No me hubiera perdido un Seminario por nada del mundo Philippe Sollers. Bourdin timado. Por: Jacques-Alain Miller

Please download to get full document.

View again

of 19
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Categories
Published
Número 489 No me hubiera perdido un Seminario por nada del mundo Philippe Sollers Ganaremos porque no tenemos otra elección Agnes Aflalo Bourdin timado Por: Jacques-Alain Miller La
Número 489 No me hubiera perdido un Seminario por nada del mundo Philippe Sollers Ganaremos porque no tenemos otra elección Agnes Aflalo Bourdin timado Por: Jacques-Alain Miller La primera parte de este texto se publicó con el título: Bourdin, el hombre pulsional (Lacan cotidiano nº 485) 11.- Las virtudes de la peroración 1 Retorno al tweet. Queda la frase C, que funciona como conclusión: Búsqueda de la verdad como respuesta a toda la retórica política 2. Una peroración recapitula; apoya el acuerdo final; suelta el último vibrato patético. Su virtud consiste en ser breve, lo que no debe impediros amplificarla y embellecerla. a. Recapitulación: hay poco que recapitular, esencialmente la frase B; la recapitulación se resume en la sustitución del adverbio verdaderamente por el sustantivo verdad. b. Acuerdo final: armonía de la frase nominal, comparando dos términos en torno a la preposición contra, equivalente a versus. c. Vibrato patético: connotación heroica del solo contra todos ; connotación épica de la verdad siempre triunfa ; conjunción de clichés valor solitario, confianza en la Verdad, la Belleza y el Bien, disidencia antitotalitaria, etc. α) Brevedad: una sola frase, nominal por añadidura: difícil ser más breve. β) Amplificación, incluso hipérbole: por la llamada hecha al cuantificador universal: todas las lenguas γ) Embellecimiento: la frase C tiene forma de sentencia, de dictum impersonale (Isidoro de Sevilla, Etimologías II, 11) a la vez divisa, resumiendo una prudencia y algoritmo aplicable a un gran número de casos Rey Bourdin El tweet de Bourdin presenta una importante articulación ternaria. La ternariedad es una de las formas simbólicas más poderosas. Es un significante para todo, omnipresente. Lo encontramos tanto en el movimiento dialéctico (tesis-antítesis-síntesis) como en fomas ultrabreves convertidas en proverbios (el veni, vidi, vinci de César) en la teología cristiana (Padre-Hijo-Espíritu Santo) en los esquemas psicoanalíticos (las dos tópicas de Freud: consciente, subconsciente, inconsciente; el yo, el ello, el superyó; la tripartición de Lacan, inspirada en Lévi-Strauss; RSI (lo real, lo simbólico y lo imaginario) en la creación de equipos funcionales (las tres Moiras o Parcas) las tres Gracias; los tres Mosqueteros, los Pieds-Nickelés: Croquignol, Filochard et Ribouldingue (3); los sobrinos del pato Donald: Juanito, Jorgito y Jaimito. El haiku, forma breve de la poesía japonesa, reúne tres versos. Etc. La ternariedad del tweet de Bourdin tiene la particularidad de que pivota sobre el término central, la frase B, que funciona como justificación. Asociada a la frase A, como preámbulo, la frase B constituye una respuesta a la cuestión que está en juego entre Bourdin y sus críticos, a saber: lo que ha hecho Bourdin en su entrevista con Roland Dumas, estaba bien o mal respecto a la deontología periodística? Eladmittatur de este adjetivo con doble sufijo está hoy establecido; hace medio siglo todavía era objeto de discusión; ver Grevisse, Problèmes de langage II, En cambio, cuando se asocia la frase B, justificación, a la frase C, peroración, el horizonte se amplía, el punto de vista se eleva, resaltando los relieves de la aventura humana.ya no se trata de la controversia entre Bourdin y los críticos de Bourdin, sino del combate sin duda eterno - omni-temporal - entre la verdad viva y los dogmas mortificados/mortificantes, entre esos que buscan y esos que ya han encontrado, creen ellos, o incluso, para ilustrarlo, entre Hércules y las amazonas de Augias, amazonas que se parecerían un poco a la Hidra de Lerna. El pasaje de (A+B) a (B+C) ha sido tratado con una gran sutileza por los retóricos. La única exposición sintética que he encontrado en relación a esto está en el Handbuch der literarischen Rhetorik de Heinrich Lausberg, 1960, (utilizo la traducción inglesa, hecha de la segunda edición, y publicada por Brill en 1998). Digamos que eso de lo que se habla es el tema del discurso. Eso de lo que se habla, y que existe supuestamente en el mundo, es lareferencia del discurso. Eso de lo que se habla y que es objeto de una controversia entre dos partes con puntos de vista opuestos es laquaestio (la cuestión en juego). Se distinguen dos grados de concreción de quaestiones. La quaestioque se desprende de (A+B) es concreta, individual y práctica. Cuando C entra en juego, la quaestio se convierte en abstracta, general y teórica. Quintiliano la llama infinita (Institutiones, III, 5.5). Más que quaestio finita, una tradición prefiere decir: causa. Diremos pues que (A+B) à(b+c) es, en términos retóricos, la infinitización de la causa. Las cuestiones infinitas son asunto de la Filosofía, subraya Cicerón, pero entran en el campo de la Retórica, dice, porque el título de orador y el mismo arte del bien decir implican que uno se comprometa a hablar con elegancia y abundancia ut omni de re sobre cualquier tema (De oratore, I, 21). Elaborar un segundo plano infinito cuando se defiende una causa es un buen medio de realizar la amplificación que conviene a la peroración: Los discursos más brillantes (ornatissimae[ ] orationes) son aquéllos donde uno se concede el campo más amplio y donde, de un caso particular, llegamos, vamos al examen de la cuestión en sus aspectos más generales (De oratore, III, 120). La amplificación conclusiva borra en el enunciado cualquier señal del sujeto de la enunciación. Éste se hace aún más presente, pero al nivel del campo de la connotación. Al término del tweet, Bourdin aparece en efecto en una nube retórica, como un semidiós o, digamos, un gran Renaciente, un Pantagruel, belicoso contra el ejército de los escolásticos. El plural indica lo que hay que entender aquí por lenguaje retórico: son los modos de expresión, a la vez espesos y estereotipados, propios de los conformismos; los dogmatismos; las diversas figuras del superyó de prohibición. En el horizonte se dibuja lo que Freud ha llamado malestar en la cultura. El tweet, pequeño cascarón de nuez, abre así al espacio infinito del discurso universal. Bourdin reina. Tiene pesadillas, como Hamlet? «O God, I could be bounded in a nutshell, and count myself a king of infinite space were it not that I have bad dreams.» 13. - La narración restituida La perfección retórica del tweet de Bourdin, su hipercorrección filosófica, el pathos ético de su peroración, todo eso es deslumbrante. Queda olvidado el pequeño diálogo de veinte minutos de donde ha partido todo. La entrevista del 16 de febrero ha sido un episodio de la saga que ve, en la historia de la Humanidad, a los buscadores de la verdad repeler incesantemente el asalto de las retóricas políticas, o es otra cosa? Para saberlo, imposible ahorrarse la narratio. La narración consiste en la exposición del hecho (R. Bary, La Rhétorique françoise, nueva edición, 1659). Según la Retórica de Hérennius, I, 14, debe haber tres virtudes : «ut brevis, ut dilucida, ut veri similis» : brevedad, claridad, verosimilitud. La entrevista de Jean-Jacques Bourdin con Roland Dumas continúa siendo accesible en la Red. Cada uno tiene de esta forma un medio de controlar mi narratio, la manera en la que yo extraigo la línea principal del diálogo. Cualquier narración está sesgada, cierto, pero más o menos. APERTURA Bourdin recibe a Dumas. Señala que es la primera vez. Recuerda la carrera del invitado y menciona el título de su libro, que acaba de publicarse, Políticamente incorrecto. Sigue este intercambio BOURDIN Y bien, veremos si Vd. va a ser políticamente incorrecto esta mañana. DUMAS No le decepcionaré PRIMERA PARTE Bourdin interroga a Dumas. Preguntas y respuestas de un periodista y de un antiguo diplomático haciendo su trabajo. Nada políticamente incorrecto asoma a la superficie. Islamo-fascismo? Todo el mundo exagera el primer ministro lo ha dicho, yo me inclino, chapeau. Yo apelo a la razón hay que hacer que se desinfle todo esto hay que calmar las cosas hay demasiado gente que se mete en todo hay que dejar actuar al Gobierno Las tumbas judías profanadas? Es desgraciado, triste, trae malos recuerdos, es necesario sin embargo centrar las cosas. La llamada de Netanyahu a los judíos europeos, incitándoles a reunirse en Israel. Es su papel y no olvide que Israel tiene un problema de población, está en minoría en relación a la población árabe yo le digo al pueblo judío, al que conozco bien: No tengáis miedo, Francia es un gran país. Quedáos! Dumas se consdera bastante severo sobre el curso actual de la política exterior del país; él defiende el retorno a la tradición, enumera los nombres que la revalorizan: DeGaulle, Pompidou, Giscard d Estaing, Mitterrand. Francia ya no es independiente su voz ya no resuena de la misma manera hay que discutir con todo el mundo.entregar nuestros barcos a los rusos. Macron gusta mucho a Dumas. Fin de la primera parte. Bourdin y Dumas llevan juntos doce minutos. Si la emisión hubiera finalizado entonces, habría desencadenado una tormenta mediática? SEGUNDA PARTE A 12 mn 14 del comienzo de la emisión, prevista para durar 20, Bourdin lanza el nombre del primer ministro. BOURDIN Vd. dice por ejemplo: Manuel Valls, no me gusta. DUMAS Sabe Vd. por qué! Bajo el pretexto de que defendía una época, y defiendo siempre, a los árabes, palestinos, contra los israelitas, me ha agredido una vez, cuando apenas lo conozco. Bien, hay alianzas, personales, que hacen que haya prejuicios BOURDIN Qué quiere decir Vd. con eso? DUMAS Cada uno sabe con quién está casado, alguien estupendo por otra parte, que tiene influencia sobre uno BOURDIN Qué influencia? Cuál? Qué quiere decir? DUMAS Le digo. Conozco a su familia [comentario sobre el padre de Manuel Valls, un republicano español formidable, Franco, Guernica etc.; Bourdin puntúa con sí, seguro ] BOURDIN Vd. cree que está influenciado? DUMAS Todo el mundo lo está, incluso Vd., en su libertad. Uno aspira todo y hace con ello todo lo que quiere [Después nuevo comentario, esta vez sobre la historia de los socialistas franceses, la guerra de Argelia, etc.] BOURDIN Está bajo influencia judía? DUMAS Ah, pues probablemente BOURDIN Vd. cree? DUMAS Puedo pensarlo. Todo el mundo tiene un poco de influencia. BOURDIN Por qué dice eso? Bajo influencia de su mujer? DUMAS Seguro! Por qué no? Por qué no decirlo? BOURDIN Por qué no decirlo?! DUMAS Por qué no decirlo si es una realidad? Es por eso por lo que el título de mi libro es: incorrecto BOURDIN Ya, ya Estamos entonces a 14 mn 26 del comienzo de la emisión. TERCERA PARTE Bourdin pasa página. Comienza una charla sobre: Valérie Trierweiler; la vida privada de Mitterrand, la relación entre los periodistas y los hombres y mujeres políticos. Dumas: Las mujeres son las mujeres, los hombres son los hombres ; él solo conoce un imperativo: no ser banal. Bourdin le pone frente al tema «Hollande y Julie Gayet»; y para acabar, Grecia. Dumas: los griegos, hay que sostenerlos; borrar la deuda sería un mal ejemplo en Europa, pero hay que aligerar su posición. Fin a 19 mn Bourdin con la retórica política La peroración del tweet opone dos términos: la búsqueda de la verdad, la jerga política. Veamos primero qué pasa con ésta durante la emisión. En el transcurso de la primera parte no veo a nadie que maneje ese lenguaje. Recogiendo los significantes del día Jean Jacques Bourdin los proyecta sucesivamente sobre Roland Dumas como si fueran pelotas de tenis, que el jugador experimentado devuelve sin agobios con su vieja raqueta gaullo-mitterrandiana. La expresión es muy ligera, espontánea, elegante, como para que le atribuya hablar con retórica política. Sus simpatías arabo-musulmanas, su antipatía respecto a Israel, su irritación hacia nuestros aliados americanos y sus maneras arrogantes agregan color a su juego refinado. El ejercicio no tiene nada de extraordinario. Es necesario evocar la tercera parte? Desde el punto de vista del método volvemos al principio, pero el corazón ya no está. Las preguntas son fútiles, y las respuestas indolentes. Pura cháchara. Totalmente distinto a la parte central de la emisión. Ahí, alta tensión. Roland Dumas ya no tiene la seguridad del principio: hace digresiones. Se le ve reticente, alusivo, del estilo: Manuel Valls Ah, yo he conocido bien a su padre! No es la actitud típica del sujeto dividido que no quiere decir nada? Dumas parece atenazado entre la cortesía que le resulta natural y la promesa hecha a Bourdin de tener un gran éxito. Se diría que se debate entre los mandatos contradictorios de su superyó. Jean-Jacques Bourdin también ha cambiado. Ya no es la máquina lanzapelotas de la primera parte. Es evidente que espera de Dumas algo bien preciso y ese algo concierne a Manuel Valls. Cuantas más digresiones hace Dumas, Bourdin más focaliza. Cuando suelta: Vd piensa que está bajo influencia judía? se comprende al fin lo que quería hacer decir a Dumas. A falta de obtenerlo, ha tenido que meterse en faena, y pronunciar él mismo la fórmula fatal. Dumas ni se toma la molestia de oponerse. No lo desmiente. Asiente sin fuerza: puedo pensarlo dice. Después, con más decisión: Por qué no decirlo ya que es una realidad? La situación se revela francamente paradójica y cómica. En una configuración normal, el ventrílocuo que hace decir a sus marionetas de qué alimentar los rumores, es Bourdin. Aquí, sensacional inversión de papeles: Dumas, la supuesta marioneta hace decir a su ventrílocuo lo que éste quería que dijera. Resultado, el Hombre libre, conocido por ser el enemigo mortal de todas las jergas políticas se encuentra lanzando a una hora de gran audiencia un sintagma fijado con valor de contraseña en el lenguaje codificado del antisemitismo más tradicional. Ariane Chemin ha interrogado al historiador Laurent Joly acerca de la expresión bajo influencia judía (Le Monde, 20 de febrero de 2015). Con un siglo de antigüedad esta expresión estuvo en boga entre los enemigos de Léon Blum. Se encuentra después en un comunicado del gobierno, la víspera de la publicación, el 18 de octubre de 1940, del famoso estatuto de los judíos. Cómo una expresión connotada de esa manera se planteó un lunes por la mañana del año 2015 en la ágil lengua del sr. Bourdin? Nos tenemos que limitar a hipótesis. La ha sacado de su propio bagaje? De sus recuerdos, de sus lecturas, de sus relaciones, de charlas de sobremesa? De una conversación con su invitado, o con el agregado de prensa de su invitado. O sencillamente del discurso universal, como decía Lacan, donde está debidamente registrada? Se había hablado con Dumas de que este último se implicaría acerca de Valls, y que subrayaría la sumisión del primer ministro a las opiniones de su esposa? Y Dumas se escabulló delante del obstáculo forzando a su caballero a franquearlo en su lugar, sin montura? O bien hay que creer que Bourdin está dotado defacultades empáticas tan poderosas que le permiten percibir lo que sus invitados piensan verdaderamente y decirlas en su lugar? Cómo saberlo? Si yo tirase de los hilos de la marioneta de Bourdin en los Guiñoles de la información, le haría decir: Habla Bourdin! Los franceses quieren saber! El Hombre libre es o no un tramposo? Claro que no. Vaya idea! A los franceses les trae sin cuidado el saber. El espectáculo les encanta. Bourdin en la jaula de los leones! Salvo que el león, es Bourdin! Y a los que son habitualmente nuestros domadores, él los devora completamente crudos! Sí, pero ahí el león no contaba con una dificultad, por así decir. Ha invitado a un zorro. Como afirma Maquiavelo de los príncipes: Quien mejor ha sabido hacer de zorro es el que mejor se ha encontrado. Pero hay que saber ocultar esta naturaleza, ser un gran simulador y disimulador Los partenaires desunidos Veamos ahora qué pasa con la búsqueda de la verdad. Si se cree la peroración del twet, la práctica periodística de Bourdin estaría animada en efecto por la búsqueda de la verdad contra todas las palabrerías. Es eso lo que demuestran los dos minutos cruciales de su entrevista con Dumas? Respondo directamente: en absoluto. Al contrario, se ve a Bourdin: 1) promover él mismo un fragmento de retórica política, 2) recoger a este respecto el asentimiento de su invitado, 3) actuando así, producir un efecto de sentido con valor de piedra de escándalo, provocando un enorme ruido. Que Bourdin busca la verdad es lo que él dice. Es una proclama performativa concerniente a su estado de ánimo. Como hemos visto los enunciados sobre un dato subjetivo son difíciles de invalidar. En cambio lo que de hecho encuentra tiene una realidad objetiva. Resumiendo, el escándalo. Señalemos que la aparición de la piedra de escándalo ha tenido sus consecuencias sobre el par de interlocutores que habían contribuido a producir el efecto de sentido inicial: los disocia. 1) Bourdin. Invitado a explicarse, se separa de Dumas. No reconoce ninguna intención de acusar a Manuel Valls de la la influencia judía de su esposa. Y defiende su derecho imprescriptible de plantear las cuestiones que quiera en los términos que elija. Aquí está en Puremedias: Plantear la cuestión no quiere decir que yo lo piense! Es que me quieren dictar mis preguntas? Jamás! Mi libertad es intocable! En Canal+ Ali Baddou le pregunta: Le han reprochado las palabras, la expresión judía, que ha empleado? No tiene ningún remordimiento por la expresión?. Respuesta de Bourdin: Ninguno. Si yo no empleo sus palabras él no va a llegar, no las va a emplear, no aceptartá confesar. De hecho, Roland Dumas lo piensa, incluso lo asume. Después, cada uno juzgará Yo planteo una pregunta, no digo Pienso que Manuel Valls está bajo una influencia judía. Sencillamente, empleo las palabras para que él acepte decirlo. Si no no lo va a decir.cuando dice eso él lo dice a sabiendas, lo dice porque lo piensa Perdón, no me voy a disculpar por plantear ciertas cuestiones. O entonces, dónde estamos? En qué sociedad vivimos? 2) Dumas. Él no descarga responsabilidades sobre el otro. Las toma sobre sí, con agallas. Desarrolla su pensamiento, especialmente en un diálogo con Sylvain Attal en France 24: Pienso que estamos en un régimen de libertades. Creo saber que mucha gente se ha movilizados estos últimos días para decir: tenemos derecho de hacer esto o lo otro. Muy bien. A nivel de la libertad, pienso algo, lo digo - Eso no retoma un tema antisemita ordinario?- Vds. ven el antisemitismo en todas partes. Se lo ruego creen que soy el único que piensa y dice lo que digo? Me plantean una cuestión. Sí respondo Por supuesto que no! nadie me creerá. Yo mismo no me creería, porque pienso lo contrario. Si pienso lo contrario lo digo. No desvela sus intenciones más que en el après-coup de su entrevista, y bajo la presión de un rumor extendido y virulento, los dospartenaires han emprendido direcciones opuestas: Bourdin recula, Dumas insiste machaconamente. Si Bourdin ha evocado la influencia judía de la esposa es porque, dice, he percibido que él [Dumas] tenía ganas de decir eso. Serían pues sus dotes para la empatía las que le habrían puesto en la boca el fragmento de retórica política. Dumas en cambio, sostiene no solamente que ha dicho lo que pensaba sino que, más todavía, que no es el único que lo piensa y lo dice. Así pues, por un curioso entrecruzamiento, Bourdin, que había encendido la mecha, no da señales de vida, mientras que Dumas, tan reticente a comprometerse en la vía que le indicaba Bourdin, se hace eco de un eslogan muy conocido y pretende de alguna manera haber dicho bien alto lo que un gran número piensa muy bajo. Algo ha pasado entre el tweet y su after (sobre esta última palabra, ver Alexandre Des Isnards, Dictionnaire du nouveau français, 2014) que hay que captar más de cerca El juego del gato y del gato Retomemos la narratio de los dos minutos cruciales. El texto tiene en torno a 1500 signos, o sea una hoja. El secreto está ahí. Cuál es el punto de partida del asunto? Bourdin recuerda una declaración de Dumas, según la cual Manuel Valls no le gusta. Dumas se explica sobre ello: la razón es que tuvo que sufrir un día por parte de Valls, una agresión (se en
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks