Aprendiendo a trabajar: trayectorias y discursos

Please download to get full document.

View again

of 29
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Categories
Published
doi: /cis/reis Aprendiendo a trabajar: trayectorias y discursos Learning to Work: Trajectories and Discourses Antonio Martín Artiles, Andreu Lope, Daniel Barrientos Sánchez y Benjami Moles
doi: /cis/reis Aprendiendo a trabajar: trayectorias y discursos Learning to Work: Trajectories and Discourses Antonio Martín Artiles, Andreu Lope, Daniel Barrientos Sánchez y Benjami Moles Kalt Palabras clave Contratos de formación y aprendizaje Contratos de prácticas Convenios de prácticas Jóvenes Segmentación Transición Trayectorias Key words Apprenticeship Contracts Work Experience contracts Work Experience agreements Youth Segmentation Transition Trajectories Resumen El «aprendizaje basado en el trabajo» es valorado positivamente por los jóvenes como una forma de especialización profesional y de transición rápida al mercado de trabajo. Pero la crisis económica ha cambiado las trayectorias laborales. Las trayectorias se han segmentado. Hoy se acepta como normalidad un amplio periodo de incertidumbre en el empleo, así como una forma de aproximación sucesiva a la estabilidad laboral. Este estudio se ha basado en los datos estadísticos de la MCVL y en cinco grupos de discusión con jóvenes de 16 a 34 años. Abstract Work-based learning is positively valued by young people as a form of professional specialization and a rapid transition to the labor market. But the economic crisis has changed the trajectories of labour. Trajectories have been segmented. Today, a broad period of uncertainty in employment is accepted as normal, as well as a form of successive approximation to job stability. This study has been based on the statistical data of the MCVL and in five discussion groups with young people from 16 to 34 years. Cómo citar Martín Artiles, Antonio; Lope, Andreu; Barrientos Sánchez, Daniel y Moles Kalt, Benjami (2018). «Aprendiendo a trabajar: trayectorias y discursos». Revista Española de Investigaciones Sociológicas, 164: ( La versión en inglés de este artículo puede consultarse en Antonio Martín Artiles: Universitat Autónoma Barcelona Andreu Lope: Universitat Autónoma Barcelona Daniel Barrientos Sánchez: Universitat Autónoma Barcelona Benjami Moles Kalt: Universitat Autónoma Barcelona Reis. Rev.Esp.Investig.Sociol. ISSN-L: Nº 164, Octubre - Diciembre 2018, pp 116 Aprendiendo a trabajar: trayectorias y discursos Introducción 1 El objetivo de este artículo es analizar el proceso de transición y las trayectorias de los jóvenes de 16 a 34 años en el mercado de trabajo. Esa transición es un aspecto considerado importante en el marco de las políticas activas de empleo de la Unión Europea (European Commission, 2015). En este sentido, es particularmente relevante la idea del «aprendizaje basado en el trabajo» (ABT) con la finalidad de adecuar la formación al empleo existente. Se presupone que el «aprendizaje basado en el trabajo» (idea de inspiración funcionalista, que no compartimos pero conceptualmente útil para este estudio) facilita el aprendizaje de las competencias necesarias para puestos de trabajo concretos, lo que facilita a los jóvenes una rápida transición laboral, ya que estos pueden aprender con la tecnología y la organización del trabajo de la empresa donde han realizado las prácticas. Al mismo tiempo, las empresas se beneficiarían porque tendrían una «bolsa» de mano de obra seleccionada a través de la formación y ello contribuiría a reducir los costes de reclutamiento, búsqueda y selección. Además, la articulación entre el sistema educativo y el sistema productivo también contribuiría a mejorar la adecuación o correspondencia entre formación y empleo (1983). Una adecuación harto discutible (Martín Artiles y Lope, 1999; Planas, 2016), como demuestra el extendido fenómeno de la sobreeducación respecto al empleo desarrollado que, además, ejemplifica nuestra perspectiva de que la formación no es sinónimo de trabajo sino un factor de acercamiento a diferentes formas de empleo. 1 Este artículo es parte del proyecto de investigación: «Impacto de la formación en la empresa sobre las trayectorias laborales de los jóvenes. Propuestas de mejora» (ref. CSO R, AEI/FEDER,UE), financiado por la Agencia Estatal de Investigación y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional. También han participado en el proyecto Pilar Carrasquer y Óscar Molina. Por otra parte, desde la perspectiva de las políticas activas de empleo se presupone que la formación en la empresa también contribuiría a mejorar las trayectorias de los jóvenes a lo largo de su ciclo vital. Sin embargo, es de esperar que esas trayectorias no hayan mejorado en el contexto de la recesión económica experimentada. Por el contrario, la incertidumbre, el empleo precario y los bajos salarios han caracterizado toda una década ( ). Nuestro propósito es examinar una tipología de las trayectorias de los jóvenes (extraída de los datos estadísticos de la Muestra Continua de Vidas Laborales de la Seguridad Social) y el discurso de estos, sus significados y connotaciones en relación a la transición entre escuela y trabajo, así como respecto a sus propias trayectorias. El análisis de los contratos de formación y aprendizaje y los contratos de prácticas constituyen dos elementos en dicha transición. Igualmente son importantes los convenios de prácticas entre centros educativos y empresas. A priori se presupone que estas formas de transición mediante contrato o bien convenio de formación facilitarían la inserción laboral de los jóvenes, la estabilidad en el empleo y la mejora de sus condiciones laborales. En el análisis del discurso de los jóvenes hemos identificado distintas trayectorias, percepciones y valoraciones del papel de la formación en la empresa. Tanto los datos estadísticos como el análisis del discurso obtenido en los grupos de discusión nos han llevado a distinguir tres tipos de trayectorias: desestructuradas, semiestructuradas y con expectativas de éxito. Estas tres trayectorias parecen estar hoy lejos de lo que Casal et al. (2006a) calificaron como trayectorias de éxito precoz en los años noventa. Por consiguiente, cabe preguntarse: ha cambiado el modo de transición al mercado de trabajo y los tipos de trayectorias laborales para los jóvenes? Qué relación guardan las distintas trayectorias con los segmentos del mercado laboral? Reis. Rev.Esp.Investig.Sociol. ISSN-L: Nº 164, Octubre - Diciembre 2018, pp Antonio Martín Artiles, Andreu Lope, Daniel Barrientos Sánchez y Benjami Moles Kalt 117 En suma, este artículo se divide en cuatro secciones. En la primera planteamos el marco teórico, los usos conceptuales, la hipótesis y la metodología. En la segunda ofrecemos una tipología estadística de los criterios de selección para formular los perfiles de los grupos de discusión desarrollados. En la tercera analizamos los discursos de los tres grupos y los hallazgos en relación a la hipótesis principal. Finalmente, en la cuarta sección ofrecemos unas conclusiones. Usos conceptuales Aprendizaje basado en el trabajo El concepto de «aprendizaje basado en el trabajo» (ABT) se define como los distintos procedimientos para alcanzar los objetivos de aprendizaje de las habilidades y competencias vinculadas al mercado de trabajo (European Commission, 2015: 13). Este aprendizaje basado en el trabajo reviste una variedad de formas en los países europeos, razón por la cual es un concepto cómodo para hablar de distintas tradiciones de formación, ya que no solo incluye a la formación dual, stricto sensu, sino también a los sistemas de prácticas en las empresas. El ABT tiene como finalidad la adquisición de conocimientos técnicos, pero también el aprendizaje de hábitos normalizados, la adquisición de conocimiento sobre la interdependencia en el desempeño de las actividades, el reconocimiento de la actividad en común en la empresa y la formación de grupos de referencias y redes de conexión con el mercado de trabajo. Estos son aspectos relevantes en la concepción de las políticas de empleo, aunque raramente explicitados como tales. En pocas palabras, el ABT es colectivo, comporta transferencia de conocimiento en grupo, como observan Marhuenda et al. (2010: ) e incluye, asimismo, la formación continua en empresas que fomentan cambios en los requerimientos de las tareas (CES, 2015). El concepto «aprendizaje basado en el trabajo» inspirado en la teoría del capital humano y con orientación adecuacionista (Planas, 2016) nos permite focalizar la atención en los jóvenes que tienen contratos de formación y aprendizaje y contratos de prácticas, lo que a su vez implica atender a jóvenes con distintos niveles educativos. La elección de este concepto estriba en su amplitud, pero también, al mismo tiempo, en su delimitación, ya que se refiere a la formación dual en sus distintas acepciones, así como a las prácticas mediante convenios de centros educativos y universidad con empresas. El concepto ABT encaja con la teoría de los mercados de trabajo transicionales (Schmid y Gazier, 2002), lo que facilita también seguir las trayectorias de los jóvenes. Por otra parte, este concepto parece ser de especial importancia en las políticas activas de empleo, particularmente en la inspiración de programas como la Garantía Juvenil (European Commission, 2015). Transición y trayectorias La transición e inserción profesional puede ser simple o compleja (véase Casal et al., 2006b), lo que está relacionado con el itinerario y el nivel de formación de los jóvenes. Los modos de transición pueden ser diversos e implican distintas estrategias, tales como una inserción laboral simple y rápida, lo que generalmente está asociado a bajos niveles educativos o al abandono escolar prematuro. O bien una transición compleja, con etapas sucesivas, lo que comporta desarrollar estrategias por parte de los jóvenes. En este caso, las estrategias dependen de la especialidad profesional, de los requerimientos de los puestos de trabajo, de las oportunidades y del apoyo familiar al periodo de estudio. Las transiciones dependen también del nivel educativo, del capital social y cultural, de modo que algunas personas pueden modelar más fácilmente su transición al mercado de trabajo, si las comparamos con Reis. Rev.Esp.Investig.Sociol. ISSN-L: Nº 164, Octubre - Diciembre 2018, pp 118 Aprendiendo a trabajar: trayectorias y discursos otras con menos estudios y escaso capital social (Stauber y Walter, 2006). El concepto de trayectoria laboral se puede definir como el conjunto de cambios de posición de categoría profesional, con avances, retrocesos o estancamiento durante un tiempo o a lo largo del ciclo vital (Horan, 1974). En este sentido, hablamos de trayectorias con movilidad ascendente o descendente. Asimismo, la trayectoria laboral se refiere a la movilidad horizontal, entendida como el cambio de sector de actividad o de territorio por motivos laborales (Spillerman, 1977). La trayectoria laboral puede ser un indicador de las oportunidades que ofrece una sociedad a las personas en edad activa. Así, las trayectorias laborales relativamente estructuradas han sido una característica del modelo de empleo keynesiano-fordista, ya que ofrecía una transición relativamente ajustada entre escuela y trabajo y, posteriormente, un desarrollo ascendente de la trayectoria reflejada en una mejora gradual de la categoría profesional y de los ingresos, particularmente entre los hombres. Empero, desde la década de los años ochenta, la transformación del modelo de empleo fordista hacia un modelo flexible comporta cambios en la modalidad de transición. Según algunos estudios (véase Casal et al., 2006a; 2006b), se pueden distinguir seis modalidades de transición para los jóvenes a partir de una distribución espacial en dos ejes: 1) tiempo de transición, y 2) ajuste de expectativas. Esto es, una línea horizontal imaginaria referida al tiempo de transición, de modo que en un extremo figura la transición precoz (en términos laborales y de emancipación) y en el otro extremo figura el retardo en dicha transición. En el eje vertical tenemos el ajuste de expectativas (de simples a complejas). 1. Trayectorias de éxito precoz. Este tipo de trayectorias muy rápidas hacia posiciones profesionales de éxito están relacionadas con titulaciones académicas universitarias, acompañadas de una inserción profesional y emancipación familiar también rápidas. No estudiamos aquí la emancipación familiar, pero sí la trayectoria laboral. Entendemos que esta modalidad es más propia de un contexto económico estable y expansivo, como en los años ochenta y parte de los noventa. Pero hacia mediados de la década de los noventa, Casal et al. (2006a; 2006b) ya apuntan la idea de trayectoria con aproximación sucesiva, para jóvenes con estudios universitarios que gradualmente iban ganando formación y experiencia en el puesto de trabajo. 2. Trayectorias obreras o de clase trabajadora. Los estudios antes citados (siguiendo a Willis, 1988) identifican esta trayectoria como una forma de transición rápida desde una formación de corta duración escolar, que se incorpora a puestos de trabajo de baja cualificación profesional. La aceleración de la inserción laboral está ligada a una pauta de emancipación familiar rápida, pero hoy, en el contexto de la recesión experimentada, no parece ser rápida ni estable. La volatilidad del empleo temporal y otras formas de empleo flexible han contribuido a que dichas trayectorias sean intermitentes, con múltiples entradas y salidas del mercado laboral, con rotación entre contratos y cambios de sector y de empresas. 3. Trayectoria de precariedad. Esta trayectoria se define por el contrato de trabajo temporal, por la vulnerabilidad en el empleo y el riesgo de desempleo y por la poca acumulación de formación profesional. 4. Trayectorias erráticas o de bloqueo. Esta trayectoria identifica a personas que han estado muchos años fuera de los circuitos de formación y del empleo, han pasado por el desempleo de larga duración y tienen una baja empleabilidad. Posiblemente esta modalidad sea similar a la que nosotros llamamos «trayectoria desestructurada», en el sentido de presentar dificultades formativas y de inserción estable. Esta trayectoria des- Reis. Rev.Esp.Investig.Sociol. ISSN-L: Nº 164, Octubre - Diciembre 2018, pp Antonio Martín Artiles, Andreu Lope, Daniel Barrientos Sánchez y Benjami Moles Kalt 119 estructurada, junto con la precaria, comparte un largo tiempo de transición y escasas expectativas. 5. Finalmente, Casal et al. (2006a; 2006b) distinguen la trayectoria de adscripción familiar, referida a jóvenes que desarrollan una transición ligada al seguimiento de la actividad familiar, como el pequeño comercio, la pequeña empresa, etc. Las modalidades de transición y las trayectorias son cambiantes, dependen del contexto institucional y por tanto son también históricas (Busemeyer y Trampusch, 2011). Hoy parece que las trayectorias no son lineales ni predecibles, sino variables y fragmentadas (Furlong et al., 2006). El tránsito hacia la sociedad del conocimiento (Schmid y Gazier, 2002), y el modelo de empleo flexible postfordista, junto con la severa crisis, influyen en el desarrollo de las modalidades de transición y trayectorias. El ajuste de expectativas de los jóvenes es hoy un problema importante y nos proponemos captarlo a través de los discursos en grupos de discusión. Posiblemente la idea de «expectativa simple» que menciona Willis (1988) se ha extendido tanto en los jóvenes con bajo nivel de estudios como entre los de nivel alto. Otro elemento es que el tiempo de transición parece prolongarse en general. Polarización de las trayectorias o segmentación del mercado de trabajo? Por otra parte, en la literatura internacional se observa en las trayectorias de los jóvenes una tendencia hacia su polarización; de modo que la actual crisis provocaría un alejamiento de las condiciones de empleo respecto a los trabajadores de mayor edad. Eso podemos caracterizarlo como una «polarización intergeneracional» derivada de la segmentación del mercado de trabajo (Hurley et al., 2013). Los jóvenes se incorporan a mercados de trabajo flexibles, con formas atípicas de empleo y precarias respecto a las generaciones anteriores que tuvieron básicamente un modelo de empleo estable. Una segunda tendencia es la creciente «polarización intrageneracional» en las trayectorias de los jóvenes pertenecientes a una misma generación (Hurley et al., 2013). Esta segunda polarización ha aumentado durante la grave crisis. El crecimiento del empleo precario de baja calidad y del desempleo entre 2007 y 2017 parece marcar profundamente la trayectoria de los jóvenes españoles. En este sentido, Verd y López (2013) sostienen que la «polarización intergeneracional» se da menos de la que se defiende en la literatura, mientras que la «intrageneracional» no es propiamente una polarización, sino una segmentación. Los factores causales los ligan tanto a las variables utilizadas por la teoría de la segmentación (edad, género, nivel estudios, origen, etc.) como a otras variables estructurales (sector, tipo de empresa ), también utilizadas por esa teoría (Muñiz, 2012; Miguélez y López-Roldán, 2014). Así, el ABT puede favorecer las trayectorias de los jóvenes, especialmente de los altamente educados e insertos en determinados sectores de actividad. Pero también puede propiciar la inestabilidad y la permanencia en empleos de baja calidad de otros jóvenes, como argumenta el enfoque de los mercados transicionales (Lassnigg, 2011). La perspectiva de unos y otros respecto a su trayectoria se vincula con su posición laboral, pero también con sus niveles de estudios y con el origen de clase que influencia a ambos aspectos. Hipótesis general Desde la política de empleo de la Unión Europea se espera que la participación en el ABT podría mejorar la transición escuela-trabajo y las trayectorias laborales, favoreciendo la movilidad laboral ascendente a partir de la formación recibida a lo largo de la trayectoria en la empresa (como es la mejora de categoría profesional, estabilidad contractual, aumento Reis. Rev.Esp.Investig.Sociol. ISSN-L: Nº 164, Octubre - Diciembre 2018, pp 120 Aprendiendo a trabajar: trayectorias y discursos salarial ); aunque dicha mejora depende del segmento del mercado de trabajo, del sector de actividad y del tamaño de la empresa. Hipótesis específicas H1. La transición de éxito precoz para quienes tienen estudios universitarios parece estar transformándose en una transición prolongada y sucesiva debido a la precarización del empleo. H2. Las trayectorias de precariedad parecen estar extendiéndose porque aumenta el peso del segmento secundario del mercado de trabajo. H3. El discurso de clase trabajadora en el sentido de rápida transición y aprendizaje práctico basado en el trabajo continúa siendo importante, pero también crece el discurso de clase media basado en el mérito y el individualismo. En suma, el estudio de las transiciones entre contratos que se derivarían después de los contratos de formación y aprendizaje y de prácticas puede ser importante para contrastar el grado de eficacia de las políticas de ABT. El hecho de que podamos encontrar que una parte de las trayectorias que se derivan después del primer contrato de aprendizaje sean desestructuradas y erráticas no solo se explica por el bajo nivel de estudios, sino también por el contexto de la fuerte crisis y por el uso fraudulento de contratos de formación y aprendizaje y contratos de prácticas. Planteamiento metodológico Este estudio se basa en un enfoque desde el ámbito del mercado de trabajo, no desde la sociología de la educación. Las trayectorias se han estudiado desde dos enfoques: 1) desde las estructuras que condicionan las carreras, como es el sector de actividad, la segmentación del mercado de trabajo y la disponibilidad de vacantes de puestos de trabajo (Muñiz, 2012); y 2) desde el actor, desde su subjetividad, estrategia e interacción con las instituciones. Por consiguiente, por un lado, para el examen de las estructuras analizamos estadísticamente los datos de la MCVL 2. Y, por otro lado, estudiamos la subjetividad a partir del discurso de los grupos de discusión. La MCVL consta de personas representativas del conjunto de los trabajador
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x