analisis situacional jac

Please download to get full document.

View again

of 36
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Categories
Published
Description:
  ANALISIS SITUACIONAL DE LAS JUNTAS DE ACCION COMUNAL EN EL MUNICIPIO DE ARMENIA -QUINDIO  YOHANA JARAMILLO GUTIERREZ PAULA CAROLINA GUZMAN O ADMINISTRACION PÚBLICA TERTRITORIAL ESAP ARMENIA QUINDIO  ANALISIS SITUACIONAL DE LAS JUNTAS DE ACCION COMUNAL EN EL MUNICIPIO DE ARMENIA  – QUINDIO Descripción del tema Se hace formulación de una propuesta que consiste en visualizar las juntas de acción comunal por medio de un módulo edu-comunicativo que posibilitara el reconocimiento de estas frente a la comunidad así como también frente a los diferentes estamentos del orden municipal. Las dinámicas de participación comunitaria son el punto de partida y de llegada de lo que se pretende con esta investigación. Se habla de dinámicas porque dan la posibilidad de mirar los procesos sociales como un entre modo de elementos organizativos y comunicativos en constante movimiento cambio y transformación además de abordarlos no solo desde una mirada de armonía y equilibrio si no desde ámbitos de interacción donde también existen relaciones de poder, conflictos, diferencias, juegos de intereses, identidades, entre otras dinámicas relacionadas. En otras palabras podemos decir que dentro de los procesos de socialización se da el juego entre identidades compartidas, objetos y principios de trabajo colectivo al igual que desde la diferencia los conflictos y las contradicciones, todos estos elementos al integrarse dan paso a transformaciones sociales y reconocimiento de Otros ya que sean como individuos o grupos sociales, culturales, económicos, y políticos tanto en términos de tiempo y espacio. Dicha participación ciudadana esta mediada en la comunidad no reconoce los procesos la gestión las prácticas y las iniciativas que adelantan estas organizaciones debido a varios elementos que atraviesan esta problemática, elementos que van desde la poca participación en la juntas de acción comunal hasta la poca visualización de estas por la falta de espacios comunicativos es decir que el problema para la formulación de esta propuesta es la carencia de espacios comunicativos entre las juntas de acción comunal y la administración municipal. Por dicha problemática se propende visualizar las juntas de acción comunal fortalecerles frente a su comunidad como organizaciones ya que la comunicación educativa aporta desde su propuesta una posible solución a esta problemática. Origen y desarrollo histórico:  L a creación de las juntas de acción comunal está ligada al nacimiento del Frente Nacional. El país vivía un acelerado proceso de urbanización, debido en gran parte al desplazamiento de campesinos por la violencia fratricida, se buscaba en parte aclimatar la convivencia entre los partidos tradicionales, después de la experiencia traumática de la violencia en los años 50 y 60. La estrategia del frente nacional con el programa de acción comunal era incorporar a la comunidad en la realización de sus propias obras de infraestructura y servicios disminuyendo costos en programas sociales y logrando mayor integración popular a las políticas del Estado. Igualmente se iniciaba en Colombia el programa de ayuda norteamericana conocido como la Alianza para el Progreso, que pretendía contrarrestar el influjo en la sociedad latinoamericana de la reciente experiencia de la revolución cubana. En el País se aplicaba el modelo de Estado benefactor e interventor, ello explica la gran variedad de nuevos cometidos estatales o «servicios públicos» como la enseñanza, la asistencia pública, la agricultura, la vivienda, los vías públicas, el trabajo, la producción distribución, consumos de bienes y servicios, la recreación que estaba dispuesto a compartir y cogestionar, con la sociedad civil a través de la acción comunal, disminuyendo así su papel de benefactor. Alberto Lleras Camargo, primer presidente del frente nacional diseña desde su gobierno una triple estrategia global: a. Modernización de Estado, b. Integración de la comunidad a los planes estatales c. Lucha contra el comunismo internacional. Es así como la primera norma que se expidió en Colombia sobre la acción comunal, fue en el gobierno de Alberto Lleras Camargo, siendo Ministro de Gobierno Carlos Lleras Restrepo; el 25 de noviembre se sancionó la ley 19 de 1958, que autoriza a los concejos municipales las asambleas departamentales y al gobierno nacional encomendar a las juntas de acción comunal conformadas por vecinos organizados, para ejercer funciones de control y vigilancia de ciertos servicios públicos. Se trataba aparentemente de un sistema de cooperación entre el gobierno y las comunidades para: a. Aumentar y mejorar los establecimientos de enseñanza y los restaurantes escolares b. Aumentar y mejorar los establecimientos de asistencia pública y los restaurantes populares y difundir prácticas de higiene y prevención de control de enfermedades. c. Administrar equitativamente las aguas cuyo uso pertenezca a varios riberanos y establecer adecuados sistemas de riesgo y drenaje. d. Mejorar los sistemas de explotación agrícola. e. Construir viviendas y mejorarlas. f. Construir y mantener carreteras, puentes y caminos vecinales g. Organizar cooperativas de producción distribución y consumo h. Organizar bolsas de trabajo i. Fomentar la difusión del deporte y de espectáculos de recreación y cultura. El Gobierno se comprometía a: a. Suministrar asistencia técnica, b. Obligar a los propietarios de fincas a mantener escuelas en proporción al número de trabajadores c. Autorizar a los concejos exenciones de impuesto predial en las nuevas viviendas y locales dedicados a la enseñanza. d. A organizar cursos para la preparación del personal encargado de  la formación de las juntas de acción comunal. Era claro que las medidas estaban dirigidas a sectores pobres o marginados de la población, igualmente era previsible que el programa tuviese mayor proyección en las zonas rurales por ser mayoría y por haber sufrido en gran medida los rigores de la violencia partidista. Las juntas de acción comunal inicialmente se nuclean alrededor de las escuelas públicas, a partir de ella se constituiría el centro comunal, conformarían comités en los que participarían el maestro, el cura párroco el inspector de policía, funcionarios públicos y la comunidad. Ello explica porque inicialmente se asignó el programa a la División de Acción comunal del Ministerio de Educación (Decreto1761 de junio 25 de 1959). En 1960 las juntas se trasladan al ministerio Gobierno tomando un carácter más político que educativo. En la década de los sesenta las juntas de acción comunal se convierten en un espacio privilegiado para viabilizar el clientelismo local. Con la llegada de Carlos Lleras Restrepo al poder, las Juntas tomaron un nuevo impulso, a la sazón existían 8.800 juntas comunales. Lleras R. veía en ellas un instrumento preciso para lograr una incorporación de los sectores marginados a la vida económica y cultural del país. Pero la transformación de la acción comunal planteaba el siguiente dilema ¿Cómo hacer de ella un instrumento de integración pacífica para los efectos de la modernización e industrialización sin que se convierta en una herramienta de baja política que agencie intereses electorales a costa de las deficiencias estatales? Por ello, en el gobierno Lleras Restrepo las Juntas tuvieron una conformación más orgánica, estructurada y técnica. El Decreto 2263 de septiembre 5 de 1966 organizaba y estimulaba la integración popular con la participación de pueblo, el gobierno y las entidades privadas. El decreto ley 3159 de 1968 crea la Dirección general de integración y desarrollo de la comunidad, DIGIDEC, se crea el Fondo Comunal y el Consejo Nacional de Integración y Desarrollo de la Comunidad. El Decreto 2070 de 1969 señala la forma básica de organización y funcionamiento de las juntas. La Resolución 504 de 1970 determina el contenido de los estatutos de las juntas de acción comunal. En 1970 ya existían cerca de 16.000 juntas. Aunque el gobierno de Lleras buscó autonomía, tecnificación y organización de las juntas no logró separarlas totalmente de una utilización clientelista. En el gobierno de Pastrana Borrero se dictan los decretos que hacen posibles los organismos comunales de segundo y tercer grado (Asociaciones y Federaciones Departamentales, Decretos 835 y 836 de 1973). Al finalizar el Frente Nacional, siguieron dos gobiernos liberales (López M y Turbay A) que utilizaron los canales de la acción comunal para la legitimación política tradicional en combinación con la necesaria cooptación del movimiento popular. Este período se recuerda por el auge de la protesta ciudadana y la represión oficial como respuesta. Las juntas se convierten en receptáculos básicos de programas y servicios oficiales, a través de los recursos directos del gobierno o de auxilios parlamentarios. Las juntas de acción comunal alcanzan un número cercano a treinta mil al terminar el período
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x