M A Y A. VALENCIA Qdí- ^ POB. (Tirada aparte de RKEBITEBBÁNEO, t. II, nüms. 7-8) F A C W J K J T A D O #Í F M M j O S O f M A V M, E T Mt M S

Please download to get full document.

View again

of 12
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Categories
Published
UNIVERSIDAD L I T E R A R I A DE V A L E N C I A F A C W J K J T A D O #Í F M M j O S O f M A V M, E T Mt M S M A Y A (RETABIiO BABBOCO EN LOOB DE IÍA VIRGEN MABIA) POB (Tirada aparte de RKEBITEBBÁNEO,
UNIVERSIDAD L I T E R A R I A DE V A L E N C I A F A C W J K J T A D O #Í F M M j O S O f M A V M, E T Mt M S M A Y A (RETABIiO BABBOCO EN LOOB DE IÍA VIRGEN MABIA) POB (Tirada aparte de RKEBITEBBÁNEO, t. II, nüms. 7-8) VALENCIA Qdí- ^ UIÉN es Esa que camina entre los árboles sagrados del florido [mes? Mirad cómo su sombra va cubriendo de margaritas la tierra Y cómo su mirada puebla los árboles todos de follaje. Acudid a verla, oh muchachas! Vosotras las que tejéis el lino en las aldeas silenciosas, Las que el copo hiláis en los umbríos sotos mientras se arrullan las [palomas torcaces. No temáis, que el dolido invierno se fué y los rebaños salen a pas- [tar rocío sobre la hierba tierna, Y ya el pastor admira la nube de corderas nuevas que acaban de [destetar las madres. Camina la Doncella Y, a su paso, las márgenes de los ríos y las orillas de las charcas Sienten el aliento nuevo de los lirios azafranados que se balancean. A las ramas de los almendros y de los cerezos y de los tilos les pesa [la flor. Tronchad las ramas, arrancad los lirios y tejed cestos con juncos delgados para que no se pierdan las más pequeñas flores. La campana sonará entre los pinos al atardecer y vosotras acudiréis a la ermita para admirar el altar engalanado. 1 Ensayad cánticos, oh muchachas! Que todo el coro bulla como copa de árbol habitada por jilgueros Y que, el incienso, mezclado con romero y tomillo reciente, Sea el perfume que os traiga a la memoria la gloria de su Nombre. Qué cantareis? Qué alabanza que los pétalos de sus orejas no conozcan? Las letanías de los monjes antiguos relucen como piedras en su [ceñidor Y su túnica está pintada como los retablos de los maestros angélicos. Si no os atrevéis, escuchadme... Yo soy la pastora que viene de remotas majadas. No sé cantar, pero entonaré un solo de violetas humilde: Era mediodía: Cuando los hombres adoraban solamente cuerpos de dioses sobre [la tierra. Cuando las rosas morían, en guirnaldas, ahogadas por el vino de los festines fastuosos. Cuando la cigarra invitaba a gozar la hora transitoria ocultándose en el castaño Y cuando a los ríos regalaban las náyades, el azúcar de sus miembros [armoniosos. Era entonces cuando Ella, no nacida aún, se asomaba temblando a mirar al cielo por el oro de las mieses Y cuando sus lágrimas caían como azahar sobre los niños que, en racimos, adornaban los carros de las hetairas desnudas. Cuántas fábulas brotaron de las rocas y de los ríos y de los mares [tempestuosos! Mientras, las abejas libaban el cantueso en las colinas sonrientes Y las palomas incensarías revoloteaban, esparciendo perfume en [torno de los marmóreos templos, 2 Los pastores elevaban la canción de su siringa que regaba los cam- [pos floridos. Y era el primer cincel que modelaba las formas de las diosas entre el ramaje, El primer cincel que soñara vírgenes fugitivas entre los laureles. Pero el excesivo sol hizo que brotaran sierpes de los pantanos [ocultos, Sierpes venenosas que adoraron también aquellos hombres de músculos resplandecientes sobre la palestra. Las más hermosas adolescentes, las arreforias dulces, Supieron de sus mordeduras cuando en las noches de tormenta las llevaron sobre sus cabezas en los canastos. Y la esposa de Orfeo el cantor, fué empujada al Hades el mismo día de sus nupcias sin conocer el tálamo. Toda la Hélade pereció entre sus dientes venenosos. Hasta los olivos parcelan Laocoontes atormentados. Qué fué de las coronas y de las cintas que adornaron las grutas de las ninfas graciosas? Qué de la leche y de la miel que se derramó sobre los altares para celebrar la primavera? Pan murió y las dríadas agonizaron junto a los arroyos. Los templos que se edificaron con fervor, yacen en escombros añonando el gesto de sus estatuas mutiladas Y los trípodes sagrados sirven de madriguera a las raposas. Ay de los cabritos y de las terneras y de los niños que murieron ahogados en su propia sangre! La serpiente inmunda se había señoreado de las fincas abando- [nadas Con su ponzoña hacia estériles los llanos y las mullidas tierras convertía en pedregales. 3 Callaron las cigarras y se oía por los aires el vuelo de los cuervos en lugar de su canto. Callaron los ríos, vencidos por los gemidos de las madres y de las esposas. Callaron los héroes y su silencio estremeció de espanto los mares. Callaron los dioses y su mármol murió al no ser invocado. Y el milagro al fin. Para que la sonrisa del verdadero Dios se palpara en la tierra Fué creada una carne de niña sin defecto posible, limpia de pecado. En sus manos chiquitas de nardo reciente Traía apretadas las estrellas inmensas que aún no se vieron, Y tras de sus párpados cerrados, los juegos alegres del palacio del Señor. Oh dulces pañales! Oh cuna que fuiste árbol! Recibid su cuerpo y no le rocéis. Que su carne tiene savia de celestes pétalos y ha sido amasada con la leche de la Osa Mayor. Glorificad, oh madres! Glorificad los pechos de Ana, primeras fuentes en que bebió la Reina. Quién es Esta?, decían las niñas. Quién es Esta que a su paso hace mover las rosas? Las palomas la siguen, Y las muñecas están peinadas antes de que ponga los dedos sobre sus trenzas. Cómo jugar con ella al escondite si siempre se la ve? Cómo a las tabas si vuelan al ver sus manos? Tendremos que pedir una red a los pescadores; 4 Una red de pescar estrellas para que no se nos vaya. Y la llevaremos, entre todas, a casa del rabino más sabio; A casa del que mejor sepa deshacer conjuros. Es preciso, le diremos, que la hagas como nosotras; O, si fuera posible..., si fuera posible, mejor que nos hicieras a nosotras como Ella. Y creció. Y era como la palmera en medio del desierto. Como el cinamomo en el jardín del Rey. Su mirada entre las pestañas como el mejor cielo azul entre los plátanos. Sus labios entre los dientes como gajos de naranja que no pueden más de dulces. Su andar entre los mirtos como aromado viento oreando los huertos al atardecer. Sus cabellos, como arroyo de oro al que bajan a beber los pájaros. Y su voz, más que todo, dulcísima: Como dátiles y miel, como azúcar tostado, como arroz con leche espolvoreado de canela. Vaso de alabastro conteniendo perfume, fué su pureza en el santuario del Señor. Nardo y mirra, almizcle y azafrán y todas las especies aromáticas salen del vaso inquebrantable. Su oración hasta el Altísimo, como columna de incienso que no borran vientos contrarios. Su humildad, como manantial escondido en la montaña, hermoseando bancales y prados recientes. Su obediencia, como la de la tierra alrededor del sol a través de los siglos. Y su caridad, de hormiga. Y su diligencia, de hormiguero en las lardes calientes. Él A- 5 Aurora y estrella. Rocío de la mañana; mar sin límites, Lurciénaga en la noche, alumbrando el rosal dormido entre aromas. Trino de ruiseñor que levanta la mano del aire sobre la flor del melocotonero. Murmullo de tamarindos en el lago Tiberíades, cuando las alondras despiertan. Rosa de Jericó dormida entre los lirios bajo las alas de las gaviotas Todo esto, y mucho más que mis labios no saben decir, es tu bendito nombre oh María! ;Oh vírgenes de Israel, que custodiasteis el Arca con Ella! Decidme cómo partía el pan y cómo, después, echaba las miguitas a los gorriones. Vosotras la ayudabais a extender los paños sobre el altar, a sacar agua del pozo y a regar los tiestos. Mirabais por la rendija cuando leía, los Salmos al amanecer y le servía de atril el más pequeño querube. Quién de vosotras la peinó? Quién de vosotras tuvo en la mano la cascada de sus cabellos? Quién fué la que sorprendió a Gabriel devanando en el corredor sus madejas? Bajo el emparrado, los ángeles la servían de comer... Oigo vuestras voces entonando el Cántico de la Esposa. La serpiente ya no se arrastrará. Porque María la ha descubierto entre las ortigas, mientras tejía ceñidores para sus compañeras con barbas de chivo. Los altos cedros han visto el mármol de su pie, como una losa, ocultando eternamente la mirada amarga Y se lo han dicho a las nubes, y las nubes se lo han dicho a los Angeles. Y los Angeles a los Arcángeles, y los Arcángeles a los Querubes. Y los Querubes a los Serafines, y los Serafines a los Tronos. Y los Tronos a las Dominaciones, y las Dominaciones a las Virtudes. Y las Virtudes a las Potestades, y las Potestades a los Coros. Y TODOS. La han llamado Bienaventurada. Sus cánticos caen como rocío sobre el desierto, donde los camellos se arrodillan. De esta manera celebran su triunfo las criaturas. Así en la tierra como en el cielo. Despiertan los campos a la llegada de esta nueva Aurora, que alejó de la tierra la noche del pecado antiguo. Fructificad, espigas. Fructificad, elevando vuestros tallos de entre las cenizas de los muertos. Las mujeres estériles ya no llorarán, porque tienen a sus hijos dormidos en los brazos. Y los ríos corren, llevando a los campos yermos la fecundidad de sus aguas. Salid, pastores. Salid a las riberas, que ya los pastos están propicios. Y la Virgen vigila vuestros rebaños asomada a los chopos con una sonrisa. Ya sabéis quién es La que camina entre los árboles de mayo como una ílor. A su paso se yerguen las margaritas. Y los lirios azafranados tiemblan de gozo al borde de las charcas. Acudid a verla, muchachas de las aldeas silenciosas que tejéis el lino, 7 Mi canto, en alabanza de la enteramente hermosa, acaba. Pulsad los rabeles, que de los sotos umbríos llegan los arrullos de los mirlos y de las palomas. Enmudezco. Ahora, vosotras, comenzad...
Similar documents
View more...
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x