Dos Años de Vacaciones Julio Verne

Please download to get full document.

View again

of 2
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Categories
Published
Extracto
   Lectura sugerida Ministerio de Educación Dos años de vacaciones Julio Verne xtracto capitulo IX Briant, Doniphan, Wilcox y Service guardaban un profundo silencio. ¿Quién era aquel hombre que había muerto en aquel sitio? ¿Era un náufrago, a quien los socorros habían faltado hasta su última hora? ¿A qué nación pertenecía? ¿Había llegado joven, o viejo, a aquel aislado punto de la tierra? ¿Había muerto anciano ya? Si era un náufrago, ¿había tenido compañeros de desgracia que con él escapasen de la catástrofe, quedándose por fin solo después de la muerte de sus compañeros? Los diferentes objetos encontrados en la cueva, ¿pertenecían a un buque, o los construyó él? ¡Cuántas reflexiones, cuantas dudas de tan difícil solución! Pero si aquel hombre había encontrado refugio en un continente, ¿por qué no había partido en busca de una ciudad del interior o de un puerto del litoral? ¿La distancia que tenía que recorrer era tan grande, o tan penosa, que obligase a renunciar a ella? Lo cierto es que aquel desgraciado había caído, debilitado por la enfermedad o por la vejez, y que no habiendo tenido suficientes fuerzas para volver a la cueva, había fallecido al pie de aquel árbol. Y si los medios le habían faltado para buscar su salvación, bien por el Norte, o ya por el Este de aquel territorio, ¿no sucedería lo mismo a los jóvenes náufragos del Sloughi? Nuestros valerosos muchachos comprendieron la necesidad de practicar en la cueva un minucioso registro, pues tal vez encontrarían algún documento que les diera a conocer el srcen de aquel hombre y la duración de su estancia, siendo además muy conveniente saber si podrían instalarse allí durante el invierno, después de abandonar el schooner. -Venid, dijo Briant. Y seguidos de Phann, penetraron por segunda vez en la cueva. El primer objeto que llamó su atención fue un paquete de velas, fabricadas con estopa y grasa, colocadas sobra una tabla sujeta en la pared de la derecha. Service encendió una, colocándola en el candelero. Teniendo ya luz, principiaron por reconocer las condiciones de la cueva. No presentaba ningún indicio de humedad, a pesar de no tener otra ventilación que el orificio que le servía de entrada. Sus paredes eran tan secas como si fueran de piedra, sin ninguna de aquellas filtraciones cristalinas que en algunas grutas de   Lectura sugerida Ministerio de Educación pórfido o de granito forman las estalactitas. Su orientación la ponía al abrigo de los vientos del mar, y si bien era muy oscura, este inconveniente se combatía con facilidad haciendo una o dos aberturas que proporcionasen luz y renovasen el aire. Sus dimensiones eran de treinta pies de largo por veinte de ancho; algo pequeña para dormitorio, comedor, cocina y almacén; pero como no se trataba más que de una estancia de cinco o seis meses, sufrirían con paciencia aquella molestia. Briant hizo después un inventario de los objetos encerrados en ella. Pocos eran, en verdad; aquel desgraciado había debido llegar allí en un completo estado de desnudez. El camastro, una mesa, un taburete y un cofre, fue el único mobiliario que encontraron. Menos favorecido aquel infeliz que los náufragos del Sloughi, no había tenido, como ellos, un material completo a su disposición, pues los chicos no hallaron en la cueva más que algunas herramientas, una azada, un hacha, dos o tres utensilios de cocina, un tonel que debía haber contenido aguardiente, un martillo, dos cortafríos y una sierra. Estos objetos debían haber sido transportados en la embarcación cuyos restos se hallaban a orillas del río. Las investigaciones continuaron, dando por resultado el hallazgo de una navaja de varias hojas, rotas en su mayor parte, un pasador, un compás y una olla de hierro. Ningún instrumento de marina aparecía ni brújula, ni anteojo, ni siquiera un arma para cazar o para defenderse de los indígenas o de las fieras.
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x