016.  “Contratos por adhesión. Una mirada al caso estadounidense”.pdf

Please download to get full document.

View again

of 34
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Published
016.  “Contratos por adhesión. Una mirada al caso estadounidense”.pdf
  D  o  c  t   r  i    n a  9 H OMENAJE   A  J EAN  C ARBONNIER CONTRATOS POR ADHESIÓN:UNA MIRADA AL CASO ESTADOUNIDENSE * Iñigo de la Maza Gazmuri  **  The concept of adhesion contracts introduces the serpent  of uncertainty into the Eden of contract enforcement. Klos v  . Lot Polish Airlines,133 F. 3d 164, 168(2d Cir. 1997) R ESUMEN En las líneas siguientes se explora el tratamiento que han recibido los contra-tos por adhesión en el Derecho estadounidense. Con este objetivo se exami-nan, en primer lugar, la nomenclatura, indagando las semejanzas entre loscontratos por adhesión del mundo europeo continental y los SFC   del mun-do anglosajón. En segundo lugar, se revisan algunos de los aportes doctri-narios más relevantes sobre la materia en los Estados Unidos, que contribu-yen a comprender la fisonomía del problema. Finalmente, se exponen lasprincipales doctrinas que han utilizado los tribunales estadounidenses paraenfrentar el caso de los contratos por adhesión que, como en el caso conti-nental, se enderezan como una defensa de los adherente frente a los abusosde quienes ofrecen este tipo de contratos frente a aquellos que adhieren.A BSTRACT In the following lines is explored the treatment received by the adhesioncontracts in the American Law. Towards this objective is examined, in thefirst place, the nomenclature, investigating the similarities among the adhesioncontracts of the continental European world and the standard form contractsof the Anglo Saxon world. In second place are reviewed some of the morerelevant doctrinarian contributions on the subject within the United States,which contribute to understand the physiognomy of the problem. Finally, inthe third place are exposed the main doctrines that have been used by  *  Este trabajo forma parte del proyecto FONDECYT N° 1050882 sobre “la eficacia delcontrol de cláusulas abusivas en contratos por adhesión en el ordenamiento jurídico chileno. **  Profesor investigador, Fundación Fernando Fueyo Laneri, Facultad de Derechode la Universidad Diego Portales.  10 Iñigo de la Maza Gazmuri        D     o     c      t     r      i     n     a American Courts to confront the case of the adhesion contracts which, as in thecontinental case, are straightened as a defence of the adherents in front of theinjustice of those that offer this type of contract in front of those that adhere.I NTRODUCCIÓN Hasta donde llegan mis noticias, el sino de los contratos por adhesión en sede jurídica ha sido más o menos el mismo en todas partes. Por un lado, aunque setrata de una forma de contratación diversa al modelo clásico del contrato, hasido reconocida por los diversos ordenamientos jurídicos. Por otro, sin embar-go, y como producto de algunas de las diferencias que los alejan de la compren-sión clásica del contrato, se han visto sujetos a limitaciones que suelen resultarextrañas en el caso de los contratos libremente negociados. El caso estadouni-dense no constituye una excepción a lo anterior. La reflexión doctrinaria sobreel fenómeno, empero, resulta peculiar respecto de la reflexión en el mundoapegado a la tradición del Derecho continental.Comienzo deteniéndome –aunque brevemente– en la nomenclatura. En elmundo continental el nombre de esta forma de contratación es: contratos poradhesión; en el caso estadounidense la expresión más utilizada es  standard formcontracts , sin embargo, intentaré mostrar cómo ambas expresiones se utilizanfrecuentemente para designar la misma institución.A continuación, me detengo sobre una relación de algunos desarrollos doc-trinarios que, en mi opinión, ayudan a comprender la fisonomía del fenómenoen el caso estadounidense.Finalmente, me ocupo de las principales doctrinas que han utilizado lostribunales para enfrentar el caso de los contratos por adhesión que, como en elcaso continental, se enderezan como una defensa de los adherentes en relacióncon los abusos de quienes ofrecen este tipo de contratos frente a aquellos queadhieren. A propósito de ellas, examino su regulación e intento ilustrar su fun-cionamiento con un par de casos por cada una de ellas.Antes de comenzar, dos advertencias resultarán ventajosas al lector. Laprimera de ellas es que éste es un trabajo de difusión que debería resultar útilpara quien ignora el tratamiento que recibe este fenómeno en el caso estado-unidense; pero que no prestará un gran servicio a quien ya lo conoce. La se-gunda es que el título “una mirada” pretende indicar que no se trata de unaexposición exhaustiva del fenómeno –que excedería con generosidad las posi-bilidades de un estudio como éste y, probablemente, las de su autor– sino querespecto de cada apartado se trata de una “muestra” que debería permitir allector formarse una primera impresión respecto del fenómeno que le resulteútil para entenderlo; de manera que quedo conforme –y creo que así sucede–si la muestra no es arbitraria, o no demasiado arbitraria al menos.  D  o  c  t   r  i    n a  11 C ONTRATOS   POR   ADHESIÓN : UNA   MIRADA   AL   CASO   ESTADOUNIDENSE 1.  S TANDARD   FORM   CONTRACTS  Y   CONTRATOS   POR   ADHESIÓN En el caso estadounidense lo mas común para designar lo que el Derechocontinental señala como contrato por adhesión es SFC  , es decir, contratos ofre-cidos a través de formatos impresos .  No obstante, es frecuente que se utilicenambas expresiones indistintamente 1 . Luego, la expresión puede ser utilizadapara referirse a contratos que se ofrecen como un tómelo o déjelo – Take it or leave it basis–  y respecto de los cuales el adherente no tiene otra alternativarazonable que no sea aceptar 2 . Por último, se ha empleado la expresión paradesignar una especie de SFC   que reúne las siguientes características:1.Son presentados al público en formatos impresos estandarizados –  stan-dard printed forms– ;2.Se ofrecen como un “tómelo o déjelo” y3.Los adherentes carecen de la oportunidad de negociar los términos debi-do a las diferencias entre el poder negocial – bargaining power–  entre éstosy quienes ofrecen el contrato 3 .En general, la literatura que examino en la siguiente sección refiere a estetercer uso de la expresión y se enfoca a los casos en que el adherente es una em-presa o proveedor, y el adherente un consumidor. La razón de lo anterior es que,como examino más adelante, los tribunales por lo general le dan al SFC untratamiento distinto al del contrato libremente negociado cuando satisface losrequisitos del contrato por adhesión en este tercer sentido.2. L A   MIRADA   DE   LA   DOCTRINA a) Algunas consideraciones preliminares Una primera consideración sobre la cual conviene detenerse, es precisamenterespecto de la doctrina. De los múltiples usos que se le da a la expresión, aquí la utilizo simplemente para referirme a un grupo de autores que ha reflexiona-do sobre un fenómeno jurídico –los contratos de adhesión–, aunque de una 1   Vide  David S LAWSON , Binding Promises The Late 20 th -Century Reformation of Contract Law, Ebook,   p. 56. 2   Ibid, se puede ejemplificar con el caso de los contratos de suministro eléctrico. 3  Esta caracterización está tomada de Rudbart v  . North Jersey District Water SupplyCommun,   127 N.J. 34, 352 (1992) donde la Corte Suprema de New Jersey declaró que: “theessential nature of a contract od adhesion is that it is presented on a take it or leave it basis,commonly in standarized printed form, without opportunity for the ‘adhering’ party tonegotiate except for a few particulars”.  12 Iñigo de la Maza Gazmuri        D     o     c      t     r      i     n     a forma menos homogénea que la que generalmente caracteriza a la doctrina enel Derecho continental 4 .Advertido lo anterior, lo segundo que me interesa considerar es la elección delos autores que agrupo bajo el rótulo de la doctrina. Desde luego, no se trata de unainvestigación exhaustiva acerca de todos –o la mayoría de– los autores que hanescrito en Estados Unidos sobre contratos por adhesión. Me ha interesado, encambio, detenerme sobre autores que, o son canónicos en el tema –es el caso,por ejemplo, de Llewellyn, Kessler o Slawson–, o que han introducido enfoquesque ayudan a comprender con más precisión el caso de los contratos por adhe-sión –allí estarían Schwartz, Wilde y Korobkin–, y que ilustran la pluralidad deenfoques que caracteriza actualmente la reflexión dogmática estadounidense.Una tercera consideración respecto al tratamiento de estos autores, no setrata de un examen sistemático de sus obras, sino, más bien, de algunos de sustrabajos que, en mi opinión, resultan útiles para comprender sus puntos devista. En el caso de cada uno de los autores, intento describir sintéticamente sumirada respecto al fenómeno y, luego, de forma breve, evaluarla. b) Los autores Introduciendo el conceptoAunque el mundo del common law conoció tempranamente este tipo de contra-tos 5 , el uso de la expresión ‘contrato por adhesión’ parece haber sido introducidaen 1917 por Edwin Patterson en un artículo académico sobre contratos de segu-ros donde sostuvo que en ese tipo de acuerdos la libertad contractual era extre-madamente infrecuente 6 . Citando a Demogue, Patterson concluyó que los segu-ros de vida eran contratos por adhesión 7 . A partir de allí, la expresión ha sidofrecuentemente utilizada por la doctrina, así, por ejemplo, Llewellyn y Kessler 8 . 4  Utilizo la expresión ‘homogénea’ para denotar que en el caso europeo, al menos lo quecaracteriza el trabajo de la doctrina es el apego a un cierto método: el dogmático. En el casoestadounidense, en cambio, la doctrina – legal scholarship– no precisa –y frecuentemente no lohace– el apego al método dogmático. Vide  J ESTAZ , Philippe y J AMIN , Cristophe, La Doctrine, Paris,Dalloz, 2004. 5   Vide  John B URKE , “Reinventing Contract” en  Murdoch University Electronic Journal of Law, vol. 10, Nº 2, 2003, disponible en http://www.murdoch.edu.au/elaw/issues/v10n2/burke102.html, visitado el 28 de julio de 2005. 6  “The Delibery of a Life Insurance Policy”, 33, en Harv. L. Rev., 198, 1919. La curiosidadacadémica sobre este tipo de negocios había comenzado un par de años antes con un trabajo deNathan Isaacs controvirtiendo la idea de  sir   Henry Maine, según la cual las sociedades modernasse caracterizaban por un tránsito desde el estatus al contrato, vide  “The Standardization of Contracts”, 27 Yale L.J., 34, 1917. 7  (n. 5), p. 22. 8  Para las citas correspondientes vide B URKE  (n. 5), p. 73  D  o  c  t   r  i    n a  13 C ONTRATOS   POR   ADHESIÓN : UNA   MIRADA   AL   CASO   ESTADOUNIDENSE Karl Llewellyn:una primera proposición 9 Un análisis legal tendría que esperar aún un par de décadas, hasta 1939. Elprimer académico que se preocupó de la regulación de los contratos por adhe-sión fue Karl Llewellyn. Su principal idea a este respecto gira en torno a laaceptación – consent–  del adherente. Sobre lo anterior, sugiere que en el caso deeste tipo de negocios existe aceptación específica del adherente únicamenterespecto de algunas pocas cláusulas del contrato que han sido negociadas ysobre los contornos más generales del negocio. Respecto del resto del conteni-do prescriptivo del negocio existe únicamente lo que este autor denomina un blanket consent, es decir, una aceptación no específica, sino amplia y vaga querecae sobre los demás términos del contrato en la medida que sean razonablesy decentes. En palabras del autor:“La respuesta, en mi opinión, es ésta: en vez de pensar en ‘aceptación’ alas cláusulas de un contrato impreso, si se trata de una aceptación espe-cífica, en este caso simplemente no existe aceptación. Lo que en verdadse ha aceptado específicamente son unas pocas cláusulas negociadas y,en general, la fisonomía de la transacción. Y una cosa más. Esa cosamás es una aceptación presunta y en términos amplios (no específica)respecto de todas las cláusulas razonables y no indecentes que el vende-dor haya podido introducir en la forma impresa, que no altere o traicio-ne el significado razonable de las cláusulas negociadas” 10 .Para explicar esta idea recurre a la analogía de un cheque en blanco, sugi-riendo que aquella parte del contrato sobre la cual se prestó esta aceptación noespecífica equivaldría a que el adherente le entregara al oferente del contratoun cheque en blanco, con la convicción de que ese cheque sólo será utilizadopara fines correctos. De allí, entonces, la obligación del oferente de comportar-se con decencia y rectitud. Dicho de otra manera, más allá de los términosefectivamente negociados, el adherente sólo entrega su consentimiento entendido  9  En la relación de las ideas de Llewellyn sigo a R AKOFF , Tod, “Contracts of Adhesion”, en 96 Harv. L. Rev. 1173, 1983, pp. 1.198-1.207 y S LAWSON , David, “The New Meaning of Contract: The Transformation of Contracts Law by Standard Forms”, en 46 U. Pitt. L. Rev. 21, 1984, pp. 32-37. 10  La traducción es mía, el texto srcinal, citado en S LAWSON  (n. 9), p. 33 es el siguiente:“The answer, I suggest, is this: Instead of thinking about ‘assent’ to boilerplate clauses, we canrecognize that so far as concerns the specific, there is no assent at all. What has in fact beenassented to, specifically, are the few dickered terms, and the broad type of the transaction, andbut one thing more. That one thing more is a blanket assent (not a specific assent) to any notunreasonable or indecent terms the seller may have on his form, which do not alter or evisceratethe reasonable meaning of the dickered terms”.
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks