Al Honorable Cuerpo de Concejales Del Concejo Deliberante de San Fernando del Valle de Catamarca SU DESPACHO.-

Please download to get full document.

View again

of 7
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Categories
Published
SAN FERNANDO DEL VALLE DE CATAMARCA 07 de Agosto de Al Honorable Cuerpo de Concejales Del Concejo Deliberante de San Fernando del Valle de Catamarca SU DESPACHO.- De mi mayor consideración: Tengo
SAN FERNANDO DEL VALLE DE CATAMARCA 07 de Agosto de Al Honorable Cuerpo de Concejales Del Concejo Deliberante de San Fernando del Valle de Catamarca SU DESPACHO.- De mi mayor consideración: Tengo el agrado de dirigirme a ustedes, a los efectos de elevar el presente proyecto de Declaración, mediante el cual se Declara de Interés de la Ciudad de san Fernando del valle de Catamarca el aniversario N 8 de la fundación del Diario El Esquiu. Solicito que el proyecto de referencia sea incluido en la siguiente sesión ordinaria que celebre el Concejo Deliberante. Sin otro Motivo, saludo a usted y demás integrantes del cuerpo de Concejales muy atentamente.- BLOQUE FRENTE JUSTICIALISTA PARA LA VICTORIA Proyecto: De Declaración/Declarar de Interés de la Ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca el Aniversario N 8 de la fundación del Diario El Esquiu..- Autor: Concejal Daniel Zelaya.- FUNDAMENTOS El pasado viernes 3 de agosto el Diario El Esquiu, cumplió 8 años desde su fundación. Ese día un grupo empresario conformó la compañía Editorial Esquiú S. A., y fundó el diario El Esquiú para abrir un nuevo espacio de debate en favor del desarrollo de la provincia de Catamarca. Este Diario que nacía estaba conformado de diversas secciones que componen la formación didáctica del diario, que son las siguientes: Ciudadanía, donde se publica información de actos de gobierno, temas partidarios y otros relacionados con los derechos políticos de los habitantes. Sociedad, en la que tienen cabida las múltiples acciones de las entidades intermedias como gremios, centros vecinales, asociaciones civiles, entre otras, y las personas que actúan individual o colectivamente. Cultura, con contenidos de todas las expresiones artísticas y del pensamiento, que tienden a cultivar a las personas y al conjunto de la sociedad. Educación, con informaciones de los sistemas educativos formal y no formal, como también datos que aporten a lo pedagógico y a lo científico. Editorial, como en todos los medios, es el espacio para dejar sentada en pocas palabras, la posición de este medio en relación con temas de actualidad. En esta misma página se rescatan frases que tuvieron repercusión entre los lectores y se publican efemérides, Judiciales y Policiales, con noticias de accidentes y otros hechos policiales que en consecuencia tienen tratamiento judicial. Tiro Libre, una de las secciones más leídas, con información deportiva de las más variadas disciplinas y suplementos para distintos días de la semana como «Golazo», y «Fútbol de Veteranos», entre otros. Entrevistas es una sección que identifica particularmente a El Esquiú.com por cuanto cada día de la semana excepto los domingos y lunes se publica una entrevista. Lustrabotas, empresarios, artistas, deportistas, personas que trabajan en diversos oficios, profesiones, responden y cuentan sus experiencias de vida. Testimonios es el espacio que El Esquiú tiene para la participación de columnistas y la publicación de cartas de lectores. Servicios es una sección fija en la que se publican resultados de juegos como Quiniela y otros, datos como teléfonos, direcciones postales y electrónicas de prestadores de servicios públicos, como también horarios de misa en diferentes templos. Entretenimientos cuenta con crucigramas, chistes y sudokus. Las áreas de publicidad cuentan con avisos clasificados, notables, fúnebres, entre otros. Todas las secciones de la edición papel tienen su correlato en la edición digital, salvo algunos ítems como los crucigramas o las efemérides. Asimismo en la edición digital hay otras secciones como: Reportero ciudadano, donde los lectores publican informaciones con fotografías, asumiendo un rol periodístico. Buenas noticias, en el que se dan a conocer esos hechos solidarios, emprendedores y otros que motivan y levantan el ánimo colectivo. Fotorreportaje, para mostrar series de fotos relacionadas con un tema. Paisajes, eventos, relatos en imágenes, forman parte de esta sección. Catamarqueños por el mundo es un espacio para quienes nacieron en la provincia y se encuentran lejos. Muchas otras secciones y foros se van abriendo en la medida que los lectores, con sus inquietudes, van solicitando o promoviendo. Su nombre El nombre del diario hace referencia a uno de los hombres más destacados de la historia de Catamarca: el sacerdote y político Fray Mamerto Esquiú. Su vida y su obra son fuente de inspiración no sólo para los catamarqueños sino para argentinos e inclusive ciudadanos de otros países latinoamericanos. Fue un sacerdote franciscano que a la edad de 27 años se destacó por un sermón invitando a jurar la nueva constitución sancionada el 25 de mayo de El mismo fue pronunciado en la iglesia matriz de Catamarca el 9 de julio de ese año y difundido en todo el país, valiéndole elogios de casi todos los sectores. Esquiú fue también periodista, docente y trabajó en favor de los más necesitados. Su pensamiento y su servicio incansable a los más humildes hicieron que fuera reconocido por su propia generación y las que le siguieron. Para mejor referencia de estos 8 años de vida periodística del Diario El Esquiu, se transcribe la nota: Desde la bancada periodística : Un milagro que ya cumplió ocho años El 3 de agosto de 2010 fue un día desapacible. Hizo mucho frío y el viento del invierno llevó la sensación térmica a la categoría gélida. No hubo noticias importantes aquel día. Seguramente muy pocos, cuando repasen el calendario de los años, lo recordarán. Pocos, sí, pero no todos. Quienes decidieron iniciar la aventura no fue otra cosa- de fundar El Esquiú.com sentirán sobre la piel, aparte de la sensación de frío, el compromiso inmenso que asumían y que dura hasta el presente, cuando han pasado ocho años. Una eternidad para una empresa cuyas únicos sustentos eran los anhelos de servir a la sociedad. Con errores y esas ganas que aún permanecen, creemos haber servido, pero no seremos nosotros los encargados de afirmarlo. Son y serán nuestros lectores. Enormes escollos Para entender el nacimiento de un diario, necesariamente, hay que comprender el contexto histórico. En ese sentido, la Catamarca de mediados de 2010 se desenvolvía bajo patrones pocas veces visto. En lo político, la hegemonía que ejercía el radicalismo era abrumadora. Gobernaba desde hacía 19 años y tenía copados los bloques del poder y sus correspondientes intersticios. Aparte del Ejecutivo, recibía la complacencia de una Justicia que había construido con especial cuidado y, con soltura, dominaba las cámaras legislativas. También sus dominios llegaban a la universidad y se extendían a las principales intendencias. Ni hablar de los organismos de control. Eran el gobierno. La oposición, obviamente, una entelequia. Hasta prestaba buenos y bien bonificados servicios a la corona. Quienes la integraban saben por qué escribimos esto. La paz social, siempre saludable, era resultado inevitable de tanta uniformidad y la refrendaban los medios de comunicación. A excepción de una radio de punta como Valle Viejo o algún canal de televisión sin demasiada llegada a los hogares, nadie tenía ganas ni vocación de ejercer una crítica en serio. Cuando esto ocurre, se apagan las voces ciudadanas y se pone peligro la libertad de expresión, que no es patrimonio de los patrones mediáticos, sino de todos. De los poderosos y no poderosos. En lo que respecta a los medios gráficos, los dos que convivían bajo los cielos catamarqueños apuntaban hacia el mismo lado y defendían iguales intereses. Eran socios en la acción, por acuerdos que atacaban aún más la libertad de prensa. Los dineros públicos les llegaban a borbotones (ni hablar en tiempos electorales), como lo podría reflejar una auditoría de aquellos tiempos.bajo esas condiciones, y con las fronteras cerradas para quien osara cambiar el statu quo de la época, nació El Esquiú. Puso en marcha una auténtica odisea.sin sede social, sin imprenta, sin avisadores y con algunas promesas de avisos oficiales, se puso en marcha el proyecto, si es que le cabe el término. Los dineros del aporte societario inicial apenas alcanzaban para pagar dos meses de sueldo, para la impresión que se hacía en La Rioja y para solventar, también por dos meses, los insumos básicos del costo gráfico. No hace falta agregar que pensar en ganancias era como pretender cubrir el sol con una sola mano. Por si no faltaran escollos, a pesar del viento y el frío del 3 de agosto de 2010, varios sectores se juntaron para conjurar y desacreditar la salida del diario que venía a interrumpir una paz social con sólidos cimientos. Tan cierto es lo que decimos que, aquella madrugada, la ciudad amaneció tapada en sus paredes por afiches que denunciaban pertenencias políticas, planes siniestros e invectivas a granel. Alguien quería que El Esquiú muriese en el intento. Que ningún comerciante avisara y que ningún canillita ensuciara sus manos con el panfleto, como despectivamente lo llamaban.los problemas eran, ciertamente, grandes. Los rivales, inmisericordes, de iguales dimensiones y bien dispuestos a pisarnos como gusanos. El costado político La conjura, por cierto, estuvo rodeada por móviles políticos. Esos móviles, primeramente, se orientaron a asociarnos al gobierno nacional de turno, de signo contrario al provincial. En esa dirección llegaron a calcular que, sin publicidad oficial, el abominable proyecto tendría punto final en las elecciones del 13 de marzo de Es decir, siguiendo los innobles presagios, habíamos salido a la calle como un medio de propaganda partidario. Fue un gran error de subestimación de los que pretendían el cierre y, en gran medida, del gobierno radical que iba a ser batido en las urnas. En apenas ocho meses (agosto marzo 2011), ni en el colmo de la presuntuosidad, podríamos decir que influimos para que se cayera una administración que se aprestaba a cumplir 20 años en el poder. Lo que pasó fue la concurrencia de varios factores. Aquel gobierno estaba anquilosado, sus funcionarios pecaban de suficientes y, con tanta confianza, no pensaron en la reacción del pueblo. Al mismo tiempo, los comandos nacionales gozaban del crédito popular y llegaron a obtener ese año el 54% de los votos. Por qué no podía llegar un cambio a Catamarca? Por El Esquiú? Vaya exageración! Lo que si hicimos fue cumplir con la palabra empeñada. Por encima de errores que, de última, nos sirvieron para forjar el futuro, abrimos el juego para todos los catamarqueños y sus distintas expresiones. Políticas, sociales, raciales o religiosas. En estos ocho años, por si alguien no lo registre, cambiaron los gobiernos. El provincial dejó la impronta radical y pasó a manos del peronismo. El nacional sufrió un proceso inverso. Esos acontecimientos nos sirvieron para demostrar que los apocalípticos afiches del 2010 no se correspondían con nuestras intenciones. Queríamos hacer periodismo con censura cero y lo logramos. Ningún comprovinciano, honestamente, podrá decir que taponamos su libertad de expresarse. Desde lo político, no existe partido o dirigente que pueda sentirse marginado. Las puertas abiertas de El Esquiú no se cierran nunca. Ello fue posible por el concurso de periodistas con trayectoria de limpieza que, merced a su profesionalismo, pudieron sustentar el milagro de mantener parado a un diario al mismo tiempo que, en diferentes puntos de la Argentina, bajaban la cortina más de 200 publicaciones. Para lograr el propósito de permanecer en el universo de los medios y, en algunos casos, hasta marcar agenda, repetimos haber observado conductas invariables. Privilegiamos hacer periodismo genuino, no selectivo- y sus conductores no se mostraron como empresarios. Apenas son trabajadores sin satisfacciones económicas de empresarios, pero gallardos a la hora de valorar objetivos cumplidos, como el de poner los equilibrios a favor de la libertad de expresión. El Esquiú celebró este pasado 3 de Agosto ocho años de vigencia. No era el espacio de propaganda que los malintencionados imaginaron esa y otras injurias en la realidad actual quedan totalmente fuera de contexto. La historia de la prensa escrita de nuestra Catamarca, que comenzó allá por el año 1857, con la fundación de primer periódico que tuvo Catamarca y que Fue El Ambato, cuyo primer ejemplar fue entregado a Doña; Waldina Cano de Navarro, la Sra. Del Entonces Gobernador, el General Octaviano Navarro. A este fundador de la prensa escrita los siguieron, periódicos como El Burro que solo edito dos números, La Fraternidad, La Ley, El Imparcial, y así hasta llegar al decano de la prensa, El Diario La Unión, luego El Sol, El Ancasti, y hasta llegar finalmente a El Esquiu, el benjamín de la prensa, que como dice el escribiente de la columna del periodista es un diario con censura cero. El Esquiu es una palpable realidad que permite diversificar y enriquecer la trasmisión de la vida política, social, cultural, deportiva, en fin, todo el quehacer de nuestra querida Catamarca. Cumplió 8 años de vida, y considero que su trayectoria de gravitante importancia para la sociedad organizada de nuestra Catamarca, no puede pasar desapercibida para la Institución que tiene la representatividad de todos los habitantes de la Ciudad de San Fernando del valle de Catamarca Por todo lo expuesto, solicito a mis pares el acompañamiento para la aprobación de adjunto proyecto de Declaración.- EL CONCEJO DELIBERANTE DE LA CIUDAD DE SAN FERNANDO DEL VALLE DE CATAMARCA SANCIONA LA SIGUIENTE DECLARACION ARTICULO 1º.- DECLARASE de Interés de la Ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca el VIII Aniversario de la fundación del Diario El Esquiu, Fundado el 3 de Agosto del año ARTICULO 2º.- EXPRESAR el Reconocimiento Institucional por la tarea periodística desplegada a lo largo de estos 8 años, reflejando amplia e imparcialmente el quehacer diario de los habitantes de la Ciudad de Catamarca.- ARTICULO 3 ENTREGASE copia del presente instrumento al Sr. Presidente de Editorial Esquiú S.A. y al Jefe de Redacción del mencionado Diario.- ARTICULO 4º. DE FORMA.-
Similar documents
View more...
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks