Los adultos mayores y el derecho a la salud. Una visión desde México

Please download to get full document.

View again

of 24
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Categories
Published
Los adultos mayores y el derecho a la salud. Una visión desde México
  Revista Electrónica Iberoamericana ISSN: 1988 - 0618 http://www.urjc.es/ceib/ Vol. 8, nº 2. 2014 1 LAS PERSONAS ADULTAS MAYORES Y EL DERECHO A LA PROTECCIÓN DE LA SALUD. UNA VISIÓN DESDE MÉXICO 1 RIGHT TO PROTECTION OF HEALTH. A VIEW FROM MEXICO Magda Yadira Robles Garza 2  Oscar Flores Torres 3  RESUMEN Se propone una reflexión centrada en los derechos de las personas adultas mayores, desde la perspectiva de los derechos fundamentales lo que llevaría a sostener la calidad fundamental de dichos derechos. Para tal fin se abordan las características esenciales que se atribuyen a los derechos humanos y proponer que los derechos derivados de la edad mayor de las personas, en particular, el derecho a la protección de la salud, sean considerados como exigencias humanas que protejan valores y pretensiones. Se analiza el estatuto  jurídico internacional en los sistemas europeo e interamericano con referencia a casos contenciosos resueltos por las instancias jurisdiccionales correspondientes. Sobre todo, interesa por la reciente reforma constitucional en México que obliga a la observancia de tales criterios judiciales. Sin duda, el tema del envejecimiento en México supone retos en los que hasta ahora no hemos participado. Para superar tal condición se insiste en no sólo por el cambio normativo sino también el impacto social y económico. En definitiva, el reto más importante es el cultural. Una cultura de respeto a la libertad, a la dignidad humana y a la  participación de todos los sectores de la ciudadanía en las decisiones es un tema pendiente en la agenda nacional. ABSTRACT A reflection centered in the rights of the greater adult people sets out, from the  perspective of the fundamental rights what would take to maintain the fundamental quality of right sayings. For such aim the essential characteristics are approached that are attributed to the human rights and to propose that the rights derived from the greater age of the people 1 Artículo recibido el 20 de noviembre de 2014 y aprobado el 20 de diciembre de 2014. 2  Profesora-investigadora del Departamento de Derecho de la Universidad de Monterrey. 3  Director del Centro de Estudios Históricos de la Universidad de Monterrey.  Revista Electrónica Iberoamericana ISSN: 1988 - 0618 http://www.urjc.es/ceib/ Vol. 8, nº 2. 2014 2 are considered like human exigencies that protect values and pretensions. The international legal status is discussed in European and inters systems with reference to contentious cases decided by the relevant judicial authorities. Especially interested in the recent constitutional reform in Mexico which requires the observance of legal criteria. Without a doubt, the subject of the aging in Mexico supposes challenges in which until we have not participated now. In order to surpass such condition it is insisted on not only by the normative change but also the social and economic impact really, the most important challenge is the cultural one. A culture of respect to the freedom, the human dignity and the participation of all the sectors of the citizenship in the decisions is a pending subject in the national agenda. KEY WORDS: human rights, adults, health, protection, guarantee  PALABRAS CLAVE: Derechos humanos, adultos mayores, salud, protección, garantía. SUMARIO 1. Antecedentes 1.1 La perspectiva de los derechos humanos 1.2 Envejecimiento y derechos humanos 2. Desarrollo de los derechos de las personas mayores en el ámbito internacional. 2.1 Sistema Universal 2.2 Sistema Regional 2.2.1 Sistema europeo 2.2.2 Sistema interamericano 2.2.2.1 Protección convencional 2.2.2.2 Mecanismos jurisdiccionales: Corte Interamericana de Derechos Humanos 3. El caso de México 3.1 Contexto histórico de la salud pública 3.2 La reforma constitucional de 2011 y los derechos humanos 3.2 La normativa interna 4. Consideraciones finales 5. Bibliografía. 1.   ANTECEDENTES 1.1.   La perspectiva de los derechos humanos En las siguientes líneas proponemos una reflexión centrada en las características generales de los derechos de las personas adultas mayores con particular énfasis en el derecho a la protección de la salud, con la intención de sostener que, la configuración de estos derechos desde la óptica de los derechos fundamentales permitiría, en gran medida, superar las limitaciones que hasta este momento goza esta categoría jurídica. Para tal propósito, abordemos brevemente las consideraciones básicas que referimos a los derechos humanos. Las características formales que se atribuyen a los derechos humanos derivan de su propia naturaleza especial, es decir, se consideran derechos absolutos, derechos inalienables y derechos universales. Veamos cada una de estas  peculiaridades.  Revista Electrónica Iberoamericana ISSN: 1988 - 0618 http://www.urjc.es/ceib/ Vol. 8, nº 2. 2014 3 Se hace referencia a los derechos humanos como erga omnes , es decir, derechos oponibles contra cualquiera y de ellos deriva una obligación de respeto a estos intereses fundamentales. Sin duda, se les considera como exigencias humanas que pretenden  proteger valores y pretensiones esenciales para la especie humana, aunque pueden entrar en conflicto con otros derechos de igual categoría en cuyo caso deberá existir un razonamiento  para justificar cuál de los derechos debe prevalecer. Comúnmente se entiende que un derecho inalienable es aquél que no puede ser renunciado por su titular, ni aun cuando lo desee. Se trata de categorías básicas esenciales que derivan de la propia dignidad humana y que deben preservarse, cuya función recae en la categoría jurídica que corresponda. La universalidad de los derechos implica la idea de que son para todos. Se ha dicho que la de universalidad obliga a descontextualizar la idea de derecho moral y hacer caso omiso a instituciones o roles social para hacer que los titulares de los derechos sean todos los seres humanos. Sin embargo, la cuestión no es sencilla. Surgen cuestiones básicas como los contenidos, los sujetos, el contexto, situaciones en las que descontextualizar parece una tarea compleja si consideramos que las condiciones de las personas, concretamente, las condiciones socioeconómicas, culturas, religiosas, etc. determinan, en cada Estado, las exigencias o valores a defender en cada cultura. En este sentido, el tema de la universalidad se presenta cuando nos enfrentamos a las situaciones fácticas: como lo es la aplicación de derechos o derechos exigibles, el tema de la titularidad de los derechos y la igualdad, es decir, los derechos de los extranjeros, de los incapaces, la desigualdad derivada de la edad o del género, la raza o etnia, entre otros. Precisamente, la teoría de los derechos humanos da cuenta de una clasificación que nos permite su estudio desde la perspectiva de su contenido, con independencia de su carácter histórico o generacional, como algunos autores se refieren a ellos. Así, parece que una visión desde el contenido ayudaría a nuestro propósito de ubicar los derechos fundamentales de las personas adultas mayores, los derechos motivo de estas líneas. Este acomodo permite que demos cuenta de la innegable evolución que han tenido los derechos humanos. Esto ha hecho posible que se hable de nuevas tendencias o nuevos ámbitos de protección de los derechos humanos, como el derecho a la paz, derecho de los consumidores, derecho del patrimonio común de la humanidad, derechos derivados de las nuevas tecnologías y la informática, entre otros 4 . Veamos esto en mayor detalle. La historia de los derechos fundamentales nos da cuenta de la secuencia, siempre hacia mejor de la evolución de los derechos. El surgimiento de nuevas necesidades y el consenso internacional para salvaguardar exigencias éticas y morales en cada etapa de la sociedad permite que se hable de etapas en la evolución de los derechos humanos. Concretamente, luego de la positivización de los derechos de libertad y seguridad  jurídica, la posguerra y el surgimiento del Estado de Bienestar permitió la concreción de los 4  PECES-BARBA MARTÍNEZ, G.,  Derechos Fundamentales. Parte General  , Madrid, BOE-Universidad Carlos III de Madrid, 1995, pp. 171-172.  Revista Electrónica Iberoamericana ISSN: 1988 - 0618 http://www.urjc.es/ceib/ Vol. 8, nº 2. 2014 4 llamados derechos sociales o derechos prestacionales que en general, constituyen la respuesta para remediar las condiciones de desigualdad en la sociedad. Este proceso parte de la idea de vincular los derechos con ciertas circunstancias de las personas (los adultos mayores, en este caso) ya sea por su condición social, cultural, idioma, edad, o cualidades físicas o bien, por su situación en las relaciones sociales o en la sociedad, en general. En este sentido presenciamos los derechos referidos a la seguridad social, la  protección a la salud, derechos de las minorías, derechos de los migrantes, derechos de los indígenas, derecho de los niños y adolescentes, derecho a la vivienda, por mencionar algunos. 5  El surgimiento de esta categoría de derechos responde al valor de igualdad utilizando la diferenciación para permitir a los individuos aquí contemplados superar la situación de desventaja en la que se encuentran como consecuencia de sus circunstancias. Veamos el desarrollo de los derechos de las personas adultas mayores aparecen en el escenario internacional de los derechos humanos y su especial configuración. 1.2   El envejecimiento y derechos humanos Las cifras de los organismos internacionales nos dicen que dado el aumento de la expectativa de vida, los adultos mayores es el sector de la población que más crece en el mundo. En efecto, actualmente la población mundial se encuentra en proceso de envejecimiento 6 . Esto quiere decir que la población mayor de 60 años aumenta. Así, se calcula que para el año 2025 representará el 14% de la población mundial y un 22.6% en el 2050 7 . Otros datos a considerar, según los demógrafos de las Naciones Unidas, dentro de 50 años habrá por primera vez en la historia más personas mayores de 60 años que niños menores de 15. Ahora, uno de cada diez habitantes del planeta tiene ahora 60 años o más. Si las tasas de mortalidad y natalidad continúan descendiendo, según la tendencia actual, en el año 2050 una de cada cinco personas tendrá 60 años o más, y en el 2150 se espera que las cifras se quintupliquen 8 . Esto nos indica que el grupo de los adultos de edad avanzada son el segmento de más rápida expansión dentro de la población mayor. Ahora bien, el fenómeno es dispar. Por ejemplo, en los países en desarrollo, el ritmo del envejecimiento es más rápido; en ellos, se espera que la población adulta mayor se cuadruplique durante los próximos 50 años. Las naciones desarrolladas tendrán que hacer frente a la situación de los recursos para confrontar los retos tanto del desarrollo y el envejecimiento de la población. 9   5  PÉREZ-LUÑO, A.,  Derechos Humanos, Estado de Derecho y Constitución,  Madrid, Tecnos, 1995, p. 121. 6  Adultos Mayores, Instituto para la Atención de los Adultos Mayores en el Distrito Federal, Portal Ciudadano del Gobierno del Distrito Federal, en http://www.iaam.df.gob.mx/documentos/quienes.html  7  http://www.un.org/spanish/envejecimiento/guzman.htm 8  http://www.un.org/spanish/envejecimiento/desai.htm 9  Ídem  Revista Electrónica Iberoamericana ISSN: 1988 - 0618 http://www.urjc.es/ceib/ Vol. 8, nº 2. 2014 5 Lo que sin duda, queda claro que en los países más ricos así como en los más  pobres, la revolución demográfica influenciará todos los aspectos de la vida diaria y afectará a todos los hombres, mujeres y niños. El problema se recrudece si consideramos que el grupo de personas de la tercera edad es víctima de discriminación en todos los terrenos, ante la situación de vulnerabilidad del grupo. En efecto, ancianos y ancianas subsisten en una situación económica difícil, pues las pensiones de jubilación que reciben son insuficientes para darles un buen nivel de vida. Además, se les niegan servicios de salud, se les dificulta el acceso al empleo y, en caso de obtenerlo, se les da una remuneración desigual y se les impide ascender. Ante esta problemática mundial, la Organización de las Naciones Unidas estableció que a partir de los 60 años toda persona es considerada adulto mayor y debe gozar de derechos especiales. Se estableció por parte de la Organización Mundial de la Salud que el término “vejez” o “ancianidad” se emplea para refe rir a las personas mayores de 80 años. Evidentemente, este fenómeno poblacional trae consecuencias que afectan a seriamente a los Estados y sus sociedades. Al modificarse el esquema de la población, cambian las necesidades y surgen nuevos problemas. Concretamente, el tema de la  protección de su salud, cobra especial relevancia en los estados modernos. Precisamente, atendiendo este fenómeno mundial en 2013 fue elegido como tema la salud mental de las  personas mayores, referida al derecho a gozar de una buena calidad de vida en este periodo vital. Al respecto, la Federación Mundial para la Salud Mental (WFMH, por sus siglas en inglés) ha señalado las razones que justifican la necesidad de garantizar el bienestar  psicológico de las personas mayores e informan sobre los tres problemas de salud mental de las personas mayores: trastornos de ansiedad, la depresión o demencias en este rango de edad. Con esto, hacen un llamado a todos los gobiernos del mundo a tomar las medidas necesarias y urgentes debido al aumento de la población mayor en el mundo. Respecto a estos problemas derivados de la salud mental de las personas mayores es importante que el Derecho analice sus impactos, ya que de una u otra manera tienen implicaciones en el goce de los demás derechos humanos y en su relación con sus familiares y entorno. Por ejemplo, la demencia en las personas mayores es la principal causa de dependencia y discapacidad de las personas mayores. La WFMH advierte que entre el 2 y 10% de los tipos de demencia inician antes de los 65 años y su prevalencia se duplica en 5 años. Como sabemos, las enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer, cuyo diagnóstico puede ser tardío e incurable y los servicios médicos no están  preparados para atender la demanda, por lo que la responsabilidad recae regularmente en un familiar. Por otro lado, la depresión constituye la causa más común de padecimiento de las  personas mayores, es importante no sólo por eso, sino porque su aparición trae consigo la incidencia en otras enfermedades. Esto, a lo largo, trae consigo más medicación, asistencia médica continua, hospitalización, entre otros factores.
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x