IV: El Dios-con-nosotros y su Pascua: Un Dios que, en Jesús, cuestiona nuestra idea de justicia

Please download to get full document.

View again

of 10
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Published
IV: El Dios-con-nosotros y su Pascua: Un Dios que, en Jesús, cuestiona nuestra idea de justicia con su misericordia desmedida, hasta el punto de renunciar a su gozo junto al Padre para sufrir por nosotros
IV: El Dios-con-nosotros y su Pascua: Un Dios que, en Jesús, cuestiona nuestra idea de justicia con su misericordia desmedida, hasta el punto de renunciar a su gozo junto al Padre para sufrir por nosotros su Pasión y Pascua. Jesús ante los pecadores: un desconcertante exceso de misericordia Solemos tener una mirada a la vez crítica hacia el otro e indulgente con un mismo Peligro de compararnos con los demás para sentirnos superiores. Religiosidad farisaica: C. S. Lewis ( 1963) en el El Gran Divorcio imagina un diálogo entre un hombre justo y un asesino redimido que se esfuerza por lograr que éste acepte su invitación de entrar a la Vida Eterna. He sido recto toda la vida. ( ) Nunca pedí nada que no fuera mío. yo no he recibido lo que merezco. Si fuera así, no estaría aquí. Y tú tampoco recibirás lo que mereces. Recibirás algo mucho mejor Sólo quiero lo que me merezco, mis derechos. No estoy solicitando la condenada caridad de nadie. Entonces hazlo. Pide caridad. Todo está aquí para que se lo pida y nada puede ser comprado. Prefiero condenarme antes que ir contigo. Vine aquí para obtener lo que merezco, [no] para andar lloriqueando por caridad Y este justo se aleja En la Parábola del Publicano y el Fariseo, Jesús invierte los papeles del bueno y el malo : El fariseo, de pie, oraba así: Dios mío, te doy gracias porque no soy como los demás hombres, que son ladrones, injustos y adúlteros; ni tampoco como ese publicano. Ayuno dos veces por semana y pago la décima parte de todas mis entradas. En cambio el publicano, manteniéndose a distancia, no se animaba siquiera a levantar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios mío, ten piedad de mí, que soy un pecador!. Les aseguro que este último volvió a su casa justificado, pero no el primero. Porque todo el que se ensalza será Humillado y el que se humilla será ensalzado. El mensaje de esta parábola es inaceptable y escandaloso según los cánones farisaicos: Cuál es el pecado del fariseo, que cumple los preceptos de la Ley y agradece a Dios sus dones? Cuál es el mérito del publicano, despreciable colaboracionista, que hasta reconoce sus miserias? Quién es justo ante Dios? Jesús propone un cambio de paradigma Los publicanos están más cerca de Dios al reconocer sus miserias ante Él y arrepentirse. Los fariseos no comprenden el amor a los pecadores y permanecen cerrados en sus miserias. // Reacción ante Parábolas: Los Jornaleros de la Última Hora, El Hijo Pródigo o La Oveja Perdida Jesús contrapone ambas actitudes en la Parábola de los dos hijos a los que el padre pide que vayan a trabajar a su viña: el primero acepta, pero no cumple; el segundo rechaza el mandato, pero luego se arrepiente y acude. Así como sólo el 1 cumple la voluntad del Padre, también los publicanos y las prostitutas llegarán antes que ustedes al Reino de Dios (Mt 21,31). Las Parábolas de la alegría de Dios : Así es cómo el P. Cantalamessa prefiere llamar a las Parábolas de la Misericordia (La oveja y la dracma perdidos y el Hijo Pródigo) (Lc 15,3-32) El leitmotiv es la invitación final a la alegría (el pastor, la mujer y el padre): Les aseguro que, de la misma manera, habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta, que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse (Lc 15, 7). En Parábola del Hijo Pródigo en vez de lanzar reproches o castigar, el padre se manifiesta como alguien que no cabe en sí de alegría. Manda a vestir al hijo pródigo con el traje de fiesta, ponerle el anillo de la familia, preparar el mejor ternero, e invita a todos a un banquete. El retorno del hijo pródigo (1662) (detalle) de Rembrandt Este contraste entre los estrechos criterios humanos y el amor sorprendente de Dios, hace estallar nuestros preconceptos acerca de la justicia divina. En la airada protesta de los jornaleros de la primera hora y del hermano mayor reconocemos nuestra exigencia de un Dios que juzgue al prójimo tal como creemos que éste merece. Cuando Jesús hablaba de la misericordia divina, hacía explícita su propia actitud de acogimiento y compasión los marginados de las autoridades. Frente a la exclusión y la condena de las autoridades religiosas, Jesús anunciaba la irrupción de la gracia y el perdón de Dios. Este amor desmedido lo conduce a la Cruz: sabiendo Jesús que había llegado la hora de pasar de este mundo al Padre, él, que había amado a los suyos que quedaban en el mundo, los amó hasta el fin (Jn 13, 13) La Pasión de Jesús: la desconcertante aceptación del sufrimiento y la muerte por parte de un Dios Eterno y Pleno Un Mesías incomprendido El mesianismo de Cristo todas las expectativas de su época (legislador, lider militar o político) Jesús: Siervo Sufriente de Yahvé de Isaías (4 Cánticos : Is 42,1-9; 49,1-6; 50,4-11; 52,13-53,12). Conflicto entre los dos proyectos Seguidores: abandono; autoridades: complots; discípulos: incomprensión y traiciones. Evangelio de Marcos: 1 ) Jesús es acompañado por grandes multitudes. 2 ) arco descendente de distanciamientos y odios, hasta culminar con su muerte solitaria en la Cruz. En el Cap. 8, Pedro, ante la pregunta sobre la identidad de Jesús: Tú eres el Mesías (v. 29). Pero Jesús no alaba al Padre (como // Mt), sino conmina a Pedro a no hablar sobre el tema (v. 30). Marcando un antes y un después en Marcos, Jesús comienza a enseñarles solemnemente que el Mesías debería sufrir mucho e ir a Jerusalén donde sería capturado y muerto (v. 31). Pedro se opone y Jesús reacciona airadamente: Apártate de mí Satanás, porque tus caminos no son los caminos de Dios! (v. 33) // Satanás tienta a Jesús en el desierto (Mt 4,1-11) Visión triunfalista: pide que Dios ejerza un poder irresistible..él soportaba nuestros sufrimientos y cargaba con nuestras dolencia [ ] El castigo que nos da la paz recayó sobre él y por sus heridas fuimos sanados (Is 53,3-5). Al ser maltratado, se humillaba y ni siquiera abría su boca: como un cordero llevado al matadero (Is 53, 7). La Crucifixión (detalle) ( ). Retablo de Matthias Grünewald La Pascua Redentora: Un acto de amor que triunfa sobre el mal y la muerte En vez de sabios discursos, la sorprendente respuesta divina es la Cruz: Tenemos en Cristo a un Dios que sufre! Es una verdad desconcertante. Cristo es Dios que sufre en la naturaleza humana Siendo Él una persona divina, como Verbo, da un valor infinito a su sufrimiento y a su muerte Juan Pablo II, Audiencia General 19/10/88, n La Muerte de Jesús es un misterio más insondable de su Pasión. H. U. von Balthasar ( 1988): El Viernes Santo es el único día en que la Iglesia no celebra Misa, pues rememora que hubo un día en la historia en que Dios no estuvo presente en su Único Mediador. Jesús asume la humanidad al encarnarse, pero sólo al morir experimenta plenamente el misterio de la condición humana. No es una ausencia nihilista: En la cruz, el amor de Dios vence desde dentro al misterio del mal. El velo del Templo se desgarra (Mt 27,51): Sólo el Sumo Sacerdote entraba en el espacio sagrado que resguardaba el Arca de la Alianza detrás de un velo. Ahora, el Templo ya no media a Dios. Es Jesús mismo quien nos conduce al Padre con su Pascua. Cristo de San Juan de la Cruz, 1951, de Salvador Dalí Dios también escribe recto en los renglones torcidos de nuestra historia. Dios nos deja nuestra libertad y, sin embargo, sabe encontrar en nuestro fracaso nuevos caminos para su amor. Dios no fracasa Benedicto XVI, Homilía en el Santuario de Mariazell, Austria, 8/9/2007. La Resurrección es el mayor acontecimiento de la historia. A través de su propia entrega, Jesús responde al misterio del mal, la injusticia, el dolor y la muerte. Ante estos clamores humanos fracasan las explicaciones de todas las filosofías y utopías. Cristo los responde desde dentro: asumiendo el pecado humano con su gesto de amor redentor, lo transforma en paso a la plenitud de Dios = Pascua. El cristiano está llamado a participar solidariamente en la Pascua de Jesús, muriendo con él para resucitar con él. (Rom 6,3s). Aquí la muerte retrocede ante la vida y desaparece de nuestra existencia el fantasma del sin sentido. Resurrección de Cristo, 1658, de Murillo Mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma del 2014 Ya conocen la generosidad de nuestro Señor Jesucristo que, siendo rico, se hizo pobre por nosotros, a fin de enriquecernos con su pobreza (2 Cor 8, 9). Estas palabras nos dicen cuál es el estilo de Dios. Dios no se revela mediante el poder y la riqueza del mundo, sino mediante la debilidad y la pobreza. La finalidad de Jesús al hacerse pobre es enriqueceros con su pobreza. La pobreza de Cristo es la mayor riqueza: la riqueza de Jesús es su confianza ilimitada en Dios Padre, es encomendarse a Él en todo momento, buscando siempre y solamente su voluntad y su gloria. Cuando Jesús entra en las aguas del Jordán y se hace bautizar por Juan el Bautista, no lo hace porque necesita penitencia, conversión; lo hace para estar en medio de la gente, necesitada de perdón, entre nosotros, pecadores, y cargar con el peso de nuestros pecados. Los gestos de Jesús es una síntesis de la lógica de Dios, la lógica del amor, la lógica de la Encarnación y la Cruz.
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x