6 Zholobova Cultural Dimension

Please download to get full document.

View again

of 17
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Categories
Published
10
  11 XLinguae Journal, Volume 8 Issue 1, January 2015, ISSN 1337-8384 Phraseology of the Cultural Dimension [La fraseología desde la dimensión cultural]   Anna Zholobova DOI: 10.17846/XL.2015.08.01.11-27 Resumen El artículo está dedicado al estudio de la compleja relación entre la fraseología y la cultura. El objetivo del artículo es establecer la tipología de los fenómenos culturales reflejados en la fraseología tanto española como rusa, y revelar los factores que influyen en la interpretación del significado de las unidades fraseológicas culturalmente marcados como son, por ejemplo, las frases hec has de srcen bíblico,  para lo cual se analizan los resultados de dos encuestas realizadas con los estudiantes rusos y españoles. Palabras clave fraseología, cultura, culturema, bibleísmos fraseológicos   1. Introducción   En la fraseología se refleja en gra n medida la vida en todas sus vertientes, el “espíritu” del pueblo, como decía Wilhelm von Humboldt, ahora diríamos que se refleja la cultura. Existen numerosas definiciones del término cultura , pero no es el lugar apropiado para hacer indagaciones acerca de este concepto. Sin embargo,  podemos aceptar la definición sencilla que proponen Dobrovol’skij y Piirainen: “Culture is the sum of all ideas about the world (including fictional, mythological etc. ideas) that are caracteristic of a given community” (Dobrovol’skij y Piirainen, 2005: 213). Como señala Teliya,   el conjunto de las imágenes fijadas en la fraseología de una lengua sirve de una especie de “nicho” para acumular las ideas sobre el mundo [  мировидение ], y, de un modo u otro, está relacionado con la c ultura material, social o espiritual de la comunidad lingüística en cuestión, por lo cual puede poner en evidencia su experiencia cultural-nacional y sus tradiciones (Teliya, 1996: 215). Por otro lado, cabe señalar la relación recíproca que existe entre la  lengua y la cultura,  puesto que la lengua, al ser “almacén” de los conocimientos culturales, a su vez, influye en la mentalidad al nivel colectivo y también individual y, en cierta medida, la acuña. 2. Fenómenos culturales reflejados en la fraseología   A hora bien, los fenómenos culturales en sí mismos presentan mucha diversidad, lo cual también, lógicamente, se plasma en la fraseología de cada lengua en concreto. Luque Durán, por ejemplo, divide los fenómenos culturales que han evocado las UFs en cuatro a  partados: a) tópicos bíblicos; b) tópicos clásicos (de la tradición greco - latina o cultura común europea); c) tópicos nacionales (tradiciones,  juegos, instituciones, etc.); d) tópicos raciales, prejuicios (Luque Durán, 1996).  Nos gustaría detenernos en la   tipología de los fenómenos culturales que  proponen Dobrovol’skij y Piirainen. Los distinguidos lingüistas destacan cinco aspectos del conocimiento cultural, a saber: 1.   aspectos sociales de la cultura; 2.   aspectos de la cultura material; 3.   fenómenos intertextuale s; 4.   dominios conceptuales ficticios;  12 5.   símbolos culturales.   Los aspectos sociales de la cultura engloban los llamados modelos sociales, tabús, eufemismos ( estirar la pata ), gestos ( tirarse de los pelos ), especificaciones sexistas ( llevar los pantalones ), etc., es decir, todo lo que tiene que ver con el comportamiento e interacción social. Normalmente, las unidades fraseológicas (UFs, en adelante)  prototípicas son refranes que expresan normas sociales (por ejemplo, a quien madruga Dios le ayuda ). Creemos que en el mismo dominio nosotros podríamos incluir las UFs que están relacionadas con la vida profesional del pueblo y las costumbres populares, aunque Dobrovol’skij y Piirainen no lo mencionan:      tradiciones y costumbres del pueblo: -   la UF rusa  мало   каши   ел   “ha comido poca gacha” se aplica a una persona físicamente débil o muy joven ( kasha  es un plato tradicional ruso que se  prepara con cereales; se les da, sobre todo, a los niños, ya que este alimento sólido facilita su crecimiento); -   la UF espa ñola arrimar el ascua a su sardina se emplea hablando de egoísmo (era costumbre de los braceros del campo andaluz asar al aire libre y en derredor de una fogata las sardinas de yantar, para lo cual cada uno tomaba del fuego un ascua e iba arrimando a ella la sardina) (Junceda, 2006);    vida profesional del pueblo: -   la UF rusa тянуть   канитель   “estirar el cañutillo” se dice de un asunto demasiado lento, la pérdida de tiempo (se trata de un oficio antiguo; antaño los hilos de oro o plata se elaboraban manualmente. Se calentaba el metal y luego se estiraba muy lentamente un hilo fi nísimo); -   la UF rusa  лыка   не   вяжет   “uno no lía el líber” se aplica a una persona muy  borracha (se refiere al oficio tradicional antiguo de hacer zapatos, cestas, cuencos del líber); -   la UF española como hacer mangas y capirotes ‘hacer alguien lo que le da la gana; no hacer caso a nadie; hacer algo precipitadamente, sin poner atención’ (el término manga  designa a los instrumentos utilizados en repostería para poner crema o nata; los capirotes son las caperuzas de los nazarenos. Ambos tienen la misma forma y nada se hace de manera más rápida y sencilla) (Buitrago, 2007); -   la UF española cortarse la coleta ‘jubilarse, retirarse de cualquiera  profesión’ (es costumbre entre los toreros cortarse en público simbólicamente la coleta en la última corrida que torean) (Buitrago, 2007). Como lo hemos podido comprobar, la tipología vista más arriba no abarca las UFs que están relacionadas con la historia nacional. Por lo cual, creemos que lo suyo sería llamar al primer tipo de fenómenos culturales aspectos histórico -sociales , que están estrechamente ligados. Entre los ejemplos podemos mencionar los siguientes: -   la UF rusa потемкинские   деревни   “los pueblos de Potemkin” significa ‘lujo, bienestar aparente, falso’: Potemkin era un príncipe ruso en los tiempos de la emperatriz Catarina II. Según cuentan, Potemkin ordenó construir unos pueblos falsos con bonitas casitas en la zona que estaba bajo su subordinación para demostrarle el bienestar de esa región a la emperatriz que estaba de viaje por Rusia. -   la UF rusa попасть   в   кабалу   “caer en la gabela” ‘caer en la esclavitud’:  Kabalá   era un documento jurídico sobre préstamos y empeños en la época de la Rusia Antigua, según el cual, si el deudor no devolvía su deuda, se convertía en esclavo.  -   la UF española artificio de Juanelo ‘idea ingeniosa y sencilla mediante la cual viene a resolverse alguna dificultad inveterada’: hace alusión al    13 XLinguae Journal, Volume 8 Issue 1, January 2015, ISSN 1337-8384 relojero e ingeniero hidráulico italiano Juanelo Turriano, que realizó muchas obras de ingenio mecánico al servicio de Carlos V y Felipe II (Celdrán Gomariz, 2004).  -   la UF española armar la de San Quintín   ‘armar un gran escándalo’ alude a la batalla que tuvo lugar el 10 de agosto de 1557 y en la que las tropas de Felipe II, comandadas por Manuel Filiberto de Saboya, ocuparon la ciudad francesa de San Quintín, derrotando a las tropas francesas (Buitrago, 2007).   En cuanto a la cultura material, ésta comprende  artefactos, ropa, comida,  bebida, etc. tradicionales. Por ejemplo, la UF rusa бесструнная   балалайка   “balalaica sin cuerdas” ‘una persona que habla sin parar, cotorra’ ( balalaica  es un instrumento tradicional ruso); la UF española cortar el bacalao   ‘llevar la iniciativa, mandar y disponer’ (hubo una época en la que el bacalao seco era uno de los alimentos básicos de las clases populares sobre todo en el siglo XIX y primera mitad del XX,  particularmente durante la Cuaresma. En la familia, el padre era quien lo cortaba y lo repartía) (Celdrán Gomariz, 2004).   Los fenómenos intertextuales  comprenden dos tipos: las citas y las alusiones que proceden de la literatura nacional, películas, canciones, publicidad, mitología y literatura clásica, historia. Como ejemplos del primer tipo (las citas), podemos citar la UF rusa смешенье   французского   с   нижегородским   “mezcla de la lengua francesa con la de Nizhnij Novgorod” se aplica al habla incorrecta (es cita de la obra de A.S. Griboyedov “Desdichado por ser inteligente” (1822 -1824); se refiere a que en el siglo XIX la gente ari stócrata rusa solía hablar francés, a menudo, muy mal), y la UF española la alegría de la huerta   ‘persona que siempre muestra alegría y buen humor’ es el título de una famosa zarzuela ambientada en la huerta murciana, de Enrique García Álvarez y Antonio Pa so (Buitrago, 2007). En cuanto al segundo tipo (las alusiones), podemos mencionar la UF rusa подковать   блоху   “herrar la pulga” que significa ‘demostrar ingeniosidad en tratar algún asunto’ (la expresión debe su srcen al relato de N.S. Leskov “El zurdo” (1881). Se cuenta que los ingleses hicieron una pulga minuciosa de metal y la enviaron como regalo al zar ruso para demostrar el arte de sus artesanos. Sin embargo, un artesano ruso llamado Zurdo consiguió herrar la pulga, el resultado de su trabajo se pudo ver sólo con un microscopio potente). Para el español, podemos mencionar la UF española luchar contra los molinos de viento ‘intentar tenazmente conseguir algo que  parece muy difícil o imposible, o discutir con alguien con quien no se puede razonar’ (la frase hace alusión al episodio más conocido de El Quijote cuando Don Quijote entra en batalla c ontra unos molinos de viento, creyéndolos gigantes).  Los dominios conceptuales ficticios engloban todo tipo de creencias, supersticiones, folklore, religión, etc. Por ejemplo, la UF rusa избушка   на   курьих   ножках   “casita con las patas de gallina” se aplica a cualquiera construcción de madera pequeña y vieja (la expresión se refiere a la morada de la bruja llamada Baba - Yaga que aparece en muchos cuentos folclóricos rusos); la UF rusa живая   вода   “agua viva” significa ‘todo lo que da energía y fuerzas a la persona’ (en los cuentos rusos, es el agua milagrosa que resucita a los muertos; también existe  мертвая   вода   “agua muerta” que tiene un poder curativo). Para el español, podríamos citar la UF más viejo/ feo que Carracuca  ( Carracuca   es un personaje folclórico cuyo nombre deriva de la palabra carraco ; en el Hospital General de Madrid en el siglo XVIII existió una sala de los carracos, destinada a los enfermos cuyo mal era la mucha edad) (Celdrán Gomariz, 2004); otra UF podría ser no tener dos dedos de frente ‘no   tener sentido común, ser muy torpe’ (antiguamente, se pensaba que la inteligencia dependía de la configuración de la frente hasta el punto de pensarse que todos a los que les llegaba el pelo hasta las cejas eran torpes o ignorantes) (Buitrago, 2007).  14 Los símbolos culturales se reducen a un solo componente de la UF; el enlace motivacional entre la lectura literal y la figurativa se establece a partir del conocimiento semiótico acerca del símbolo en cuestión. Por ejemplo, PAN no solo en la cultura española, sino, por lo menos, en la europea, simboliza  subsistencia , bondad   (Pamies, 2007). La teoría de Dobrovol’skij y Piirainen, sobre todo la teoría de los símbolos culturales, ha tenido gran impacto en la lingüística. Así, en la Universidad de Granada se está desarrollando y llevando a cabo un proyecto muy prometedor del diccionario interlingüístico intercultural a partir del análisis semántico cognitivo -cultural (Pamies, 2007, 2009; Luque Durán, 2007; Luque Nadal, 2007, 2009 y otros). La noción clave de dicho  proyecto es la de culturema que se refiere a “aquellos símbolos que tienen una demostrada huella en el léxico figurado: son extralingüísticos en su srcen pero verbalizados a partir de un simbolismo previo” (Pamies, 2009: 230).   Luque Nadal define el términ o culturema   de la siguiente manera: “cualquier elemento simbólico específico cultural, simple o complejo, que corresponda a un objeto, idea, actividad o hecho, que sea suficientemente conocido entre los miembros de una sociedad, que tenga valor simbólico y   sirva de guía, referencia, o modelo de interpretación o acción para los miembros de dicha sociedad” (Luque Nadal, 2009: 97). Asimismo, propone cuatro criterios para diferenciarlo de otros fenómenos culturales: 1.   vitalidad, figuratividad y motivación  2.    product ividad fraseológica  3.   frecuencia de aparición en alusiones textuales, variaciones, explotaciones, chistes, etc. 4.   complejidad estructural y simbólica (Luque Nadal, 2009).   Hablando de los símbolos, Baranov y Dobrovol’skij distinguen entre cuatro grupos de categ orías simbólicas (2009). Es evidente que solamente las últimas tres categorías están presentes en el campo de fraseología y reciben el nombre de entidades materiales  ( Baranov y Dobrovol’skij, 2009: 212). 1.   los símbolos culturales: son símbolos propiamente dichos, no están  presentes en las funciones simbólicas del sistema léxico de la lengua (por ejemplo, CRÁNEO Y HUESOS es un símbolo de un peligro mortal).  2.   los símbolos lingüísticos: son entidades fijadas por la lengua (ya citado el ejemplo de PAN como símbol o de  subsistencia  se refleja en las UFs  ganarse el pan , quitarle el pan de la boca a alguien , comer el pan de alguien , sin embargo, pan como alimento no es un símbolo representado extralingüísticamente, como en el caso anterior).  3.   los símbolos en sentido fuerte: son símbolos culturales y lingüísticos al mismo tiempo (por ejemplo, CRUZ, por un lado, es un símbolo del cristianismo y de sufrimiento, y, por otro, está verbalizado, como lo demuestran las UFs llevar su cruz  , cargar con una cruz  , andar con la cruz a cuestas ). 4.   los símbolos lingüísticos no -  productivos: están presentes en la lengua en una cantidad muy restringida de formas, creando un potencial simbólico del sistema lingüístico (en la UF rusa погнаться за двумя зайцами   “ echarse a correr detrás de dos liebres” el componente  заяц   “liebre” se asocia con idea de un objetivo, aunque “liebre” no sea símbolo de objetivo).   Para distinguir entre los símbolos propiamente dichos y los símbolos lingüísticos, Teliya aplica el término cuasisímbolo  (Teliya, 1996: 243), ya que en el último caso no es un objeto, artefacto o persona, sino que el nombre adquiere una función simbólica. El significado del componente simbólico no apunta a su referente, sino reemplaza una u otra idea por asociación.  
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks