Naciones, Estados y ciclo revolucionario en el Caribe hispano,

of 14
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Published
Boletín del Archivo General de la Nación Año LXXIII, Vol. XXXVI, Núm. 131 Naciones, Estados y ciclo revolucionario en el Caribe hispano, Luis Álvarez López* Apolinar Matos González** Los territorios
Boletín del Archivo General de la Nación Año LXXIII, Vol. XXXVI, Núm. 131 Naciones, Estados y ciclo revolucionario en el Caribe hispano, Luis Álvarez López* Apolinar Matos González** Los territorios coloniales del Caribe hispano: Cuba, Puerto Rico y Santo Domingo empezaron a conformarse como naciones dentro del largo periodo colonial. El desarrollo de las características propias de lo criollo-nacional, fue el resultado de un proceso secular histórico de larga duración, el cual se evidenció con mayor contundencia después de las guerras napoleónicas y el surgimiento de los movimientos de independencias nacionales de los Estados latinoamericanos. 1 * Historiador y sociólogo con especialidad en Historia del Caribe hispano. Profesor del Boriqua College y del Departamento de Estudios Africanos, Puertorriqueños y Latinos en Hunter College, Universidad Municipal de la Ciudad de Nueva York, CUNY. ** Sociólogo e historiador. Profesor del Centro de Estudios Étnicos del Borough of Manhattan Community College y del Departamento de Estudios Africanos, Puertorrirqueños y Latinos en Hunter College, ambos de la Universidad municipal de la Ciudad de New York, CUNY. 1 Jorge Ibarra Cuesta, «El Despertar de la Conciencia Nacional en Cuba, Santo Domingo y Puerto Rico». Clío, año 73, núm. 167, enero-junio de 2004, p Roberto Cassá, Raymundo González, Dantes Ortiz y Genaro Rodríguez, Actualidad y perspectivas de la cuestión nacional en la República Dominicana, Santo Domingo, Alfa y Omega, Gervasio L. García. «Nación antillana: historia o ficción?» Op. Cit., núm. 16, 2005, pp Agradezco a Raymundo González el facilitarme una copia de Actualidad y perspectivas de la cuestión nacional en República Dominicana. 571 572 Luis Álvarez López y Apolinar Matos González Las guerras de independencia latinoamericanas ( ) y las revoluciones atlánticas que la precedieron, llevaron a España a adherirse estratégicamente a las colonias del Caribe hispano. Las revoluciones constituían el mayor cuestionamiento al orden colonial, junto a las ideas de la ilustración que enfatizaban la soberanía popular, la igualdad ante la ley, libertad religiosa, y los derechos civiles 2 En la nueva coyuntura post-independentista, España desarrolla una estrategia de preservación de sus dos colonias en el Caribe hispano, la siempre fiel isla de Cuba y la perla de las Antillas Puerto Rico. Ambas colonias habían reemplazado a Saint Domingue como principal productor de azúcar en el Caribe hispano, y en ambas colonias las plantaciones, las haciendas patriarcales y las estancias progresivamente fueron ocupando un lugar prominente como las unidades de producción básicas a finales del siglo xviii y principio del xix. 3 Para preservar sus colonias en el Caribe hispano, España desarrolla un proceso de reestructuración política orientado a la preservación de sus colonias en el Caribe hispano. Previo a los procesos de independencia latinoamericanos, estas colonias constituían, a juicio de Cordero Carrillo, «puntos intermedios entre las metrópolis y las ricas regiones de la America colonial, y puestos periféricos y de paso a las rutas principales de navegación y comercio, luego de la emancipación pasaron a ser centros neurálgicos que le otorgaban a España prestigio internacional» 4 2 Humberto Domínguez Chávez y Rafael Alfonso Carrillo Aguilar, América Latina y el Caribe: de las revoluciones de independencia a la construcción del Estado-Nación y el surgimiento de nuevos vínculos de dependencia. Portalacademico.cch.unam.mx. Jaime E. Rodriguez O., The Spanish and the Spanish American Revolutions. The Atlantic World in the Age of the Empire, edited by Thomas Benjamin, Timothy Hall and David Rutherford., p Luis Álvarez López, Dieciséis conclusiones fundamentales sobre la anexión y la guerra de la Restauración , Santo Domingo, Editora Argos, 2005, pp Para el caso de Cuba, Editors, Aviva Chomsky, Barry Car & Pamela Maria Smorkaloff, The Cuba Reader, History, Culture and Politics, Durham and London, Duke University Press, 2002, pp Para el caso de Puerto Rico, James L. Dietz, Economic History of Puerto Rico Institutional Change and Capitalist Development, Princeton, Princeton University Press, 2009, pp Francisco Febres-Cordero Carrillo, La Anexión y la Restauración dominicana desde las filas españolas. ( ), Ann Arbor, Michigan, (Tesis doctoral. VMI. Microform ProQuest LLC). Naciones, Estados y ciclo revolucionario en el Caribe hispano Dicho proceso de restructuración se basó en la promesa de Leyes Especiales, en la limitación de la participación política de los súbditos caribeños, en el incremento del poder despótico de los capitanes generales de Cuba y Puerto Rico y en la explotación fiscal sobre la población. En referencia a su política exterior, la España isabelina desarrolla una alianza coyuntural con Francia, Inglaterra y Portugal para enfrentar la política expansionista de Estados Unidos y de los Estados Confederados, así como las posibles amenazas que pudieran surgir de los aliados: Francia e Inglaterra. Esta política exterior, llevó al desarrollo de intervenciones militares que culminaron en la anexión de Santo Domingo a España, como medida preventiva ante el interés de los Estados Unidos por la República Dominicana. Estas intervenciones militares para preservar el prestigio español, eran parte de los imperios decimonónicos del norte del Atlántico, los cuales pretendían mantener la supremacía europea en America Latina y el Caribe. Nos referimos a la colaboración española en la intervención en México ( ), a la anexión de Santo Domingo ( ) y a la Guerra del Pacifico contra Perú y Chile ( ). España pretendía no solamente mantener el equilibrio antillano preservando el status quo colonial en el Caribe hispano, sino también expandir su dominio sobre la República Dominicana para lograr su sueño de un imperio antillano y simultáneamente preservar sus colonias de Cuba y Puerto Rico frente a las pretensiones expansionistas de los Estados Unidos. 5 La anexión de Santo Domingo a España, el 18 de marzo de 1861, se inscribe dentro de estos procesos internacionales. Desde el punto de vista de las relaciones de España con sus colonias, existía una visión diferenciada, en la cual, España al igual que 5 L. Álvarez López, The Dominican Republic and the beginning of a revolutionary cycle in the Spanish Caribbean , Lanham, Boulder, New York, Toronto, Plymouth, UK, University Press of America, pp Citado en lo adelante como Dominican Republic, Luis Martínez-Fernández, Turn between Empires. Economy, Society, and Patterns of political thought in the Hispanic Caribbean, , Athens & London, University of Georgia Press, 1994, pp Discute el interés de los Estados Confederados por Cuba y otros territorios del Caribe. F. Febres-Cordero Carrillo, La Anexión y la Restauración, p. 16. 574 Luis Álvarez López y Apolinar Matos González los gobernadores coloniales percibían de manera diversa y hasta contradictoria la situación que enfrentaban y los remedios para afrontar la situación. La España romántica isabelina se veía inmersa en una coyuntura política preñada de enemigos hostiles que aspiraban a un asalto de las posesiones coloniales españolas y a su organización social esclavista y excluyente. Sin embargo, las contradicciones se iniciaban en la propia visión diferenciada que tenían desde los márgenes del poder, los capitanes generales que percibían en forma dramática los peligros que se cernían sobre las posesiones españolas. Al decir de Febres-Cordero Carrillo, se trataba de una dialéctica gubernativa en la cual España aspiraba a jugar un rol protagónico frente a las nuevas naciones latinoamericanas. La similitud expresada en un idioma común y en culturas similares llevó a la metrópoli a concebirse como una madre tierna y solícita que podía contribuir a disminuir la inestabilidad política Latinoamericana y contribuir al logro de su madurez política. Por su parte, desde la periferia del poder, se expresaba una mentalidad de sitiados por parte de las innumerables fuerzas que amenazaban las colonias españolas. La visión desde el Caribe consideraba varios puntos: 1. Debilidad internacional del régimen colonial. 2. Necesidad de reforzar la frontera española en el Caribe. 3. La necesidad de adquirir la bahía de Samaná como punto de apoyo naval. 4. Las sociedades secretas de negros y mulatos que buscaban la Independencia de Cuba y Puerto Rico, con una supuesta guerra de razas. 5. La desorganización y debilidad institucional del aparato Institucional de la política exterior española y la poca visión diplomática de sus autoridades. 6 La estrategia política de España en esta difícil coyuntura se plasmó en una geopolítica ofensiva de expansión imperial para enfrentar 6 F. Febres-Cordero Carrillo, La Anexión y la Restauración. Naciones, Estados y ciclo revolucionario en el Caribe hispano los peligros que se derivaban de la expansión territorial de Estados Unidos y su creciente interés en el Caribe hispano. En igual sentido, de los peligros que provenían de los estados independientes de Haití y la República Dominicana. El ejemplo de éstos, constituía a juicio de las autoridades españolas un peligro para las colonias de Cuba y Puerto Rico, pues ambos estados habían erradicado la esclavitud en sus territorios y la supremacía racial caucásica empezaba a ser cuestionada en la República Dominicana. En el caso de Haití los imperios europeos decimonónicos esgrimían la idea de que este país aspiraba a la creación de un imperio negro en el Caribe y a la promoción de una guerra de raza para abolir la esclavitud y exterminar la población blanca. La dinámica interna de las relaciones bi-estatales de República Dominicana y Haití se tornó en extremo conflictiva cuando este último país trató de aplicar la tesis de la unidad e indivisibilidad de la isla, rechazando el reconocimiento del nuevo estado en la zona del este de la isla. Esta política beligerante llenó de preocupación a España no solo por el asunto de la esclavitud, sino también porque temían que Haití pudiera convertirse en un instrumento en manos de Estados Unidos para atacar sus colonias de Cuba y Puerto Rico. El otro asunto era el problema étnico-racial, el enfrenamiento Haití- República Dominicana fue interpretado por España como una confrontación de la raza negra contra la raza blanca, entendiendo que la República Dominicana era un país de blancos y por tanto un aliado de las colonias del Caribe hispano. A pesar del rechazo inicial de España a involucrarse en los asuntos Dominicanos, ésta se convenció que ante el creciente interés de los Estados Unidos por la bahía de Samaná y la aceptación de la anexión por Napoleón III e Inglaterra, las potencias aliadas, que la mejor opción dentro de la óptica romántica Isabelina era la anexión de la República Dominicana a España. La realización de la Anexión contó con el apoyo entusiasta de la clase dominante local, la cual, al igual que en Cuba y Puerto Rico, aspiraba a anexarse a los Estados Unidos. La independencia política era el objetivo de sectores minoritarios de clase media y no de la clase dominante criolla más interesada en 576 Luis Álvarez López y Apolinar Matos González el mercado norteamericano que en la patria. En el caso dominicano las ideas anexionistas tienen una larga historia, la clase dominante local nunca aspiró a la creación de un Estado nacional verdaderamente independiente. Los intentos de Haití de extender su soberanía hasta la parte del este fueron una excusa usada por este grupo para promover sus ideas de incorporación a un imperio caucásico. La anexión de la República Dominicana a España fue un total fracaso. La aplicación de las políticas administrativas coloniales de Cuba y Puerto Rico lesionó sensiblemente los intereses de todos los sectores sociales, los cuales se vieron sometidos a un sistema de opresión fiscal y cultural que culminó en insurrecciones y en la Guerra de la Restauración. 7 La Guerra de la Restauración dio apertura a un ciclo revolucionario en el Caribe hispano el cual se extendió hasta finales del siglo xix. Este ciclo tuvo características generales y particulares acordes con las realidades específicas de cada una de las formaciones económicas y sociales, con sus niveles desiguales de crecimiento económico y de organización política y social. Cuba y Puerto Rico constituían colonias del Estado español en las cuales existían economías de plantación, la esclavitud, la censura de prensa y el trabajo forzado, entre otras restricciones sociales y políticas. En el caso de la República Dominicana, su reincorporación al dominio español se realizó después de diecisiete años de vida independiente, sin la existencia de la esclavitud y con una experiencia incipiente como nación independiente. El análisis comparado de Cuba, Puerto Rico y la República Dominicana mostrara niveles desiguales de crecimiento económico y características también desiguales en referencia a su estructuración 7 La bibliografía sobre la Anexión y las causas de la guerra de la Restauración es vasta, véase de Emilio Cordero Michel, «Características de la Guerra Restauradora ». Y de Francisco Antonio Avelino García, «Reflexiones sobre la guerra de la Restauración». Ambos artículos fueron publicados en la revista Clío, órgano de la Academia Dominicana de la Historia, año LXX, núm. 164, junio-diciembre de 2002, pp , y L. Álvarez López, Dominación colonial y guerra popular (La anexión y la restauración en la historia dominicana), Santo Domingo, Editora de Universidad Autónoma de Santo Domingo, 1986. Naciones, Estados y ciclo revolucionario en el Caribe hispano social. La antigua Española, como hemos señalado previamente, era la mas atrasada económicamente de las antillas hispanoparlantes, pues su economía era de subsistencia, la pequeña producción mercantil del tabaco en la región del Cibao, los cortes y exportaciones de madera, junto a la ganadería constituían sus actividades económicas primordiales. Las plantaciones y la explotación intensiva del trabajo esclavo y libre eran ajena a la situación dominicana. La primera fase de este ciclo se inició con la Guerra Restauradora de en la República Dominicana, continuó con el Grito de Lares en Puerto Rico en 1868 y prosiguió con la Guerra de los Diez años en Cuba en Esta constituye la primera fase de la lucha por la independencia de Cuba; la segunda fue la Guerra de Independencia de , la cual originó la denominada Guerra hispano-cubano-norteamericana, concluyendo la última fase de este ciclo revolucionario. 8 Este ciclo revolucionario se inicia con la Guerra Restauradora en la República Dominicana, sienta las bases para una acentuación de las luchas anti-coloniales y anti-esclavistas en las cuales sectores sociales emergentes cuestionaron el orden colonial en Cuba y Puerto Rico, fortaleciendo los proceso de afirmación de la identidad nacional y la construcción de los Estados Nacionales. Sin embargo, la construcción de lo nacional en un medio caracterizado por la colonialidad del poder y del hacer no era una tarea fácil de emprender en una región tradicionalmente marginal del imperio, que repentinamente se convirtió en un área crucial de expansión imperial en el periodo post-independentista. 9 «La maldición del ser criollo y la condición de tener sangre mezclada» impactó notablemente la lucha por la construcción de la nación en cada una de las islas del Caribe hispano. En cada proceso de lucha, el enemigo principal fue el peninsular español, prejuiciado, racista y excluyente en la República Dominicana; comerciante refaccionista, 8 L. Álvarez López, Dominican Republic, pp Aníbal Quijano, Colonialidad del poder, eurocentrismo y América Latina, Centro de Investigaciones Sociales, CIES, 2000, pp Luis Martínez-Andrade, «La reconfiguración de la colonialidad del poder y la construcción del Estado-Nación en América Latina», en Amerique Latine Histoire e Memoire, hhttp://alim.revues.org/index2878.html, p. 4. 578 Luis Álvarez López y Apolinar Matos González monopolizador del crédito en la producción cafetalera en Puerto Rico y los dueños de plantaciones y de esclavos en la costas occidentales de Cuba. El desarrollo desigual de las economías del Caribe condiciona las características de las categorías etno-sociales de las islas. En donde existían economías de plantación la población negra era mucho mayor que la población blanca, como es el caso de Cuba y Puerto Rico, pero la población libre de color superaba a ambos grupos. En la República Dominicana, la población mezclada era mayoritaria y la proporción de negros era minoritaria en relación con el resto de la población. El papel relevante de la República Dominicana se acentuaba por su condición de ser un país independiente en el Caribe hispano y a la vez, compartir su territorio con Haití, el cual había derrotado a los imperios coloniales europeos, liberado los esclavos y aspiraba a crear un «imperio negro» en el Caribe, acorde con las explicaciones proveniente de Inglaterra y España. Estas condiciones determinan el papel protagónico de la antigua española en los esfuerzos por la independencia de Cuba y Puerto Rico, luchas que contribuyeron a la afirmación de las identidades nacionales y a la creación de sus respectivos Estados. 10 Bibliografía Fuentes primarias publicadas Rodríguez Demorizi, Emilio. Acerca de Francisco del Rosario Sánchez. Santo Domingo, Editora Taller, Actos y doctrinas del Gobierno de la Restauración. Santo Domingo, Editora del Caribe, Antecedentes de la Anexión a España. Ciudad Trujillo, Editora Montalvo, Diario de la guerra domínico-española de Santo Domingo, Editora del Caribe, Hojas de servicio del Ejército dominicano, Santo Domingo, Editora del Caribe, Christian Hauch, Dominican Republic and the Foreign Relations, , PhD. Dissertation, Chicago University, Illinois, 1942, pp Naciones, Estados y ciclo revolucionario en el Caribe hispano Próceres de la Restauración. Santo Domingo, Editora del Caribe, Relaciones Domínico-españolas Ciudad Trujillo, Editora Montalvo, Samaná, pasado y porvenir. Santo Domingo, Editora Montalvo, Fuentes secundarias Álvarez López, Luis. Dieciséis conclusiones fundamentales sobre la Anexión y la Guerra de la Restauración Santo Domingo, Editora Argos, Dominación colonial y guerra popular (La Anexión y la Restauración en la historia dominicana). Santo Domingo, Editora de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, Historia de la Anexión de Santo Domingo a España. M. A. Thesis. Río Piedras, Universidad de Puerto Rico, «Intentos de producir algodón en 1862 durante la Anexión a España». Clío, órgano de la Academia Dominicana de la Historia, año 167, núm. 173, enero-junio de 2004, pp «Santo Domingo y Puerto Rico: Entre la Independencia y el Colonialismo Español.» Revista Dominicana de Antropología (Enero- Diciembre, 2005): Secuestro de bienes de rebeldes: Estado y sociedad en la última dominación española , segunda edición. Santo Domingo, Editora Argos, The Dominican Republic and the Beginning of a revolutionary cycle in the Spanish Caribbean, University Press of America, Lanham, Boulder, New York, Toronto, Plymouth, UK, Archambault, Pedro. Historia de la Restauración. Santo Domingo, Báez Evertsz, Franc. Formación del sistema agro-exportador en el Caribe. República Dominicana y Cuba: Santo Domingo, Editora Universitaria, UASD, Becker, Jerónimo. «La Cuestión de Santo Domingo». Eme-Eme, año 14, núm. 3, septiembre-octubre de 1974, pp Santiago, Universidad Revista Católica Madre y Maestra. Bergard, Laird W. «Agrarian History of Puerto Rico, » Latin American Research Review, núm. 3, 1978, pp «Dos alas del mismo pájaro? Notas sobre la historia económica comparativa de Cuba y Puerto Rico», Historia y Sociedad, núm. 1, 1988, pp 580 Luis Álvarez López y Apolinar Matos González Bergard, Laird W. «The Economy Viability of Sugar Production Based on Slaved Labor in Cuba, ». Latin American Research Review, núm. 1, 1989, pp Bonafoux, Luis. Betances. San Juan, Instituto de Cultura Puertorriqueña, Bosch, Juan. La guerra de la Restauración. S
Similar documents
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x