Muela del Diablo Editores Comuna Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales CIDES - UMSA

Please download to get full document.

View again

of 21
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Categories
Published
La Paz, Bolivia 2009 Muela del Diablo Editores Comuna Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales CIDES - UMSA Pluralismo epistemológico León Olivé, Boaventura de Sousa Santos, Cecilia Salazar de la Torre,
La Paz, Bolivia 2009 Muela del Diablo Editores Comuna Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales CIDES - UMSA Pluralismo epistemológico León Olivé, Boaventura de Sousa Santos, Cecilia Salazar de la Torre, Luis H. Antezana, Wálter Navia Romero, Luis Tapia, Guadalupe Valencia García, Martín Puchet Anyul, Mauricio Gil, Maya Aguiluz Ibargüen, Hugo José Suárez Editor Responsable: Emir Sader Secretario Ejecutivo de CLACSO Coordinador Académico Pablo Gentili - Secretario Ejecutivo Adjunto de CLACSO Área de Producción y Contenidos Editor General: Lucas Sablich Director de Arte: Marcelo Giardino Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales Conselho Latino-americano de Ciências Sociais Av. Callao 875 piso 5º C1023AAB Ciudad de Buenos Aires Argentina Tel [54 11] Fax [54 11] web CLACSO cuenta con el apoyo de la Agencia Sueca de Desarrollo Internacional (ASDI) CIDES - UMSA Av. 14 de septiembre 4913 Tel.: MUELA DEL DIABLO EDITORES Tel/Fax: Casilla 2354 La Paz Bolivia Concepto Gráfico de colección: Sergio Vega D.L ISBN: Imprenta Wa-Gui Tel/Fax: Impreso en Bolivia Índice León Olivé 19 Por una auténtica interculturalidad basada en el reconocimiento de la pluralidad epistemológica Boaventura de Sousa Santos 31 Más allá del pensamiento abismal: de las líneas globales a una ecología de saberes Cecilia Salazar de la Torre 85 Ethos barroco o herencia clasica? En torno a la tesis americanista de Boaventura de Sousa Santos Luis H. Antezana 117 Dos conceptos en la obra de René Zavaleta Mercado: Formación abigarrada y democracia como autodeterminación Wálter Navia Romero 143 Proyección en el s. x x i de la hermenéutica del ser del hombre, del ser y del lenguaje Luis Tapia 177 Tiempo, poiesis y modelos de regularidad Guadalupe Valencia García 193 El oficio del sociólogo: la imaginación sociológica Martín Puchet Anyul 215 Sobre la cientificidad de las disciplinas sociales Mauricio Gil 239 Sociología de los intelectuales y teoría de la ideología Maya Aguiluz Ibargüen 261 Breve reflexión sobre lo social irrecuperable, catástrofe y duelo Hugo José Suárez 277 El modelo de catolicismo socioreligioso Análisis de una entrevista a partir del método estructural Más allá del pensamiento abismal: de las líneas globales a una ecología de saberes* Boaventura de Sousa Santos El pensamiento occidental moderno es un pensamiento abismal 1. Éste consiste en un sistema de distinciones visibles e invisibles, las invisibles constituyen el fundamento de las visibles. Las distinciones invisibles son establecidas a través de líneas radicales que dividen la realidad social en dos universos, el universo de este lado de la línea y el universo del otro lado de la línea. La división es tal que el otro lado de la línea desaparece como realidad, se convierte en no existente, y de hecho es producido como no-existente. No-existente significa no existir en ninguna forma relevante o comprensible de ser 2. Lo que es producido como no-existente es radicalmente excluido porque se encuentra * Este texto fue originariamente presentado en el centro Fernand Braudel, de la universidad de Nueva York en Binghamton, el 24 de octubre de posteriormente fue presentado bajo versiones renovadas en la universidad de Glasgow, la universidad de Victoria y la universidad de Wisconsin-Madison. Quisiera dar las gracias a Gavin Anderson, Alison Pphipps, Emilios Christodoulidis, David Schneiderman, Claire Cutler, Upendra Baxi, Len Kaplan, Marc Galanter, Neil Komesar, Joseph Thome, Javier Couso, Jeremy Webber, Rebecca Johnson, James Tully y John Harrington, por sus comentarios. Maria paula Meneses, además de comentar el texto, me asistió en las investigaciones, por lo cual le estoy muy agradecido. Este trabajo no sería posible sin la inspiración derivada de las interminables conversaciones sobre el pensamiento occidental con Maria Irene Ramalho, quien también preparó la versión inglesa del texto. 1 No sostengo que el pensamiento occidental moderno sea la única forma histórica de pensamiento abismal. Por el contrario, es altamente probable que existan, o hayan existido, formas de pensamiento abismal fuera de occidente. Este texto no busca una caracterización de lo último; simplemente mantiene que, sea abismal o no, las formas de pensamiento no-occidental han sido tratadas de un modo abismal por el pensamiento moderno occidental Lo que implica que no enlazo aquí ni con el pensamiento occidental premoderno, ni con las versiones marginadas o subordinadas del pensamiento occidental moderno que se han opuesto a la versión hegemónica, ésta es la única de la que me ocupo. 2 Sobre la sociología de las ausencias como una crítica de la producción de la realidad noexistente por el pensamiento hegemónico, véanse santos 2004, 2006b y 2006c. 31 Pluralismo epistemológico más allá del universo de lo que la concepción aceptada de inclusión considera es su otro. Fundamentalmente, lo que más caracteriza al pensamiento abismal es, pues, la imposibilidad de la presencia de los dos lados de la línea. Este lado de la línea prevalece en la medida en que angosta el campo de la realidad relevante. Más allá de esto, sólo está la no-existencia, la invisibilidad, la ausencia no-dialéctica. Para ofrecer un ejemplo basado en mi propio trabajo, he caracterizado la modernidad occidental como un paradigma sociopolítico fundado en la tensión entre regulación social y emancipación social 3. Ésta es la distinción visible que fundamenta todos los conflictos modernos, en términos de problemas sustantivos y en términos de procedimientos. Pero por debajo de esta distinción existe otra, una distinción invisible, sobre la cual se funda la anterior. Esa distinción invisible es la distinción entre sociedades metropolitanas y territorios coloniales. En efecto, la dicotomía regulación/emancipación sólo se aplica a las sociedades metropolitanas. Sería impensable aplicarla a los territorios coloniales. La dicotomía regulación/emancipación no tuvo un lugar concebible en estos territorios. Allí, otra dicotomía fue la aplicada, la dicotomía entre apropiación/violencia, la cual, por el contrario, sería inconcebible si se aplicase de este lado de la línea. Porque los territorios coloniales fueron impensables como lugares para el desarrollo del paradigma de la regulación/emancipación, el hecho de que esto último no se aplicase a ellos no comprometió al paradigma de la universalidad. El pensamiento abismal moderno sobresale en la construcción de distinciones y en la radicalización de las mismas. Sin embargo, no importa cómo de radicales sean esas distinciones ni cómo de dramáticas puedan ser las consecuencias del estar en cualquier lado de esas distinciones, lo que tienen en común es el hecho de que pertenecen a este lado de la línea y se combinan para hacer invisible la línea abismal sobre la cual se fundan. Las intensas distinciones visibles que estructuran la realidad 3 Esta tensión es el otro lado de la discrepancia moderna entre experiencias presentes y expectativas acerca del futuro, también expresada en el lema positivista de orden y progreso. el pilar de la regulación social está constituido por el principio del estado, el principio del mercado y el principio de la comunidad, mientras que el pilar de la emancipación consiste en tres lógicas de la racionalidad: la racionalidad estéticaexpresiva de las artes y la literatura, la racionalidad cognitiva-instrumental de la ciencia y la tecnología y la racionalidad moral-práctica de la ética y la ley del derecho (Santos, 1995:2). Véase también Santos 2002a. 32 Boaventura de Sousa Santos social en este lado de la línea están erguidas sobre la invisibilidad de la distinción entre este lado de la línea y el otro lado de la línea. El conocimiento moderno y el derecho moderno representan las más consumadas manifestaciones del pensamiento abismal. Ambos dan cuenta de las dos mayores líneas globales del tiempo moderno, las cuales, aunque sean diferentes y operen diferenciadamente, son mutuamente interdependientes. Cada una de ellas crea un subsistema de distinciones visibles e invisibles de tal modo que las invisibles se convierten en el fundamento de las visibles. El campo del conocimiento, el pensamiento abismal consiste en conceder a la ciencia moderna el monopolio de la distinción universal entre lo verdadero y lo falso, en detrimento de dos cuerpos alternativos de conocimiento: la filosofía y la teología. El carácter exclusivista de este monopolio se encuentra en el centro de las disputas epistemológicas modernas entre formas de verdad científicas y no científicas. Puesto que la validez universal de una verdad científica es obviamente siempre muy relativa, dado que puede ser comprobada solamente en lo referente a ciertas clases de objetos bajo determinadas circunstancias y establecida por ciertos métodos, cómo se relaciona esto con otras posibles verdades que puedan demandar un estatus mayor pero que no se pueden establecer según métodos científicos, tales como la razón y la verdad filosófica, o como la fe y la verdad religiosa? 4 Estas tensiones entre ciencia, filosofía y teología han llegado a ser altamente visibles pero, como afirmo, todas ellas tienen lugar en este lado de la línea. Su visibilidad se erige sobre la invisibilidad de formas de conocimiento que no pueden ser adaptadas a ninguna de esas formas de conocimiento. Me refiero a conocimientos populares, laicos, plebeyos, campesinos o indígenas al otro lado de la línea. Desaparecen como conocimientos relevantes o conmensurables porque se encuentran más allá de la verdad y de la falsedad. Es inimaginable aplicarles no sólo la distinción científica verdadero/ falso, sino también las verdades científicas inaveriguables de la filosofía y la teología que constituyen todos los conocimientos aceptables en este lado de la línea 5. Al otro lado de la línea no hay un conocimiento real; hay creencias, opiniones, 4 Aunque de modos muy distintos, Pascal, Kierkegaard y Nietzche fueron los filósofos que más profundamente analizaron, y vivieron, las antinomias contenidas en esta cuestión. Más recientemente, se debe mencionar a Karl Jaspers (1952, 1986, 1995) y Stephen Toulmin (2001). 5 Para una descripción de los debates recientes sobre las relaciones entre ciencia y otros conocimientos, véase Santos, Nunes y Meneses, Véase también Santos 1995: Pluralismo epistemológico magia, idolatría, comprensiones intuitivas o subjetivas, las cuales, en la mayoría de los casos, podrían convertirse en objetos o materias primas para las investigaciones científicas. Así, la línea visible que separa la ciencia de sus otros modernos crece sobre una línea invisible abismal que coloca, de un lado, la ciencia, la filosofía y la teología y, del otro, conocimientos hechos inconmensurables e incomprensibles, por no obedecer ni a los métodos científicos de la verdad ni a los de los conocimientos, reconocidos como alternativos, en el reino de la filosofía y la teología. En el campo del derecho moderno, este lado de la línea está determinado por lo que se considera legal o ilegal de acuerdo con el estado oficial o con el derecho internacional. Lo legal y lo ilegal son las únicas dos formas relevantes de existir ante el derecho y, por esa razón, la distinción entre los dos es una distinción universal. Esta dicotomía centra abandona todo el territorio social donde la dicotomía podría ser impensable como un principio organizativo, ése es, el territorio sin ley, lo a-legal, lo no-legal e incluso lo legal o lo ilegal de acuerdo con el derecho no reconocido oficialmente 6. Así, la línea abismal invisible que separa el reino del derecho del reino del no derecho fundamenta la dicotomía visible entre lo legal y lo ilegal que organiza, en este lado de la línea, el reino del derecho. En cada uno de los dos grandes dominios ciencia y derecho las divisiones llevadas a cabo por las líneas globales son abismales hasta el extremo de que efectivamente eliminan cualquier realidad que esté al otro lado de la línea. Esta negación radical de la co-presencia fundamenta la afirmación de la diferencia radical que, en este lado de la línea, separa lo verdadero y lo falso, lo legal y lo ilegal. El otro lado de la línea comprende una vasta cantidad de experiencias desechadas, hechas invisibles tanto en las agencias como en los agentes, y sin una localización territorial fija. Realmente, como he sugerido, hubo originariamente una localización territorial e históricamente ésta coincidió con un específico territorio social: la zona colonial 7. Aquello que no podría ser pensado ni como verdadero ni como falso, ni como 6 En santos 2002a, analizo con gran detalle la naturaleza del derecho moderno y el tópico del pluralismo legal (la coexistencia de más de un sistema legal en el mismo espacio geopolítico). 7 En este texto doy por sentado el íntimo vínculo entra capitalismo y colonialismo. Véanse, entre otros, Williams, 1994 (originariamente publicado en 1944); Arendt, 1951; Fanon,1967; Horkheimer y Adorno, 1972; Wallerstein, 1974; Dussel, 1992; Mignolo 1995; Quijano, Boaventura de Sousa Santos legal o como ilegal estaba ocurriendo más distintivamente en la zona colonial. A este respecto, el derecho moderno parece tener algún precedente histórico sobre la ciencia en la creación del pensamiento abismal. De hecho, contrariamente a la convencional sabiduría legal, fue la línea global separando el viejo mundo del nuevo mundo la que hizo posible la emergencia del derecho moderno y, en particular, del derecho internacional moderno en el viejo mundo, a este lado de la línea 8. La primera línea global moderna fue probablemente el tratado de Tordesillas entre Portugal y España (1494) 9, pero las verdaderas líneas abismales emergieron a mediados del siglo x v i con las líneas de amistad 10. El carácter abismal de las líneas se manifiesta por sí mismo 8 El imperialismo es por lo tanto constitutivo del estado moderno. a diferencia de lo que afirman las teorías convencionales del derecho internacional, éste no es producto del Estado moderno pre-existente. El Estado moderno, el derecho internacional, el constitucionalismo nacional y el constitucionalismo global son productos del mismo proceso histórico imperialista. Véase Koskeenniemi, 2002; Anghie, 2005; Tully, próximamente. 9 La definición de las líneas abismales ocurre gradualmente. De acuerdo con Carl Schmitt (2003: 91), las líneas cartográficas del siglo x v (las rayas, Tordesillas) todavía presupusieron un orden espiritual global vigente a ambos lados de la división la medieval República cristiana, simbolizada por el Papa-. Esto explica las dificultades que enfrenta Francisco de Vitoria, el gran teólogo y jurista español del siglo x v i, en justificar la ocupación de la tierra en las Américas. Vitoria se pregunta si el descubrimiento es título suficiente para la posesión de la tierra. su respuesta es muy compleja, no sólo porque es formulada en un estilo aristotélico antiguo, sino principalmente porque Vitoria no ve alguna respuesta convincente que no presuponga la superioridad de los europeos. Este hecho, sin embargo, no confiere un derecho moral o estatutario sobre la tierra ocupada. Según Vitoria, incluso la civilización superior de los europeos no es suficiente como base fundamental de un derecho moral. Para Vitoria, la conquista sólo podría ser suficiente base para un derecho reversible a la tierra, un jura contraria, como dijo. esto es, la cuestión de la relación entre conquista y derecho a la tierra debe ser preguntada en su reverso: si los indios hubiesen descubierto y conquistado a los europeos, también habrían tenido derecho a ocupar la tierra? La justificación de Vitoria de la ocupación de la tierra está todavía imbuida en el orden cristiano medieval, en la misión adscrita a los reyes españoles y portugueses por el papa, y en el concepto de guerra justa. Véase Carl Schmitt, 2003: Véase también Anghie, 2005: La laborioso argumentación de Vitoria refleja hasta qué punto la corona estuvo por entonces mucho más preocupada en legitimar los derechos de propiedad que en la soberanía sobre el nuevo mundo. Véase también Pagden, 1990: Desde el siglo xv i en adelante, las líneas cartográficas, las llamadas líneas de amistad la primera de las cuales ha emergido probablemente como resultado del tratado Cateau- Cambresis de 1559 entre España y Francia rompen la idea de un orden global común y establecen una dualidad abismal entre los territorios a este lado de la línea y los territorios al otro lado de la línea. A este lado de la línea se aplican la tregua, la paz y la amistad, al otro lado de la línea, la ley del más fuerte, la violencia y el saqueo. Lo que sucede al otro lado de la línea no está sujeto a los mismos principios éticos o jurídicos aplicados en este lado de la línea. No puede, por lo tanto, dar lugar a conflictos originados por la violación de esos principios. Esta dualidad permitió, por ejemplo, que le rey católico de Francia tuviese una alianza con el rey católico de España en este lado de la línea, y, al mismo tiempo, en el otro lado de la línea. 35 Pluralismo epistemológico en el elaborado trabajo cartográfico invertido para su definición, en la precisión extrema demandada por los cartógrafos, los fabricantes de globos terráqueos y los pilotos, y en su vigilancia y el castigo duro de las violaciones. En su constitución moderna, lo colonial representa, no lo legal o lo ilegal, sino lo sin ley. La máxima entonces se convierte en popular Más allá del ecuador no hay peca dos recogida en el famoso pasaje de Penseés de Pascal escrito a me diados del siglo x v i i: Tres grados de latitud trastocan la jurisprudencia por completo y un meridiano determina lo que es verdadero Éste es un gracioso tipo de justicia cuyos límites están marcados por un río; verdadero en este lado de los Pirineos, falso en el otro (1966: 46). Desde mediados del siglo x v i en adelante, el debate legal y político entre los estados europeos concerniente al nuevo mundo está centrado en la línea legal global, esto es, en la determinación de lo colonial, no en el orden interno de lo colonial. Por el contrario, lo colonial es el estado de naturaleza donde las instituciones de la sociedad civil no tienen lugar. Hobbes se refiere explícitamente a la población salvaje en muchos lugares de América como ejemplos del estado de natu raleza (1985 [1651]: 187), y asimismo Locke piensa cuando escribe Del gobierno civil: en el principio todo el mundo era América (1946 [1690]: 49). Lo colonial es así el punto oculto sobre el cual las con cepciones modernas de conocimiento y derecho son construidas. Las teorías del contrato social de los siglos x v i i y x v iii son tan importan tes por lo que sostienen como por lo que silencian. Lo que dicen es que los individuos modernos, los hombres metropolitanos, entran en el contrato social para abandonar el estado de naturaleza y formar la sociedad civil 11.Lo que no dicen es que de este modo está siendo creada una masiva región mundial de estado de naturaleza, un estado de naturaleza al cual millones de seres humanos son condenados y dejados sin alguna posibilidad de escapar vía la creación de una so ciedad civil. La modernidad occidental, más allá de significar el abandono del estado de naturaleza y el paso a la sociedad civil, significa la coexistencia de ambos, sociedad civil y estado de naturaleza, separados por una línea abismal donde el ojo hegemónico, localizado en la sociedad civil, cesa de mirar y de hecho, declara como no-existente el estado de naturaleza. El presente que va siendo creado al otro lado de la línea se hace invisible 11 Sobre las diferentes concepciones de contrato social, véase Santos, 2002a: Boaventura de Sousa Santos al ser reconceptualizado como el pasado irreversible de este lado de la línea. El contacto hegemónico se convierte simul táneamente en nocontemporaneidad. Esto disfraza el pasado para hacer espacio a un único y homogéneo futuro. Por lo tanto, el hecho de que los principios legales vigentes en la sociedad civil, en este lado de la lín
Similar documents
View more...
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x