Avifauna de El Rodeo, Mora, San José, Costa Rica

Please download to get full document.

View again

of 25
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Categories
Published
Avifauna de El Rodeo, Mora, San José, Costa Rica Ghisselle M. Alvarado Quesada & Silvia Elena Bolaños Redondo Departamento de Historia Natural Museo Nacional de Costa Rica
Avifauna de El Rodeo, Mora, San José, Costa Rica Ghisselle M. Alvarado Quesada & Silvia Elena Bolaños Redondo Departamento de Historia Natural Museo Nacional de Costa Rica Abstract. The known avifauna of El Rodeo zone consists of 215 species, representing nearly a quarter of species and more than half (56%) of the families found in the country. Majority of birds are resident (72%), being Tyrannidae family (the flycatchers) the most diverse. The most important species because of their most abundance are blue-and-white swallow, turkey vulture, black vulture and swainson s thrush. The first three species are gregarious. Species frequently observed are turkey vulture, squirrel cuckoo, long-tailed manakin, rufous-breasted wren, plain wren and clay-colored robin. We found regional endemic species, such as crimson-fronted parakeet and yellow-crowned euphonia, fiery-billed aracari and silvery-fronted tapaculo, bare-shanked screech-owl and hoffmann s woodpecker. The composition of avifauna of El Rodeo is more related with the Central Valley and it has an important component of species whose main distribution is North Pacific (Guanacaste) and Central Pacific (Carara) in the country. The dominant food habit of species are the invertebrates (category that includes mainly insects, and fewer amount of spiders and molluscs) followed by frugivorous habit. The greatest richness and abundance of species occurs in areas with forest cover, such as second growth forest (which covers much of the area). Two communities of birds are recognized in the study zone in relation to its dependence of the forest: 1) birds dependent of arboreal habitats (dense forest, second growth forest and riparian forest) and 2) birds not dependent of the arboreal habitats (e.g., lake and surrounding areas, grasslands, coffee plantations and tacotales or young secondary growth). Resumen. La avifauna conocida de la zona de El Rodeo consta de 215 especies de aves, que representan cerca de la cuarta parte de las especies y más de la mitad (56%) de las familias de aves del país. La mayor parte de la avifauna es residente (72%), siendo la familia Tyrannidae (familia de los mosqueros) la más diversa. Las especies de mayor abundancia son la golondrina azul y blanco, el zopilote cabecirrojo, el zopilote negro y el zorzal de swainson. Las tres primeras especies son gregarias (se mantienen en grupos). Como especies BRENESIA 77:203:228, 2012 204 más frecuentes de observar están el zopilote cabecirrojo, el cuco ardilla, el toledo, el soterrey carimoteado, el chinchirigüí y el yigüirro. Se presentan especies endémicas a nivel regional, como el perico frentirrojo y la eufonia coroniamarilla, el tucancillo piquianaranjado y el tapaculo frentiplateado, la lechucita serranera y el carpintero de Hoffmann. La composición de la avifauna de El Rodeo es más afín con la avifauna característica del Valle Central y tiene un componente importante de especies cuya distribución principal es el Pacífico Norte (Guanacaste) y Pacífico Central (Carara) del país. El hábito alimentario dominante de las especies son los insectos (artrópodos), seguido por el hábito frugívoro. La mayor riqueza y abundancia de especies se presenta en las áreas con cobertura boscosa, siendo el bosque de crecimiento secundario (que cubre gran parte de la zona) el que muestra la mayor riqueza y abundancia de aves. En la zona de estudio se reconocen dos comunidades de avifauna en relación con su dependencia del bosque: 1) aves dependientes de hábitats arbóreos (bosque denso, bosque de crecimiento secundario y bosque ripario) y 2) aves no-dependientes del bosque (e.g., lago y alrededores, potreros, cafetales y tacotales). Key Words. Birds, Rodeo Natural Protected Area, birds inventory, diversity, ecosystem characterization. Introducción La zona de El Rodeo se ubica en una franja altitudinal que abarca desde los 500 m en el cauce del río Jaris hasta los 950 m en las cimas de la Fila Diamante, considerándose como un área de elevación intermedia. Por estar localizada en el sector oeste del Valle Central, su clima está muy influenciado por las condiciones climáticas de la región noroeste del país, por lo cual experimenta una época seca relativamente marcada durante los meses de enero a marzo. Presenta la zona de vida del Bosque Húmedo Tropical en las partes bajas y Bosque Muy Húmedo Premontano sobre las partes altas de la Fila Diamante, además de una zona de transición entre ambas (Cascante Marín 2011). El bosque denso posee una composición muy particular, dominado por especies arborescentes de la familia Moraceae; sin embargo, la vegetación en áreas sucesionales o en recuperación se asemeja a primera vista al bosque seco de las tierras bajas de Guanacaste. La presencia de musgos y plantas epífitas en la vegetación no es característica debido a la marcada estacionalidad en el régimen de lluvias (Cascante Marín & Estrada Chavarría 1999, 2012). En general, la vegetación de la zona comparte afinidades florísticas importantes con las zonas del pacífico norte y pacífico central del país (Cascante-Marín & Estrada-Chavarría 2012). En la zona se presentan tres tipos principales de ecosistemas boscosos: i) el bosque denso más conservado, principalmente sobre la Fila Diamante, ii) el bosque secundario viejo que rodea al bosque denso y se extiende sobre las laderas de la Fila Diamante y iii) los bosque riparios o de galería, ya sea contiguos a los bosques secundarios viejos o formando fajas boscosas a lo largo de potreros (Sánchez González 2012). Adicionalmente, se encuentran una serie de ecosistemas con influencia humana, como son los cultivos de hortalizas, los cafetales, potreros para ganadería arbolados o no y las áreas de vegetación secundaria joven o tacotal. Por la ubicación geográfica y altitudinal de la zona, se espera que El Rodeo posea una avifauna con mayor afinidad a la zona avifaunística del bosque subtropical del país, descrita por Stiles (1969). Esta avifauna es extremadamente rica y diversa, con grupos de aves frugívoras y nectarívoras bien representados, con la presencia de migrantes altitudinales de tierras bajas y altas. No obstante, por su condición climática, similar a la del bosque seco, se ve influenciada por elementos avifaunísticos propios de esa zona de vida que está bien representada por especies rapaces y granívoras. La avifauna de El Rodeo se conoce relativamente bien por los trabajos publicados en la última década (Durán & Sánchez 2003, Solano & Solano 2005), que en conjunto informan una diversidad total de 190 especies. Durán & Sánchez (2003) mencionan que la composición avifaunística de El Rodeo tiene mayor semejanza con áreas más secas de las tierras bajas del Pacífico Norte del país y que parece ser menos dependiente de grandes áreas boscosas; sin embargo, no existe una caracterización de las comunidades de aves en los diferentes ecosistemas, tanto boscosos como no-boscosos de la zona, para respaldar dicha afirmación. En este trabajo se actualiza la información existente sobre riqueza de especies y se caracteriza la composición de la avifauna de los principales ecosistemas de la zona de El Rodeo (cantón de Mora, San José, Costa Rica), en términos de su abundancia y número de especies. Metodología El estudio se realizó en la zona de El Rodeo, delimitada por las siguientes coordenadas geográficas: latitud 9º 53-9º 56 N y longitud 84º 15-84º 19 W. Se muestrearon varios sitios representativos de los principales ecosistemas identificados en la zona (Sánchez González 2012), como son: fragmentos de bosque denso, bosque secundario viejo, bosque ripario, vegetación secundaria joven o tacotal, cafetales con sombra, potreros arbolados o no, uso mixto, otros cultivos y adicionalmente el pequeño lago de la Universidad para la Paz y sus alrededores como posible sitio para aves acuáticas. Los censos se realizaron entre los meses de julio a diciembre de 2009 y en abril de Se realizaron observaciones visuales y auditivas de las aves por medio del método de conteo por puntos en cada ecosistema. En cada día de censo, para cada punto se realizaron observaciones por un período de 12 minutos y abarcando un área aproximada de 50 m alrededor, luego se traslado al siguiente punto y se repitió el proceso. Adicionalmente, se colocaron redes de niebla (de 6, 8, 12 y 18 m) para capturar especímenes de referencia que se depositaron en la Colección Ornitológica del Museo Nacional de Costa Rica. El esfuerzo total del muestreo fue de 28,4 horas de observación 205 206 visual y auditiva, más 1 018,5 horas red. La mayoría de los muestreos se realizaron durante el día, aunque también se incluyen algunos muestreos nocturnos ocasionales. En la sección sobre diversidad y composición de la avifauna, y hábitos alimentarios, se utilizan tanto los datos de Durán & Sánchez (2003) y Solano & Solano (2005), así como los datos de campo obtenidos con nuestra investigación. La descripción de la avifauna por ecosistemas se basó únicamente en los datos de campo generados en este estudio. Asimismo, cuando se comenta sobre afinidades de la avifauna basadas en Stiles et al. (1989) y se hace mención a la avifauna del Valle Central, esta se refiere a aquella que es característica de esta zona del país, pero no implica que sea exclusiva y puede poseer especies que ocurren en otros sitios del país o ser de amplia distribución. En cada punto de muestreo se anotaron las especies y la abundancia de individuos. Durante el análisis, se cuantificó la abundancia máxima de individuos que se encontró por punto y por especie a lo largo del período de estudio, luego se sumó las abundancias máximas de todos los puntos que representaron un mismo tipo de ecosistema. Finalmente, se obtuvo la abundancia máxima total para cada especie y para toda el área de estudio. Los datos de captura de especímenes con redes de niebla fueron incluidos en el análisis anterior. La frecuencia en que se pueden observar las especies se determinó tomando en cuenta el número de observaciones directas durante los muestreos de conteos por puntos. La diversidad esperada en el sitio de estudio y la eficiencia del muestreo realizado se evaluó por medio de la ecuación de Chao 2 corregido (Magurran 2004). La afinidad de las comunidades de aves en los diferentes ecosistemas se estimó por medio del Índice de Similitud de Sørensen (Magurran 2004). Los valores se utilizaron para crear una matriz de similitudes, a partir de la cual se agruparon los ecosistemas en un dendrograma según su afinidad avifaunística, utilizando el método UPGMA (Unweighted pair group method) (Legendre & Legendre 1998). Resultados y Discusión Diversidad y composición de la Avifauna Nuestro inventario de la diversidad avifaunística de El Rodeo incluye 157 especies de aves, que sumadas a las encontradas en estudios previos dan un total de 215 especies y representan casi la cuarta parte (24%) de las especies del país, y un 56% de las familias de aves que hay en Costa Rica. Esta diversidad de aves es considerable, tomando en cuenta la zona avifaunística en la que se ubica geográficamente, las características paisajísticas propias del área, la proximidad de la misma con asentamientos urbanos, las fronteras agrícolas y la fragmentación del paisaje. La composición de la avifauna de El Rodeo es más afín con la avifauna característica del Valle Central (71,1%) y tiene un componente importante de especies (20,4%) cuya distribución principal es el Pacífico Norte (Guanacaste) y Pacífico Central (Carara) del país (Stiles et al. 1989). La representación de especies del Pacífico Sur y del Caribe es mucho menor (Fig. 1). Se observó que las especies con afinidad a los bosques secos del Pacífico Norte se encontraban en áreas abiertas o semi-abiertas de vegetación secundaria, mientras que las especies con afinidad al Pacífico Central estaban en ambientes riparios. Según Cascante Marín & Estrada Chavarría (1999), el río Virilla podría funcionar como un corredor natural para la migración de especies provenientes de tierras bajas de Pacífico y desde el este del Valle Central. Esto podría explicar la residencia de algunas especies con afinidad a la zona de Carara del Pacífico con los ambientes riparios de El Rodeo. Se recomienda a autoridades del MINAET, asociaciones involucradas y propietarios de fincas el apoyo a las iniciativas que promuevan la implementación de los corredores biológicos pertinentes que permitan enlazar la Zona Protectora del Rodeo con los cerros de Escazú y el Parque Nacional Carara. Estas acciones permitirán a futuro un incremento en la diversidad, asimismo asegurará con mayor certeza la conservación de muchas especies sensibles. La mayoría de las especies (72%) son residentes, el resto (22%) son migratorias y una pequeña proporción (6%) son especies con poblaciones tanto residentes como migratorias en la zona de El Rodeo. 207 Familias y especies importantes de Aves Figura 1. Composición de la avifauna de El Rodeo (cantón de Mora, San José, Costa Rica), de acuerdo con la distribución geográfica de las especies en el país (según Stiles et al. 1989). La familia de aves más diversa en El Rodeo fue Tyrannidae con 19 especies, seguida por Parulidae (14 spp.), Icteridae y Trochilidae (8 spp. cada una), Emberizidae y Troglodytidae (7 spp. cada una). La familia Tyrannidae se caracteriza por poseer especies con una amplia variedad de tamaños, con picos de diferentes formas y tamaños, características que se relacionan con el modo de forrajeo (Fitzpatrick 1985), permitiéndoles atrapar insectos, frutos, semillas, e incluso hasta pequeños vertebrados. Lo anterior se asocia con la ocupación de diferentes nichos y por ende, la presencia de la familia en distintos hábitats en la zona de estudio. La familia Parulidae presenta el mayor número de especies migratorias 208 (86%) registradas en la zona de El Rodeo (Apéndice). Cuando las especies migratorias visitan zonas tropicales, aprovechan los recursos disponibles en diferentes hábitats, desde bosques hasta zonas de cultivo, de hecho en toda comunidad de aves tropicales y en cada hábitat existente, hay presencia de una o más especies migratorias (Rappole et al. 1993). Entre las especies más importantes de acuerdo con su mayor abundancia están: la golondrina azul y blanco (Pygochelidon cyanoleuca), el zopilote cabecirrojo (Cathartes aura), el zopilote negro (Coragyps atratus) y el zorzal de swainson (Catharus ustulatus). Las tres primeras especies son gregarias (se mantienen en grupos), son de hábitos aéreos, es decir, se mantienen la mayor parte del tiempo sobrevolando el área y son frecuentes en hábitats de áreas abiertas (Stiles et al. 1989, Garrigues & Dean 2007), lo cual facilita su avistamiento. Por otro lado, el zorzal de swainson es una especie que podría encontrarse en oleadas migratorias en bandadas dispersas que parecen inundar los bosques (Stiles et al. 1989), hecho que pudo constatarse en El Rodeo durante el mes de abril del 2010, cuando es un migratorio abundante en piedemontes y bajuras, así como en las montañas centrales del país (Stiles et al. 1989). La especie también ha sido observada en grandes concentraciones durante la migración al norte del continente en los bosques de Palmichal de Acosta (Alvarado & Durán 2006). Estas observaciones sobre especies migratorias son de importancia para conocer las rutas específicas de su migración sobre el territorio nacional y para la conservación de los hábitats que utilizan durante el recorrido. Las especies que se observaron con mayor frecuencia durante el período de muestreo fueron: el zopilote cabecirrojo (Cathartes aura), el cuco ardilla (Piaya cayana), el toledo (Chiroxiphia linearis), el soterrey carimoteado (Thryothorus rutilus), el chinchirigüí (Thryothorus modestus) y el yigüirro (Turdus grayi) (Apéndice). La diversidad de hábitat en que estas especies se pueden encontrar, desde aquellas que prefieren crecimiento secundario bajo como el chinchirigüí, hasta especies más ligadas a ambientes boscosos como el toledo; resalta el mosaico de ecosistemas que la zona de El Rodeo encierra. El zopilote cabecirrojo al ser una especie que se encuentra a menudo en el estrato aéreo, es fácil observarlo de forma frecuente en toda la zona. De acuerdo con el estado de conservación (Reglamento de la Ley de Conservación de la Vida Silvestre 2005) de las especies registradas en El Rodeo durante este estudio, siete presentan poblaciones amenazadas o reducidas (Apéndice), principalmente los psitácidos (pericos y loros), que a pesar de que algunos tienen poblaciones numerosas, tienen una fuerte presión de cacería para comercio ilegal como especies mascota. Asimismo, se presentan especies endémicas a nivel regional, especies tales como el perico frentirrojo (Aratinga finschi) y la eufonia coroniamarilla (Euphonia luteicapilla) son endémicas de Nicaragua, Costa Rica y Panamá; otros como el tucancillo piquianaranjado (Pteroglossus frantzii) y el tapaculo frentiplateado (Scytalopus argentifrons) son endémicos a nivel de Costa Rica y Panamá. La lechucita serranera (Megascops clarkii) se puede observar sólo en Costa Rica, Panamá y Colombia; y el carpintero de Hoffmann (Melanerpes hoffmannii) en Honduras, Nicaragua y Costa Rica. 209 Hábitos alimentarios de la avifauna En general, la mayoría de aves presentan variadas fuentes de alimentación, por lo que para este análisis se consideraron todos los hábitos alimentarios posibles para cada especie basado en Stiles et al. (1989). Los invertebrados (categoría que incluye principalmente insectos, y en menor cantidad arañas y moluscos) representan el hábito alimentario dominante (42%), seguido por el hábito frugívoro (22%) y el granívoro (13%) (Fig. 2). Esto concuerda con lo hallado en otras investigaciones realizadas en el país (Karr et al. 1990, Stiles 1991). De hecho Karr et al. (1990) relaciona este patrón con la abundancia de hábitats de crecimiento secundario en el país. En los estudios de Stiles (1991), la categoría frugívoros ocupó un segundo lugar, mientras que el hábito carroñero fue el menos común, similar a los resultados de esta investigación. El hábito nectarívoro en la avifauna de El Rodeo fue bajo (5%) y puede estar relacionado a que el principal esfuerzo de muestreo fue durante mediados y finales de la época lluviosa, período que coincide con el primer pico de la fructificación y las mayores floraciones se dan al principio de la época seca y de la época lluviosa, para luego disminuir a niveles bajos al final de la época lluviosa (Stiles 1991). Figura 2. Composición de la avifauna de El Rodeo (cantón de Mora, San José, Costa Rica) según el hábito alimentario de las especies. Categorías basadas en Stiles y colaboradores (1989). 210 Avifauna de los ecosistemas de El Rodeo La riqueza de especies de aves fue mayor en ecosistemas boscosos (e.g., bosque secundario viejo, bosque denso y bosque ripario) que en ecosistemas no arbolados o con algún tipo de intervención humana (e.g., tacotales, cultivos, potreros, etc.) (Fig. 3). Los ecosistemas boscosos representan la vegetación original de El Rodeo, otros tipos de ecosistemas y de aves han aparecido paulatinamente con la intervención humana. Nuestros resultados; sin embargo, contrastan con los hallados por Durán & Sánchez (2003), quienes mencionan que en El Rodeo la avifauna está en su mayoría constituida por especies que son poco dependientes del bosque. El bosque secundario viejo fue el ecosistema de mayor riqueza (96 especies), seguido por el bosque ripario (77 especies) y el bosque denso (58 especies). La mayor riqueza de especies del bosque secundario puede explicarse porque es el tipo de ecosistema más abundante en la zona (Sánchez González 2012); asimismo, este tipo de hábitat puede proporcionar más recursos para las aves. Blake et al. (1990) encontraron que la mayor captura de aves siempre ocurrió en los bosques secundarios comparada con los bosques maduros. La similitud en la riqueza de especies entre el bosque denso y los potreros arbolados podría deberse
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x