Actualización en Los Criterios Diagnósticos de Los Trastornos Neurocognitivos

Please download to get full document.

View again

of 15
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Categories
Published
Criterios dx de TNC
  1   DIGITAL   CIENCIA@UAQ RO Hernández-Muñoz  Adrián Enrique, Hernández-Montiel Hebert Luis, Reyes-López   Julian Valeriano* y López-González Moisés   Clínica del Sistema Nervioso Facultad de Medicina de laUniversidad Autónoma de Querétaro.*Autor de Correspondencia: opdeih@yahoo.com Fecha de recepción: 08/01/2016Fecha de aceptación: 25/02/2016 Resumen: A lo largo de la historia de la me-dicina, un tema de gran interés que recientemente ha detona-do como tópico de importancia han sido las causas, consecuen-cias y presencia de los trastor-nos neurodegenerativos   sobre la población. Sin embargo, estas condiciones reciben una menor prioridad comparado con otras patologías degenerativas, tales como las enfermedades cardio-vasculares o neoplásicas. Sin embargo existen reportes de que el número de adultos ma-yores de 65 años aumentarán por arriba de los 28 millones de personas para el año 2050 lle-vando a una preocupación por la correcta prevención, diagnós-tico y tratamiento de enferme-dades crónicas asociadas al en-vejecimiento. Demostrándose igualmente que la prevalencia de los trastornos neurocogniti-vos crece exponencialmente en la población que se encuentran entre los 65 y 85 años de edad; por lo que el impacto de estas enfermedades será cada vez más grave con respecto a los sistemas económicos y sociales. Por lo tanto el artículo brinda una actualización en los crite-rios diagnósticos de los Trastor-nos Neurocognitivos basado en las clasiicaciones clínicas mar -cadas por el DSM-5, que puedan auxiliar no sólo al Médico Gene-ral sino al Médico especializado en las disciplinas Neurológicas o Psiquiátricas para posibilitar el uso de un lenguaje en común. Igualmente establecemos una relexión, sobre la importancia del correcto conocimiento de los criterios diagnósticos sobre el uso de biomarcadores gené-ticos y sobre el uso de pruebas complementarias diagnósticas. Palabras Clave: Demencia, DSM-5, Neurología, Psiquiatría, Trastornos Neuro-cognitivos. Abstract: Throughout the history of me-dicine, a topic of great interest that recently detonated as a  ACTUALIZACIÓN EN LOS CRITERIOS DIAGNÓSTICOS DE LOS TRASTORNOS NEUROCOGNITIVOS.Update on the diagnostic criteria of the Neurocognitive Disorders.  2   DIGITAL   CIENCIA@UAQ RO HERNÁNDEZ, A. Y COL. topic of importance over the population are the causes, consequences and presence of neurocog-nitive disorders, despite the fact that these condi-tions are given a lower importance when they are compared to other degenerative diseases such as cardiovascular or neoplastic diseases. However there are studies that concludes that the num-ber of adults over 65 years old will get above the 28 million people by the year 2050 leading to a concern for the proper prevention, diagnosis and treatment of chronic diseases associated with aging. Also demonstrating that the prevalence of neurocognitive disorders grows exponentially over the adult population that is between 65 and 85 years old; so the impact of these diseases will be exponentially more serious regarding the eco-nomic and social systems. Because of this, the ar-ticle provides an update on the diagnostic criteria of the Neurocognitive Disorders based on the cli- nical classiications set by the DSM-5, which can help not only the General Practitioner but also to the physicians who specialized on the Neurologi-cal or the Psychiatric doctrines, who are seeking the correct use of a common language. Similarly, we establish a relection on the importance of the correct recognition of the diagnostic criteria over the use of genetic biomarkers or the use of auxi-liary diagnostic test. Key Words: Dementia, DSM-5, Neurocognitive Disorders, Neurology, Psychiatry. l. Antecedentes históricos sobre los siste- mas de clasiicación. Desde etapas tempranas en el desarrollo de la medicina como ciencia, un tema de gran interés han sido la frecuencia, los síntomas y la evolución de los trastornos mentales sobre la población; en particular de los Trastornos Neurocogniti-vos (TNC) siendo la demencia una de las enfer-medades mentales más estudiadas y con la cual se designaban todo tipo de patologías mentales (López-Álvarez y col, 2015). Pero al presentarse el advenimiento de especialidades médicas como la Neurología o la Psiquiatría, se favorece el de- sarrollo de taxonomías para poder identiicar los TNC sobre otras patologías mentales (García-Maldonado y col, 2011).Sin embargo, a pesar de que las clasiicaciones son de las principales actividades en cualquier doctrina cientíica, el realizarlas correctamente es un ejercicio sumamente complicado, ya que consiste en ordenar individuos o conceptos en grupos homogéneos en función de que compar-tan determinadas características semejantes (Del Barrio, 2009); es conveniente recordar que hasta hace algunos años se empezaron a sistematizar correctamente los criterios diagnósticos especí- icos con respecto a las enfermedades mentales, por lo que a lo largo de los años se desarrollaron diversas clasiicaciones para estas enfermedades (García, 2011). Es entonces, que la primera clasiicación que surgió fue en la antigua Grecia en el siglo IV an-tes de Cristo (a.C.), donde Hipócrates inició con la descripción y distinción entre “manía” y “me-lancolía” (García-Maldonado y col, 2011); no obstante, estos conceptos eran insuicientes para deinir completamente los trastornos mentales por lo que Philip Barrough (1583 d.C) introdu-ce la tercer categoría de “demencia” (Dm) con lo cual se empezó a deinir los padecimientos neurocognitivos y es en el año de 1899 donde el Doctor Emil Kraepelin acuñe este término en la publicación del primer compendio de trastornos psiquiátricos (Kraepelin, 1883).Posteriormente en año de 1917 se intenta es-tablecer la primera nomenclatura universal por parte de la Asociación Americana de Psicología Médica (AMPA) liderada por el Doctor Salmon,  ACTUALIZACIÓN EN LOS CRITERIOS DIAGNÓSTICOS DE LOS TRASTORNOS NEUROCOGNITIVOS.  3   DIGITAL   CIENCIA@UAQ RO DIGITAL   CIENCIA@UAQ RO seguido por la clasiicación Americana que ini -ció sus registros después de la Segunda Guerra Mundial debido a los trastornos psiquiátricos de los soldados afectados (García-Maldonado y col, 2011).Finalmente en el año de 1952 la American Psychiatric Association (López-Pousa, Lombar-dia, 2014) (Spitzer y col, 1994) (Haynes, O’Brien, 1988), inicia la publicación de la Primera Edición de los Manuales de Diagnóstico y Estadísticas de Trastornos Mentales (DSM 1 st  ed., 1952), editán-dose a lo largo de las décadas sus posteriores edi- ciones siendo la cuarta edición la que deinió las Dm y las clasiicó en base a sus etiologías (DSM 4 th ed, 1994), precisándose como tal las caracte-rísticas clínicas de los TNC hasta la quinta edi-ción del DSM (DSM-5 th ed, 2013). ll. Prevalencia de los Trastornos Neurocognitivos. Es ampliamente aceptado que los TNC, conjun-tamente con otras enfermedades degenerativas, son el principal contribuyente de discapacidad y dependencia entre la población de adultos mayo-res; sin embargo estos padecimientos reciben una menor prioridad comparado a otras patologías degenerativas como las enfermedades cardiovas-culares o neoplásicas, que tienen un mayor impac-to en la mortalidad (Libre-Rodríguez y col, 2014).Sumado al aumento que existe en la población de adultos mayores, la prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades crónicas asociadas al envejecimiento obtienen una importante jerar-quía. En México, el número de adultos mayores de 65 años en el año 2010, fue de más de 7 mi-llones, esperando que llegue por encima de los 28 millones de personas para el año 2050 (Ham Chande, 2011) (INEGI, 2011).Se ha demostrado también que la prevalencia de los TNC crece exponencialmente en la transi-ción de los 65 a los 85 años, duplicándose cada 5 a 6 años y estabilizándose a partir de los 85-90 años (Plassman y col, 2007). Un estudio pobla-cional realizado en México, indicó una frecuen-cia en los adultos mayores de 8.6% y 8.5%, para las áreas urbana y rural respectivamente, (Libre y col, 2008) y en un reporte realizado en el año 2007 se determinó que de una población de adul-tos mayores, 7% tuvo deterioro cognitivo y 3.3% dependencia funcional (Mejía y col, 2007).La Asociación Mundial de Alzheimer emitió en su informe del año 2009, la creciente preva-lencia de los TNC en los países de bajos recursos y la incidencia proyectada para los próximos 30 años. Se estima que el número de pacientes con enfermedades neurodegenerativas puede llegar a triplicar su situación actual (Vicario, 2013). To-mando como base esta información, podríamos estimar a priori, una frecuencia de TNC en Mé-xico de 30 por cada 100 adultos mayores. Esti- mándose que a partir del inicio del año 2014 van a existir más de 860,000 personas afectadas en México, considerando un posible aproximado de 3.5 millones de adultos mayores afectados por estas patologías (Gutiérrez-Robledo y col, 2015). lll. Costos de los Trastornos Neurocogniti-vos a nivel mundial. Correlacionado con lo anterior, es un hecho im-portante que los individuos afectados con TNC son consumidores constantes de los servicios de salud (Ruiz de Sánchez y col, 2010), relacionán-dose fundamentalmente con los cuidados infor-males que padece la persona afectada, así como los costos derivados de los cuidados sociales, tra-tamientos y cuidados médicos (Libre-Rodríguez, 2014).Estipulándose que el impacto económico que representa el gasto por los TNC que se deriva del cuidado de las personas afectadas en el continen-te americano es de aproximadamente 236 billo- UPDATE ON THE DIAGNOSTIC CRITERIA OF THE NEUROCOGNITIVE DISORDERS.  4   DIGITAL   CIENCIA@UAQ RO nes de dólares (Gutiérrez-Robledo, 2015); sien-do establecido por la Organización Mundial de la Salud que el costo de la Región de Latinoamérica es de aproximadamente 5.02 billones de dólares (Vicario, 2013).Como consecuencia de estos reportes, mu-chos países han aumentado el presupuesto desti-nado para el apoyo de las personas con TNC, tales como Estados Unidos de América que estimó un aumento del costo en 1988 de $13.26 billones de dólares a $214 billones en el año 2014. Ilustran-do esto último, la Asociación Mundial de Alzhei- mer determinó que el pago por persona benei -ciados por cualquier fuente de atención de salud en Estados Unidos o los beneiciados por el sis -tema Medicare que sufren demencia, reciben un pago tres veces mayor que los otros pacientes be- neiciados o aquellos que padezcan de cualquier otra enfermedad que no sea neurodegenerativa (Husaina y col, 2015).En el caso de México, se ha reportado que el costo total per cápita estimado es de $6,157 dó-lares para el cuidado de una persona con cual-quier tipo de trastorno neurodegenerativo (Ruiz de Sánchez, 2010), por lo que podríamos calcular a priori que al haber 3.15 millones de personas afectadas por la presencia de TNC, podemos cal-cular que el gasto en total será de $19, 394 millo-nes de dólares por el total de la población. Criterios y conceptos actualizados. Es un hecho innegable que los TNC se encuentran directamente relacionados con el aumento de edad y que su elevada prevalencia e impacto so-cio económico representan un importante reto no sólo para la salud pública sino que también crean un desaío cientíico, médico y social que promue -ve el esfuerzo de la búsqueda de un lenguaje en común para la correcta detección diagnóstica de estas patologías (Ruiz de Sánchez, 2010).Habitualmente la evaluación de un paciente del cual se sospecha algún tipo de patología neu-rocognitiva, debe estar acompañada de pruebas cognitivas, estudios de neuroimágen, exámenes serológicos e incluso, evaluaciones neuropsicoló-gicas (Mora-Simón y col, 2012); sin embargo esta revisión pretende ofrecer información para la de-tección de los TNC, brindando una actualización en los criterios clínicos actuales, colaborando con ello a reducir el sesgo educacional y cultural en la detección clínica de estas patologías (Delgado, y Salinas, 2009).En base a esto, se mencionarán a continuación las deiniciones establecidas en la quinta edición de los manuales DSM (DSM-5 th ed, 2013) para la correcta identiicación psiquiátrica de los TNC (Sandín, 2013) e igualmente de manera compa-rativa, se utilizaran los criterios establecidos por la Asociación Mundial de Alzheimer, para esta-blecer los criterios neurológicos de estas patolo-gías (McKhann y col, 2011) (Albert y col, 2011). a) Concepto de Demencia. Aunque el término Demencia se traduce como “ausencia del pensamiento” (Husaina, 2015),   su deinición no está uniformemente establecida, llegándose a describir como la perdida adquirida de habilidades cognitivas y emocionales (Knop-man y col, 2001) que alteran las actividades de la vida diaria e impide efectuarlas de manera autónoma (González-Chávez y col, 1999) (Pérez-García, 2004).Sin embargo, actualmente el término de Dm ya no se usa debido a los excesivos problemas de comorbilidad que se producen como resultado de las estrictas categorías que implica este con-cepto (Ben-Zeev y col, 2012). Condicionando una alta discriminación relacionada con su diagnósti-co, llegando incluso a asociarse con incapacidad, HERNÁNDEZ, A. Y COL.  ACTUALIZACIÓN EN LOS CRITERIOS DIAGNÓSTICOS DE LOS TRASTORNOS NEUROCOGNITIVOS.
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x