documents
View more...
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x