Aprender a Aprender

Please download to get full document.

View again

of 7
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Categories
Published
APRENDER A APRENDER: UNA COMPETENCIA BÁSICA ENTRE LAS BÁSICAS1 Elena Martín Ortega Universidad Autónoma de Madrid ¿Qué es aprender a aprender? La LOE recoge las propuestas de la Unión Europea y propone entre las ocho competencias básicas la de aprender a aprender, que en cierto sentido subyace a todas las otras. La Comisión Europea define esta competencia como “la capacidad para proseguir y persistir en el aprendizaje, organizar el propio aprendizaje, lo que conlleva realizar un control eficaz
  1 APRENDER A APRENDER: UNA COMPETENCIA BÁSICA ENTRE LASBÁSICAS 1 Elena Martín OrtegaUniversidad Autónoma de Madrid ¿Qué es aprender a aprender? La LOE recoge las propuestas de la Unión Europea y propone entre las ochocompetencias básicas la de aprender a aprender  , que en cierto sentido subyace a todaslas otras. La Comisión Europea define esta competencia como “la capacidad para proseguir y persistir en el aprendizaje, organizar el propio aprendizaje, lo que conllevarealizar un control eficaz del tiempo y la información, individual y grupalmente. Estacompetencia incluye la conciencia de las necesidades y procesos del propioaprendizaje, la identificación de las oportunidades disponibles, la habilidad para superar los obstáculos con el fin de aprender con éxito. Incluye obtener, procesar y asimilar nuevos conocimientos y habilidades así como la búsqueda y utilización de una guía.  Aprender a aprender  significa que los estudiantes se comprometan a construir suconocimiento a partir de sus aprendizajes y experiencias vitales anteriores con el finreutilizar y aplicar el conocimiento y las habilidades en una variedad de contextos: encasa, en el trabajo, en la educación y la instrucción. En la competencia de la persona soncruciales la motivación y la confianza.”La competencia de  Aprender a aprender  , como todas las demás, por otra parte,implica desarrollar aspectos tanto cognitivos como emocionales. Desde luego, suponeadquirir determinadas competencias metacognitivas, es decir, capacidades que permitenal estudiante conocer y regular sus propios procesos de aprendizaje. Pero, de nada sirveconocerse como aprendiz si lo que “vemos” al analizarnos nos desagrada y nos lleva por tanto a considerarnos poco capaces. La autoestima, la capacidad de aceptar el rechazoque provoca el error, la tensión que implica mantener el esfuerzo…son algunas de las   1 Este texto retoma parte de un artículo que aparecerá próximamente en la revista del ConsejoEscolar del Estado  2 dimensiones de aprende a aprender  que con mayor claridad revelan su naturalezaemocional.Destacar esta doble dimensión tiene como objetivo principal enfatizar que losdocentes debemos trabajar ambas. No se trata por tanto de enseñar únicamentedeterminados recursos que ayudan a planificar y desarrollar una tarea estratégicamente,sino de acompañar al alumno desde el inicio de su escolaridad en un largo proceso quele permita conocerse como aprendiz, aceptarse y aprender a mejorar. Enseñar a aprender a aprender  significa conseguir que los alumnos y alumnas experimenten a lolargo de su escolaridad el placer que produce entender algo que antes nocomprendíamos, resolver un problema que se nos resistía, sentirnos capaces en últimotérmino.Enseñar a aprender a aprender  puede y debe hacerse desde la EducaciónInfantil. El énfasis en las características conscientes del proceso de aprender a aprender  ha podido llevar a la idea de que esta disposición sólo puede recomendarse yconseguirse a partir de determinado momento en el desarrollo. Sin embargo, estasuposición es errónea. Los niños de preescolar van de hecho desarrollando suscapacidades de toma de conciencia de sus procesos mentales y de los de los demás. Por ejemplo, en sus juegos los niños pasan de jugar solos a incorporar a otros compañeros,con la necesidad que conlleva de adaptar la propia conducta a la de los otros a través nosólo de la observación de las acciones externas sino de inferencias sobre sus intencioneso deseos. Avanzan también en su capacidad de consolar o fastidiar a sus iguales. Y de lamisma manera van apareciendo las capacidades metalingüísticas. Además, el juegosimbólico, las conversaciones con adultos y compañeros aumentan la capacidad deadoptar el papel del otro. En los primeros niveles podemos comenzar ya a instaurar elhábito de interrogarse por cuáles son los objetivos, qué pasos hay que dar, lo hemoshecho bien o mal, qué otra cosa podemos hacer, qué nos gusta más de aprender y quénos resulta más difícil. Esto siempre recordando que la acción es lo esencial en estasedades y que demandas excesivas de explicitación pueden resultar tediosas y prematuras. Investigaciones y experiencias de aula con preescolares (Lacasa y Herranz,1995; Real y Tena, 2005) han constatado que niños y niñas de estas edades puedenllevar a cabo actuaciones estratégicas en situaciones de aprendizaje cooperativo. Por supuesto, la índole de las tareas o el apoyo de los adultos se transformará en cada etapa  3 escolar pero el hábito de aprender a aprender  se construye desde el comienzo de laescolaridad. No se puede enseñar a aprender a aprender  al margen de los contenidos de lasáreas del curriculum.  Aprender a aprender  necesita de cada área para su desarrollo. Por tanto, no abogamos por la introducción de programas generales sobre razonar, observar o recordar. La utilización de algunos de ellos, como el Programa de EnriquecimientoInstrumental de Feuerstein o el Proyecto Inteligencia de la Universidad de Harvard,cuenta ya con cierta tradición en nuestro medio educativo. Aunque pensamos que estos programas, como otros relacionados, por ejemplo, con la enseñanza de las habilidadesdel método científico, pueden ponerse al servicio de prender a prender, no compartenlos mismos objetivos y, lo que es fundamental, alcanzar la transferencia de lashabilidades incluidas en aprender a aprender  supone que éstas formenineludiblemente parte de las áreas curriculares de Educación Infantil, Primaria oSecundaria. ¿Cómo se enseña a aprender a aprender? En el apartado anterior ya se ha contestado en parte a esta pregunta: se enseña desde elinicio de la escolaridad y es responsabilidad de todos los docentes y del conjunto de lasáreas curriculares. Querríamos ahora referirnos sucintamente a algunos principiosmetodológicos especialmente relevantes para este ámbito del conocimiento. El primerode ellos se refiere a la importancia que tiene explorar las concepciones que estudiantes ydocentes tienen sobre el aprendizaje. En concreto, las creencias sobre la inteligencia pueden influir específicamente en el proceso de aprender a aprender  a través de tresideas concretas: qué piensan los estudiantes que significa ser inteligente, sus creenciassobre el carácter estable o modificable de la inteligencia y sus teorías sobre el srcen de lasdiferencias individuales. Con demasiada frecuencia encontramos que los propios docentestienen una representación demasiado simplista de lo que significa ser inteligente yaprender. Una concepción en la que el aprendizaje se entiende como una copia de larealidad y el papel del aprendiz depende de rasgos que no es fácil modificar. La influenciade estas concepciones sobre la práctica docente es muy importante y los estudiantes a suvez van construyendo su forma de entender el aprendizaje a partir de las prácticaseducativas en la que se ven insertos. Por lo tanto, ayudar al profesorado a que enseñe a  4 aprender a aprender  implica ante todo ayudarle a tomar conciencia de los piensa y amodificar sus concepciones si es que están son excesivamente simples. Asimismo, suponehablar explícitamente en clase con los alumnos sobre lo que es aprender y discutir lo queellos y ellas piensan.Un segundo principio metodológico implica enseñar al alumnado a regular sus propios procesos de aprendizaje. Es decir a planificar, supervisar y evaluar sucomportamiento cuando se enfrentan a cualquier tarea escolar. Antes de comenzar con la planificación, nuestros estudiantes deben preguntarse por los objetivos de esa tarea.Aunque parezca trivial, preguntarse dónde se quiere llegar, no siempre es un hábitoconsolidado en los estudiantes y, sin embargo, es condición indispensable para avanzar de forma reflexiva en los siguientes pasos del proceso. De otra forma, cómo planificamos o cómo sabemos si nuestros resultados son los correctos. Los docentesdebemos hacer explícitas las metas sabiendo que, a pesar de esta declaración, nosiempre se comprenden bien. Por otro lado, no sólo debe dejarse claro dónde hay quellegar sino también los criterios de calidad, lo que tendremos en cuenta para juzgar si latarea está o no bien resuelta.Mientras se realiza la actividad, hay que enseñar a los alumnos a centrar laatención fundamentalmente en saber si el camino emprendido se adapta a los objetivosestablecidos anteriormente y cómo podemos actuar en caso contrario. Finalmente es preciso supervisar los resultados. Este aspecto no sólo tiene como objetivo mejorar elresultado específico logrado sino también, y especialmente, revisar el proceso deaprender. Aunque parezca trivial, la primera pregunta que debemos hacernos es si latarea está concluida y, para ello, debemos traer a la mente los objetivos que nosmarcamos y lo que sabemos son los criterios de logro. Esta comprobación significaademás verificar si nuestras respuestas son plausibles. Supone asimismo analizar sihemos sido eficaces al resolver el problema o hubiera sido mejor hacerlo de otra maneray, muy importante, reflexionar sobre lo que hemos aprendido.Enseñar a aprender a aprender  se apoya en tercer lugar en ayudar a los alumnosa que realicen atribuciones adecuadas de sus éxitos o fracasos, para prestar atención a ladimensión emocional a la que se hizo referencia en el apartado anterior. Hay queayudar a que los estudiantes atribuyan los resultados de su proceso de aprendizaje acausas que están bajo su control y que son modificables. Si alguien piensa que no tiene
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x