Publicado en
Nueva Revista 
 
Inicio > Printer-friendly PDF > Printer-friendly PDF
 
ArtículoBaladas líricas (Coleridge)
por
Instituto de Lenguas y Culturas del Mediterráneo y Oriente Próximo (CSIC)Publicado en Letras[2], Literatura[3] September 2013 - Nueva Revista número 144[4]Autor: ver ficha completa[5]más artículos de este autor
 
ABSTRACTComentario de
Baladas líricas 
 de Coleridge (1798). Colección Biblioteca de Occidente en contexto hispánico.ARTÍCULO
Resumen:
Comentario de
Baladas líricas 
 de Coleridge (1798). Colección Biblioteca de Occidente en contexto hispánico.
Autor(es):
Lyrical Ballads
de Wordsworth y Coleridge, así, al alimón, con bastante más material poético del primero que del segundo, vieron su primera luz en 1798. Pero de todo lo contenido en ese volumen (al que seguiría un segundo en 1800, que completaría la obra) lo más impactante fue la primera versión de
The Rime of the Ancient Mariner 
, de Samuel Taylor Coleridge. Más tarde, en 1817, aparecería una segunda versión de ese maravilloso poema, que es la que habitualmente viene imprimiéndose desde entonces. Pero fue en las
Lyrical Ballads
de 1798 donde la historia del albatros y del viejo marino se contó por primera vez. Recuerdo haberla leído en castellano hace muchísimos años, en traducción de Marià Manent, dentro de una
Antología de la poesía inglesa
en un tomo de papel biblia editadopor Plaza & Janés. Se me hace la boca agua pensandoen la felicidad que me procuró, y sigue procurándomecada vez que la perpetro de nuevo, la lectura de esa baladasingular, atípica, misteriosa que supone, de alguna forma,el pistoletazo de salida de la poesía romántica anglosajona.Fue compuesta por Coleridge entre 1797 y 1798,muy poco antes de su aparición impresa, y está escrita enclave onírica, como el poema
Kubla Khan 
, entreveradacon los hilos del sueño (y si el sueño es opiáceo, pues mejorque mejor). Resulta enternecedor que dos amigos decidiesenfirmar juntos una recopilación de su obra poéticajuvenil, saltándose la norma obligatoria del narcisismo individualista,y eso es lo que Wordsworth y Coleridge
 
hicieronal dar a las prensas los dos tomos de sus
Lyrical Ballads
(1798-1800). Era un tiempo de inauguración perpetua:la Revolución Francesa había puesto a cero el relojde la Historia, y todo volvía a empezar, renaciendo de lascenizas del Antiguo Régimen, con unas ansias desmedidasde comunicar otros mensajes, de abrir cajas cerradasdurante siglos que contenían tesoros ocultos de espiritualidad,de libertad omnímoda, de sensibilidad rayana en loenfermizo. En el terreno de la prosa, los novelistas góticosdel último tercio del siglo XVIII ?los Walpole, Radcliffe,Lewis? ya habían impulsado esa nueva cosmovisión regidapor los sentimientos más oscuros y no por la razón, engendrandouna aurora de modernidad
révoltée
e individualista,
alma mater
del malditismo decimonónico. En poesía,esa misión estuvo protagonizada por los
Lake Poets 
, o sea, por Wordsworth y por Coleridge, inmediatamente antes de que Byron, Shelley y Keats ratificasen con su
auctoritas 
 el romanticismo.Otros soportes de lectura: PDF »[6] | | e-book » recomendar
Sobre el autor
[1]
Autor: ver ficha completa[5]más artículos de este autor
 
Enlaces:
[1] http://www.nuevarevista.net/autor/luis-alberto-de-cuenca[2] http://www.nuevarevista.net/tags/letras[3] http://www.nuevarevista.net/tags/literatura[4] http://www.nuevarevista.net/numero/144[5] http://www.nuevarevista.net/ [6] http://www.nuevarevista.net/printpdf/6994[7] http://www.nuevarevista.net/user/registerAñadir a MiRevistacomentarvalorar
of 2