020. Libertad y seguridad: el tratamiento del error en los Principios de Derecho…

Please download to get full document.

View again

of 22
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Published
020. Libertad y seguridad: el tratamiento del error en los Principios de Derecho…
    495 Revista Chilena de Derecho, vol. 34 N 0 3, pp. 495 - 515 [2007]D E   LA   M  AZA   G  AZMURI , Iñigo “Libertad y seguridad: el tratamiento del error en los Principios de Derecho…” LIBERTAD Y SEGURIDAD: EL TRATAMIENTO DELERROR EN LOS PRINCIPIOS DE DERECHOCONTRACTUAL EUROPEO I ÑIGO   DE   LA   M  AZA   G  AZMURI * RESUMEN:  Europa parece avanzar hacia la unificación del derecho de contratos. Uno delos esfuerzos más atractivos en esta línea son los Principios de Derecho ContractualEuropeo. Y, al interior de ellos, uno de los temas a los que conviene prestarle atención esel tratamiento del error. Este trabajo comienza dando una breve noticia del proceso deunificación y aspectos generales de los Principios y, luego, va sobre el tratamiento queprodigan al error, sosteniendo que su correcta comprensión debe hacerse a la luz de losprincipios de libertad y seguridad. Palabras claves: Contratos, principios del derecho contractual europeo, validez de loscontratos, error, diferentes tipos de error y formas de interpretación.  ABSTRACT:  Europe seems to advance towards the unification of the right of contracts.One of the most attractive efforts in this line is the Principles of European Contractual Law. Within these principles, one of the topics that are convenient to pay attention is mistaketreatment. This paper begins showing briefly the main news of unification process andgeneral Principles aspects, and finally explores its mistake treatment, sustaining that itscorrect comprehension must be seen under principles of freedom and security. Key words: Contracts, principles of contractual European law, validity of contracts,mistake, different types of mistake and ways of interpretation . INTRODUCCIÓN En el caso chileno la disciplina del error goza, en general, de un pacífico sueño enlas letras del Código. Ni la doctrina –descontando, como es frecuente en estos casos, a Claro Solar– ni los tribunales se han preocupado mayormente de ella (más allá de losmanuales y algunas sentencias dispersas) y, posiblemente, lo segundo contribuya a expli-car lo primero.En esto hay algo curioso. De una parte porque bastan cinco minutos pensando enel error para que todo lo sólido comience a desvanecerse en el aire 1  y, de otra, porque la regulación del error ofrece algunas de las mejores pistas acerca de qué teoría del contrato *    Abogado. Master in the Sciencies of Law. Profesor de Derecho Civil, Universidad Diego Portales, Investi-gador Fundación Fernando Fueyo Laneri. República 105; Santiago de Chile. Correo electrónico:Iñigo.delamaza@udp.cl. 1  Así, nada más a título de ejemplo: ¿por qué el error de derecho no vicia el consentimiento?; ¿qué sucedecon el error respecto del valor de la cosa?; ¿qué relevancia tiene que la otra parte haya conocido el error?;¿existen diferencias en el hecho de que el error sea unilateral o compartido?; ¿cómo interactúan las reglasde nulidad por error, las de incumplimiento, las de evicción y las de cabida?; ¿qué papel desempeña la excusabilidad y cómo se mensura?; ¿cómo se compagina la disciplina del error y el deber de informar?  496   Revista Chilena de Derecho, vol. 34 N 0 3, pp. 495 - 515 [2007]D E   LA   M  AZA   G  AZMURI , Iñigo “Libertad y seguridad: el tratamiento del error en los Principios de Derecho…” subyace a las reglas del Código. Como sea, el objeto de este trabajo no es aligerar esa incertidumbre, sino dar alguna noticia, aunque breve, sobre los perfiles del error en elcaso europeo. Y al menos dos razones justifican esto, la primera es la indudable influen-cia del derecho europeo sobre la fisonomía y comprensión –para bien y para mal– de lasinstituciones de derecho privado en Chile, y la segunda es que, al optar por los Princi-pios de Derecho Contractual Europeo (en adelante PECL) se integra parte del trata-miento que prodigan a esta figura los países europeos del common law. Esta última razón fuerza otro comentario. Cuando digo derecho europeo, enverdad me refiero al derecho europeo según se recoge en los PECL. Desde luego no esposible en un trabajo de estas características examinar comparativamente el tratamientoque prodigan los diversos códigos civiles europeos a la materia  2 . Otra posibilidad sería considerar las perspectivas de codificación del derecho de contratos en Europa, y aquí,hasta el momento, el ejemplo más conspicuo sería el Anteproyecto de Código Europeode Contratos de la Academia de Jusprivatistas de Pavia, sin embargo, la áspera discusiónsobre la posibilidad de codificar el derecho de contratos europeo aconseja desechar porel momento esta opción.Dos prevenciones antes de comenzar. La primera es que he prescindido de unexamen sistemático de la disciplina de los efectos del error –nulidad y daños–. Una primera razón que justifica esta carencia es que el error no posee un tratamiento exclusi-vo a este respecto, sino común con el de las otras causales de nulidad, por lo mismo, eltratamiento de las consecuencias precisa un trabajo independiente al respecto 3 . La se-gunda es que al momento de interpretar los artículos de los PECL me he servidointensamente de los comentarios que los acompañan y la razón es que estos parecen porel momento las mejores ilustraciones del alcance de las normas 4 . I. LOS PECL Y LA ARMONIZACIÓN DEL DERECHO DE CONTRATOSEUROPEO 1. U N   DERECHO   EUROPEO   DE   CONTRATOS Zimmermann ha sugerido que: “[L]a formación de un derecho privado europeode contratos constituye uno de los progresos jurídicos de mayor calado en la actuali-dad” 5 , y en esto, como en otras cosas, parece tener razón. Varias circunstancias loatestiguan. En primer lugar la Resolución de 26 de mayo de 1989, DOCE NÚM. C158/401 del Parlamento Europeo que solicitó la iniciación de los trabajos preparatoriosde un código de derecho europeo de derecho privado. En segundo lugar las iniciativasque a este respecto se han enderezado 6  y, en tercer lugar, las profusas –y, a ratos, 2  K  ÖTZ  y F LESSNER   (1997). 3  V   ATTIER   (2007) pp. 13-57. 4  H ESSELINK   (2001) p. 18. 5  Z IMMERMANN  (2000) p. 111. 6  Así los PECL, El Código Europeo de Contratos de la Academia de Jusprivatistas Europeos de Pavia (CEC) y los Principles of the Existing EC Contract Law (“Acquis Principles”) , aún en un estado más embrio-nario que los anteriores.    497 Revista Chilena de Derecho, vol. 34 N 0 3, pp. 495 - 515 [2007]D E   LA   M  AZA   G  AZMURI , Iñigo “Libertad y seguridad: el tratamiento del error en los Principios de Derecho…” virulentas– discusiones que se han producido al respecto 7 , lo que no es curioso si seconsidera que la armonización del derecho europeo no es un asunto meramente técnico,sino básicamente político y que, por lo tanto, las opciones que se presentan bajo crite-rios técnicos poseen una profunda resonancia política  8  y esto resulta especialmente evi-dente cuando se considera, por ejemplo, la comprensión del contrato, de carácter, segúnhan sugerido Díez-Picazo, Roca Trías y Morales Moreno, “neoliberal-intervencionista” 9 .Los PECL tienen probablemente su srcen en una proposición del profesor OleLando, en 1976, de crear un “ Uniform Commercial Code” europeo 10 . Posteriormente, endos congresos en Bruselas durante 1980 y 1981 se constituyó la Comisión sobre derechocontractual europeo (Commision on European Contract Law),  más conocida como la Comisión Lando, cuyo propósito era la elaboración de principios de derecho contractualeuropeo. Se trató del trabajo de un grupo de académicos, procedentes de los EstadosMiembros de la Comunidad 11 , el método consistía en asignar cada uno de los temas a tratar a un ponente quien debía redactar un informe sobre el tema, que era presentadoen una sesión plenaria junto al informe de un contraponente que lo rebatía, y luego seabría a discusión 12 .Los PECL se encuentran divididos en tres partes. La primera y segunda –que sonlas que interesan aquí– se dividen en nueve capítulos: (1) reglas generales, (2) conclu-sión de los contratos, (3) representación directa e indirecta, (4) validez e invalidez, (5)interpretación, (6) contenido y efectos del contrato, (7) cumplimiento del contrato, (8)incumplimiento del contrato, y (9) medios de tutela frente al incumplimiento. Respectoal enfoque de los temas, la comisión intentó extraer las reglas o normas comunes delderecho europeo de contratos que formen un “mínimo común denominador” 13  de la disciplina del contrato en Europa, similar en este sentido a los Restatements estadouni-denses. Sin embargo, en el caso de los PECL no se trata solamente de extraer losprincipios del derecho actualmente vigente, sino además de favorecer una reforma oevolución de los mismos 14  hacia reglas europeas uniformes de derecho de contratos, lo 7  Ver, por ejemplo, L EGRAND  (2004). 8  Sobre esto puede consultarse H ESSELINK   (2004) pp. 675-697. 9  D ÍEZ -P ICAZO   et al.  (2002) p. 91. 10  Ver prefacio de Ole Lando, en L  ANDO  y B EALE  (2003) p. 15. 11  Los miembros no eran elegidos por los gobiernos de sus respectivos países, ni los representaban, setrataba, en general de académicos del derecho o profesionales de la abogacía, en algunos casos de ambascosas a la vez. 12  M  ARTÍN  (2003) p. 195. 13  M  ARTÍN  (2003) p. 195. 14  A este respecto se ha señalado una cierta tensión en los objetivos de los PECL, en este sentido Hesselink ha señalado:There is some tension between, on the one hand, the strong assertion that unification is needed becausediversity is an obstacles to trade, and, on the other, the equally strong claim that the PECL represent thecommon core of European contract law. Is there great diversity or overwhelming unity? To the extent thatthe PECL are a reliable restatement of the common core of European contract law, they actually form a strong statement against unification efforts for the simple reason that unity already exists. Conversely, if there are important differences between the European systems of contract law, how was it possible for theLando Commission to find a common core?  498   Revista Chilena de Derecho, vol. 34 N 0 3, pp. 495 - 515 [2007]D E   LA   M  AZA   G  AZMURI , Iñigo “Libertad y seguridad: el tratamiento del error en los Principios de Derecho…” que supone –y esta es una característica relevante del enfoque de los PECL– reconciliaralgunas de las diferencias que, en la materia, presentan el civil law   y el common law. Como sostienen Lando y Beale 15 :Uno de los mayores beneficios ofrecidos por los Principios es el de disponer unpuente entre el Derecho civil y el Derecho común previendo reglas destinadas a reconciliar sus diferentes filosofías jurídicas.Finalmente, las opciones políticas. En primer lugar, los PECL constituyen un casode soft law  16 . De una parte carecen de cualquier fuerza obligatoria, por no haberlosadoptado la Unión Europea –ni siquiera tuvo injerencia en el nombramiento de losmiembros de la Comisión Lando–, por lo tanto su única autoridad es el prestigiocientífico de quienes los han elaborado. De otra, sin embargo, es evidente que fuerondiseñados con el objetivo de tener alguna repercusión práctica  17  y, de alguna forma, hansido reconocidos por los organismos europeos 18 .En segundo lugar, las medidas de armonización se presentan como una necesidad“para eliminar las diferencias de los derechos nacionales que estorban al desarrollo eficazde los negocios transfronterizos dentro de Europa” 19 , promoviendo de esta manera elfortalecimiento de un mercado único europeo.En tercer lugar, existe una fuerte preferencia por la libertad contractual, entendida como el derecho de las personas a decidir “con quiénes desean celebrar sus contratos y a determinar el contenido de dichos estatutos” 20 . Sobre esto da noticia además la redac-ción del artículo 2.101 (condiciones para la conclusión de un contrato) que no exigepara que se entienda formado el contrato más que la intención de las partes 21 . Contodo, la libertad de las partes se encuentra limitada –y de allí la expresión (¿un oximo-ron?) “neoliberalismo intervencionista” de Díez-Picazo, Roca Trías y Morales Moreno–por las exigencias de la buena fe y las reglas imperativas de los PECL. Habrá tiempo dedecir algo más sobre esto a propósito del tratamiento del error. 2. PECL  Y    VALIDEZ   DEL   CONTRATO La validez del contrato se encuentra tratada en el capítulo 4 de los PECL 22 . Elcapítulo comienza dando noticia de las cuestiones no reguladas: incapacidad e ilicitud 15  L  ANDO  y B EALE  (2003) p. 30. 16  Utilizo la expresión según la definición de Snyder, esto es como “rules of conduct which, in principle,have no legally binding force but which nevertheless may have practical effects”. S NYDER   (1993) p. 198. 17  En su introducción se señala que su utilidad puede ser inmediata a través de la adopción expresa de laspartes en sus negocios o de su aplicación por los tribunales en sus decisiones, o mediata, como una baseque permita la armonización del derecho de contratos europea. L  ANDO  y B EALE  (2003) pp. 27-34. 18  Los PECL aparecen mencionados en la Comunicación de 11 julio 2001, de la Comisión de las Comuni-dades Europeas al Consejo y al Parlamento Europeos. 19  L  ANDO  y B EALE  (2003) p. 27. 20  L  ANDO  y B EALE  (2003) p. 128. Comentario artículo 1.102 Libertad contractual. 21  L  ANDO  y B EALE  (2003) p. 186. Comentario D artículo 2.101. 22  En este trabajo utilizo la traducción del articulado de los PECL de L  ANDO  y B EALE  (2000).    499 Revista Chilena de Derecho, vol. 34 N 0 3, pp. 495 - 515 [2007]D E   LA   M  AZA   G  AZMURI , Iñigo “Libertad y seguridad: el tratamiento del error en los Principios de Derecho…” del contrato (artículo 4, 101). La primera de ellas por ser un tema que excede el derechode contratos y, la segunda, por las profundas diferencias que existen en los Estadosmiembros. Se regula, en cambio, la imposibilidad inicial (artículo 4, 102), los vicios delconsentimiento (error [artículos 4, 103, 4, 104 y 4, 105], dolo [artículo 4, 107], amena-za [artículo 4, 108] y el beneficio excesivo o ventaja injusta [4, 109] 23 ), la entrega deinformación incorrecta que no determina necesariamente error ni constituye dolo (artí-culo 4, 106), las cláusulas abusivas en contratos por adhesión a condiciones generales(artículo 4, 110), la situación de los contratos negociados por terceros en los casos enque estos determinan la presencia de un vicio del consentimiento o existe una ventaja excesiva (artículo 4, 111), el régimen de la nulidad, incluyendo su notificación 24  (artícu-lo 4, 112), el plazo para notificarla (artículo 4, 113), la confirmación (artículo 4, 114),los efectos de la nulidad (acciones de restitución [artículo 4, 115] y daños [artículo4, 117]), la nulidad parcial (artículo 4, 116), la restricción de la posibilidad de excluir orestringir las acciones de restitución y daños (artículo 4, 118) y la coordinación entreacciones de nulidad y acciones de incumplimiento (artículo 4, 119).Las reglas de validez del contrato de los PECL ponen en juego dos principios. Deuna parte la libertad contractual entendida en el sentido de que la obligación contrac-tual recaba su fuerza normativa de la unión de voluntades libres e informadas. De otra,la necesidad de seguridad en las transacciones jurídicas. Y seguridad significa que la otra parte –aquella que no reclama el error–, en general, puede confiar en que el negocioproducirá sus efectos normales. Ambas cosas a veces resultan compatibles y otras entranen tensión. El error suele proveer de un escenario privilegiado para observar esta tensión. Así, por ejemplo ¿qué sucede si una persona ignora una cualidad esencial de la cosa?Inclinarse hacia la libertad contractual determinaría privar de efectos al negocio, incli-narse hacia la seguridad, mantenerlo. El tratamiento del error en los PECL provee deuna forma de disolver esta tensión. II. EL ERROR 1. L IBERTAD    Y    SEGURIDAD Poner al centro del problema los principios de libertad contractual y seguridaddetermina que la aproximación al error de los PECL sea relacional  , es decir, que no selimite a considerar la posición de aquella parte que yerra y busca la producción de los 23  Aquí sigo a Morales Moreno que incorpora el beneficio excesivo o ventaja injusta dentro de los viciosdel consentimiento. El artículo 4, 109 que disciplina esta causa de nulidad dispone un mecanismo comple- jo para determinar si existió o no beneficio excesivo, que incluye factores de carácter objetivo (el beneficioexcesivo) y subjetivo (por ejemplo, la ignorancia o inexperiencia de quien sufre el perjuicio y el conoci-miento y aprovechamiento por su contraparte de esto), por lo mismo, aun cuando no se confunde total-mente con la disciplina del error, la fuerza o el dolo, no cabe duda de que los factores subjetivos que utiliza lo aproximan a los vicios del consentimiento, amoldándolos a los casos en que una de las partes obtiene unbeneficio excesivo. 24  Para comprender adecuadamente esto es necesario tener presente que en los PECL la nulidad no precisa de una resolución judicial, con todo, es necesario que quien la desee se lo comunique a la otra parte, sindicha comunicación no surtirá efectos.
Similar documents
View more...
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks