Una Epistemología Pluralista. El anarquismo de la ciencia de Paul Feyerabend. Marisol Facuse

of 14
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Categories
Published
El anarquismo epistemológico posee una doble dimensión: metodológico-epistemológica y ética-política. Consecuencia de lo primero es que no existen reglas definitivas ni leyes universales que orienten la práctica científica, y junto con ello la aceptación de la concurrencia de elementos no racionales y extra-científicos en la construcción del conocimiento científico. La segunda va en contra de los conceptos universales que devienen totalitarios y excluyentes, lo que traerá como consecuencia la apertura a nuevas perspectivas y explicaciones de mundo posibles.
  Facuse, M. 2003. Una epistemología pluralista. El anarquismo de la ciencia de Paul Feyerabend   Cinta moebio 17: 148-161 www.moebio.uchile.cl/17/facuse.htm 148 Una Epistemología Pluralista. El anarquismo de la ciencia de Paul Feyerabend Marisol Facuse (marisolfacuse@hotmail.com) Socióloga. Magíster en Filosofía, U. de Concepción (Chile) Abstract  The epistemological anarchism possesses a double dimension: methodological-epistemic and ethics-politics. Consequence of the first one is that neither definitive rules nor universal laws guide the scientific practice, together with it the acceptance of the concurrence of not rational elements and extra-scientific in the construction of the scientific knowledge. The second go against the universal concepts that become totalitarian and excluding, what will result in the opening to new perspectives and possible world explanations. Key words : Feyerabend, epistemological anarchism, ethics, politics Resumen  El anarquismo epistemológico posee una doble dimensión: metodológico-epistemológica y ética-política. Consecuencia de lo primero es que no existen reglas definitivas ni leyes universales que orienten la práctica científica, y junto con ello la aceptación de la concurrencia de elementos no racionales y extra-científicos en la construcción del conocimiento científico. La segunda va en contra de los conceptos universales que devienen totalitarios y excluyentes, lo que traerá como consecuencia la apertura a nuevas perspectivas y explicaciones de mundo posibles. Palabras clave : Feyerabend, anarquismo epistemológico, ética, política 1. Presentación (1)  El anarquismo de la ciencia propuesto por Paul Feyerabend posee implicancias en la concepción misma a partir de la cual definimos y comprendemos el conocimiento y sus procedimientos, instalándose sobre una compresión de la epistemología como reflexión crítica acerca de los efectos del saber científico en la vida social y humana. En este sentido, Feyerabend elabora una crítica a la epistemología contemporánea, la que, a su juicio no hace sino constituirse como un discurso en torno a la ciencia que no da cuenta del trabajo científico real. Para el autor, a diferencia de lo planteado por la epistemología tradicional, la actividad del científico tiene mucho de caótico e imprevisible, la que la vuelve un proceder que puede definirse como anarquista: la ciencia es una empresa esencialmente anarquista; el anarquismo teórico es más humanista y más adecuado para estimular el progreso que sus alternativas basadas en la ley y el orden (2) . El anarquismo aparece así, en lo expresado por el autor, como una medicina  para la epistemología y para la ciencia, en una búsqueda por acentuar las dimensiones creativas y heteróclitas en la producción de conocimientos científicos. La historia de la ciencia está poblada de acontecimientos impredecibles, que los filósofos de la ciencia han reducido a reglas uniformizantes. Sin embargo este intento por homogeneizar la ciencia no da cuenta del trabajo que el investigador científico realiza en el nivel local, quien actúa como un oportunista   metodológico  en el sentido de que está dispuesto a transitar diversos caminos posibles para alcanzar sus objetivos en cada situación particular.  Facuse, M. 2003. Una epistemología pluralista. El anarquismo de la ciencia de Paul Feyerabend   Cinta moebio 17: 148-161 www.moebio.uchile.cl/17/facuse.htm 149 El anarquismo de la ciencia, se constituye entonces, en primera instancia en una crítica a la historia de la ciencia, esto es, en un cuestionamiento al retrato discursivo construido por filósofos y metodólogos en torno a los procedimientos del quehacer científico. En lo señalado por Feyerabend, lo que ha ocurrido es una simplificación del trabajo científico, toda vez que la ciencia no conoce hechos desnudos sino que su trabajo constituye interpretaciones de estos hechos lo que los vuelve esencialmente teóricos. Por esta razón, nos dirá el autor, la historia de la ciencia es tan compleja, caótica y llena de errores como las ideas que contiene, sin embargo ha sido reconstruida como bajo la forma de un relato objetivo y accesible a un planteamiento constituido por reglas estrictas e incambiables (3). En segunda instancia, el anarquismo epistemológico se configura como una crítica a los procedimientos de reproducción del conocimiento científico y a su posición hegemónica en las sociedades contemporáneas. La ciencia, sostiene Feyerabend, posee una doble autoridad, por un lado autoridad teórica , y por otra autoridad social (4). Bajo esta perspectiva la educación científica se constituye como un dispositivo de reproducción de esta actitud reduccionista, procediendo a partir de la delimitación de un dominio de investigación en que se aísla una parcela de conocimiento a la que se le confiere una lógica propia. De ello se sigue que este dominio uniformice sus acciones y el proceso histórico sea presentado a partir de hechos estables que parecen mantenerse a pesar de las vicisitudes de la historia. Para hacer efectivo este procedimiento se dejan en la opacidad todas aquellas intuiciones que pudieran evidenciar las discontinuidades y los contextos socio-históricos, de tal manera que los hechos científicos  aparezcan como independientes de la opinión, creencia y los trasfondos culturales específicos. De ello surge una tradición particular, basada en la eventual existencia de reglas estrictas, la que ha alcanzado cierto éxito: la tradición científica. Sin embargo, para el autor es necesario pronunciarse acerca de cuán deseable  resulta que esta tradición se apoye en la exclusión de cualquier otra forma de conocimiento, negando la posibilidad de producción y legitimación a los conocimientos obtenidos a través de otros métodos. Esta perspectiva, que pone énfasis en la ciencia como una construcción efectuada en un contexto específico, se aproxima a los planteamientos de la contingencia, que encontrarán nuevos desarrollos en La ciencia en una sociedad libre  y en  Adiós a la razón. En esta concepción el autor enfatiza la necesidad de no perder de vista el hecho de que la ciencia es una creación de seres humanos concretos que viven en una época determinada, cuya producción, como ha señalado Lakatos, está cargada de valoraciones  y  juicios de valor básicos aceptados por la élite científica  (5). Es decir, que se trata de una construcción discursiva realizada a partir de una determinada tradición y por esta razón es posible transformar las condiciones en que circula en tanto discurso dominante: es bueno recordar constantemente el hecho de que es posible escapar de la ciencia tal como hoy la conocemos, y que podemos construir un mundo en donde no juegue ningún papel (6). Como hemos visto, esta transformación de las relaciones de poder que privilegian al racionalismo científico como discurso hegemónico traerá como consecuencia modificar sus efectos específicos en la vida cotidiana de los individuos, así como desnaturalizar un discurso cuyas representaciones han sido objetivadas en el sentido común. Ante esta constatación el autor propone una epistemología anarquista  (7), lo que significa hablar de lo que parece o no parece apropiado cuando se considera desde un punto de vista particular y restringido, de manera que visiones diferentes, temperamentos y actitudes diferentes darán lugar a juicios y métodos de acercamiento diferentes. Esta multiplicidad de perspectivas hará posible mejorar el conocimiento y al mismo tiempo entender la historia de una manera más plural. El propio autor ha buscado enmarcar su teoría anarquista en un  planteamiento  pluralista , por ello ha señalado que su búsqueda no ha sido encuadrarse dentro de una postura o de una doctrina que sea susceptible de ser convertida en una disciplina académica, sino que la más bien se ha orientado hacia un modo de vivir al margen de cualquier disciplina (8). Esto significa que el planteamiento de una teoría anarquista aparece más como un modo de abordar los problemas que como un corpus cerrado que prescribe normas específicas al trabajo del científico. Ello nos lleva a comprender la epistemología y el propio planteamiento anarquista, como una suerte de Caja de herramientas , siguiendo el planteamiento de Guattari, es decir como una  Facuse, M. 2003. Una epistemología pluralista. El anarquismo de la ciencia de Paul Feyerabend   Cinta moebio 17: 148-161 www.moebio.uchile.cl/17/facuse.htm 150 serie abierta para la construcción de un itinerario que el investigador puede ajustar a las especificidades sociales, afectivas, tecnológicas, ambientales de su contexto cultural específico. A partir de esta reconstrucción de la historia de la ciencia Feyerabend se manifiesta en contra de la argumentación en torno a las reglas del método sostenida por el racionalismo crítico, sosteniendo que históricamente en la investigación se infringen estas reglas y los principios que aparecen como obligatorios –en el nivel discursivo- terminan siendo transgredidos en la práctica científica real. Esta ruptura con los estatutos reglamentarios del proceder científico constituye una condición necesaria para el progreso del conocimiento, ya que el proceso de construcción del saber se enfrenta siempre a una realidad compleja que no puede circunscribirse a estándares predeterminados: Dada cualquier regla, por `fundamental` o `necesaria` sea para la ciencia, siempre existen circunstancias en las que resulta aconsejable no sólo ignorar dicha regla, sino adoptar su opuesta (9) , por ello, según el autor, hay circunstancias en que es necesario introducir hipótesis ad hoc , o hipótesis que contradicen resultados experimentales.   La introducción de hipótesis ad hoc, que en Popper aparece como una estrategia propia de las teorías no-científicas, es en el planteamiento de Feyerabend una posibilidad y a veces un recurso necesario al que acuden las teorías científicas para su permanencia en la agonística con otras teorías rivales. De este modo en la epistemología anarquista se haciendo cada vez más difuso el límite entre teorías propiamente científicas y no científicas, toda vez que los criterios externos al juego científico (idiosincrasia del investigador, prejuicios, intereses, relación con los centros de poder) comienzan a cobrar relevancia. Para ello Feyerabend reafirma su argumento histórico, señalando que no existe ninguna regla que, aunque fundada en la lógica y la filosofía, no haya sido jamás transgredida y que muchas de las invenciones han surgido precisamente del hecho de que los investigadores decidieron no respetar ciertas reglas que para su época parecían obvias. Al mismo tiempo se puede considerar que gran parte de las reglas que se consideran parte del método científico tienen un efecto empobrecedor y no producen resultados fecundos. Por esta razón la ciencia debe construirse sin confiar en un método científico concebido como seguro y estable. Ello no significa que la investigación no cuente con principios orientadores; existen criterios, pero derivan del propio proceso de investigación y no de concepciones abstractas de la racionalidad. Ello significa dejar de comprender la investigación científica como un corpus totalizante y asumirla en su dimensión fragmentaria. Es decir, siguiendo lo propuesto por Foucault, se trata de multiplicar las rupturas y redefinir las relaciones esta vez entendiéndolas como series (10): definir para cada una sus límites y formular sus propias leyes. Esta idea de multiplicación de los estratos en su especificidad significa en Feyerabend que cada investigación científica, o cada campo, tendrán sus propios criterios internos de validación y ellos estarán definidos por la especificidad de cada proceso y de cada investigador. Por esta razón no es posible hablar de una teoría de la ciencia , ya que en definitiva la ciencia es un proceso que se irá redefiniendo permanentemente en la práctica local: sólo existe un proceso de investigación, y hay todo tipo de reglas empíricas que nos ayudan en nuestro intento de avanzar, pero que tienen que ser siempre examinadas para asegurar que siguen siendo útiles (11) . La ciencia será, pues, en el planteamiento de Feyerabend, entendida como multiplicidad. 2. Dos dimensiones del pluralismo  El pluralismo surge así como consecuencia de una doble preocupación que se articula en la epistemología anarquista de Feyerabend. En primera instancia como una respuesta a la inquietud planteada dentro del ámbito propiamente  epistemológico , esto es, la manera en que se constituyen los conocimientos en el proceso de producción del conocimiento científico. En esta perspectiva la proliferación es una respuesta a la representación de la ciencia como un sistema único: la proliferación de teorías es beneficiosa para la ciencia, mientras que la uniformidad debilita su poder crítico. Además, la uniformidad, pone en peligro el libre desarrollo del individuo (12) . Feyerabend señala que el conocimiento científico se constituye a partir de la multiplicidad de métodos, de experiencias y con la concurrencia de factores culturales, históricos y subjetivos. Ello nos conduce a la segunda dimensión de la proliferación, que escapa del ámbito estrictamente epistemológico para situarse en el ámbito ético-político , donde la multiplicidad se expresa como pluralismo. Esta articulación entre epistemología y ética, cuya búsqueda constituye el tema principal del texto Tratado Contra el Método , constituye aquello que  Facuse, M. 2003. Una epistemología pluralista. El anarquismo de la ciencia de Paul Feyerabend   Cinta moebio 17: 148-161 www.moebio.uchile.cl/17/facuse.htm 151 puede resumirse como la reflexión crítica en torno a las relaciones saber/poder entre ciencia y sociedad. De esta manera podemos afirmar que el concepto de  proliferación  planteado por Feyerabend constituye una clave a través de la cual comprender la doble preocupación epistemológica y ético-política sostenida por el autor a lo largo de sus trabajos, ya que a través de él realiza un doble movimiento de crítica. De un lado, al modo particular en que se construye el conocimiento científico, esto es, a partir de la utilización de diversos caminos y de una multiplicidad de fuentes que van presentándose al científico; y del otro, a la propuesta de instalar una nueva relación entre la ciencia, en tanto tradición hegemónica, con los otros campos de saber. La proliferación aparece, entonces, como un eje que cruza de manera transversal la propuesta epistemológica de Feyerabend. De un lado se nos presenta como  proliferación del método , determinando la necesidad de la concurrencia entre teorías diversas: mientras mayor es la concurrencia entre teorías nuevas, menos posibilidades daremos al dogmatismo de prosperar y ampliaremos nuestras oportunidades de comprender el mundo. Y de otro, se nos aparece como  proliferación de los saberes  la necesidad de abrir las fronteras del conocimiento científico frente a otras tradiciones de saber. 1.1 Proliferación en el método  Muchas de las propiedades formales más importantes de las teorías se descubren por contraste, no por análisis. Por esta razón, un científico que busque maximizar el contenido empírico de los puntos de vista que sustenta tiene que introducir otros puntos de vista, ello significa para Feyerabend, adoptar una metodología pluralista  (13), esto es, comparar sus ideas con otras ideas en lugar de tener como referencia la experiencia  y debe incorporar en lugar de excluir los puntos de vista que hayan sucumbido a esta competición. El principio de proliferación dirá que se hace necesario inventar teorías que sean inconsistentes con el punto de vista hegemónico comúnmente aceptado. Este principio, en opinión del autor, confluye con una perspectiva más humanitaria y pluralista que permite usar al máximo la libertad creativa como un medio para descubrir y trasformar el mundo, toda vez que se concilia la parte (hombre individual) con el todo (el mundo), lo subjetivo y arbitrario con lo objetivo y legal (14). El razonamiento que procede de la proliferación no puede ser excluido por el racionalismo, ya que se deriva de la propia ideología monista; este argumento, nos dirá Feyerabend, puede resumirse en dos partes: una basada en la ciencia y otra en la relación entre ideologías científicas y no científicas. El argumento extraído de la ciencia señala que la proliferación se desprende de la exigencia de un alto contenido empírico para las teorías científicas. Feyerabend señala que si bien esta exigencia no es la única forma de organizar las creencias, los científicos que aceptan esta implicancia no pueden estar en contra de la proliferación. El autor dice asumir su argumentación a favor de la proliferación en tres puntos: a) La comparación entre teorías no puede efectuarse a partir de los términos de verdad y falsedad; b) Toda ideología posee sus propios métodos, los que no pueden ser sometidos a evaluación desde otras teorías y la creencia en la superioridad de los métodos provenientes de la ciencia es de carácter dogmático; y c) las concepciones y los métodos no científicos han llevado a asombrosos descubrimientos que con frecuencia son mejores que los resultados provenientes de la ciencia. Ello permite concluir que la incorporación de concepciones, métodos y formas de vida no científicas y no racionales traerá consecuencias positivas para el conocimiento y no se opondrá a la razón científica, toda vez que le permitirá aumentar el número de alternativas. La proliferación no significará que no se puedan sostener puntos de vista bien definidos o incluso dogmáticos, sino que se trata de comprender la investigación más como una contienda ente diversos puntos de vista que como el triunfo de un punto de vista por sobre los demás  (15). A través de la noción de proliferación y de la comprensión del conocimiento como multiplicidad de posibilidades en el hacer   y del discurso del método como una reconstrucción posterior al trabajo del científico, la ciencia queda situada en el lugar de un relato más, junto a las otras tradiciones, con características que la asemejan al mito y a la historia o, en palabras del autor, a un cuento de hadas. De esta constatación surgirá entonces la propuesta de una sociedad en que circulen todas las tradiciones de acuerdo a sus propias estructuras internas, de manera que los sujetos puedan acceder a aquella representación de mundo que le parezca más acertada y feliz.
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x